16 de mayo de 2018

MUERTOS Y MENTIRAS

Se nombra al muerto
como mínimo una vez al año.
Se le recuerda.
Se miran fotos.
Se olvida lo malo.
Las ganas que algún día
teníamos de que se muriera.
Lo sinvergüenza que a veces era.
Sus falsedades.
Sus mentiras.
Sus hipocresías.
Se olvidan todos sus defectos.
Y se le llora un rato.
Hasta que en la televisión
da comienzo nuestra serie preferida
y el muerto vuelve a la nada que lo cobija.

1 comentario:

  1. Terremoto Crazy dice que para dejar el blog como nuevo no han de haber comentarios.
    Y me ha pedido más cocacola para seguir gestionándome el blog.
    No sé qué pretenderá ahora...
    Voy al super a comprar más cocacola.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.