26 de junio de 2018

OJOS TRISTES

Hay días
que nacen rotos
y las lágrimas
te persiguen sin descanso.
Y corres,
y corres,
y corres
con el propósito
de que no logren atraparte.
Pero ellas siempre encuentran
un inesperado atajo de emociones
para brotar imparables en tus ojos tristes.

35 comentarios:

  1. Pues llora tranquilo
    necesario
    e inevitable

    ResponderEliminar
  2. es verdad , hay días así y también noches

    ánimos Toro
    besos

    ResponderEliminar
  3. Ojos tristes y gente que ya no les queda ni lágrimas que derramar.

    Abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  4. Es tan lindo
    Hermosas letras
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. No podemos huir de nosotros mismos, los sentimientos nos pertenecen al tiempo que nos poseen. Llorar libera, da rienda suelta a las tensiones; se puede sobrellevar si sabemos que también se presentan las lágrimas en los momentos de mayor alegría.

    Te abrazo Toro y espero que ya estés mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Llorar es necesario a veces, riega el alma. Otro día reirás.

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  7. Ese llanto de la humanidad entera, en ojos tristes que pueden brotar por por una esquina de cualquier sueño

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ojos tristes, morada de lágrimas no derramadas que esperan agazapadas brotar desconsoladas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ay chiqui me partes el corazón cuando te leo así...aunque pienso que es infinitamente mejor poder llorar con lo que duele el alma, que estar completamente congelado por dentro.
    Un achuchón fuerte fuerte

    ResponderEliminar
  10. Esos días las lágrimas siempre ganan...

    Un beso emocionado.

    ResponderEliminar
  11. Llorar es bueno porque nos alivia el hígado y ensancha en corazón al dejar de estar oprimido. Pero cuando se convierte en algo habitual porque se está triste, ya si hay que buscar a un profesional para que nos saque de la depresión. Deseo que tus lagrimas te dejen descansar y te hagan sentir más liviano. Las emociones es bueno sacarlas porque si no nos pueden asfixiar.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  12. Bueno, llorar no está tan mal, es peor que las lágrimas se queden dentro y no salgan...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Es cierto, amigo Toro... esos días que no hay manera de controlar nada, ni siquiera la tristeza.

    Mil besitos de buenas noches, poeta.

    ResponderEliminar
  14. Dias tristes, sin duda...
    Besos Toritolindo.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapo!!!
    Ganamos el partido No sabes como sufrí al final... Ahora estás contento ¿no es cierto?
    Gracias por tus bellas palabras en mi blog
    besos

    ResponderEliminar
  16. A veces la única forma de que se quiten las ganas de llorar es llorando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Un beso, Toro.
    Seguro que te aliviará.

    ResponderEliminar
  18. Hay mucha belleza en tus lágrimas...

    Precioso, espero que las próximas sean de felicidad...

    Muchos besos, Toro.

    ResponderEliminar
  19. Lo has expresado a la perfección.
    Y cuando las lágrimas se empeñan en perseguirnos es mejor no resistirse. Van a ganar ellas igualmente, queramos o no.

    ResponderEliminar
  20. Lágrimas de felicidad, ojalá...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. dicen que lagrimear es muy bueno para los ojos,
    y es una caricia salada que rejuvenece,
    siempre controlando las lágrimas, no queriendo
    llegar a tener veinte años menos

    ResponderEliminar

  22. Mis lágrimas se hacen eco y acompañan a las tuyas...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...

    XL

    ResponderEliminar
  23. Llorar limpia el alma...

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  24. Que hermoso poema Toro......lo siento así tal como lo leo....saludos amigo.

    ResponderEliminar
  25. Tus letras también saben de atajos para alcanzar la belleza sin rodeos innecesarios...

    ResponderEliminar
  26. Te (pre)siento en estos últimos post, de capa caída… La vida es una noria; te entiendo… Unas veces arriba, otras abajo, y otras… ni te encuentras… Pero, siempre hay instantes en los que casi alcanzas el cielo… y, si no… te los inventas!!

    Un abrazo de ánimo y cariño, mi querido poeta.

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Hay días que nacen rotos, sí. Y hay que llorar.

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  29. Es batalla perdida.
    Días así, mejor respirarlos.

    Bss.

    ResponderEliminar
  30. A veces el atajo es el sueño.Y te despiertas llorando...Besos***

    ResponderEliminar
  31. No hay mayores ojos tristes
    de los que esclavos
    que no lo sabían y se liberaron
    otrora recogidos, ahora sueñan con la libertad
    encerrados

    No hay mayor libertad
    que la de vivir solo
    pero acompañado

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.