8 de octubre de 2009

AQUÍ NO VUELVE NADIE

Aquí no vuelve nadie
ni siquiera han de volver
las oscuras golondrinas
aquí no hay balcones
para colgar sus nidos
ni nada que les interese
aquí sólo hay ventanas
de blanco aluminio
y frágiles cristales
retándome con crueldad.

146 comentarios:

  1. Son feas la ventanas de aluminio.

    Prefiero la calidez del ladrillo.

    Nadie viene, es verdad.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues yo he vuelto...claro que bien cierto es que no soy una golondrina...
    Me gusta esa contradicción:
    "aquí sólo hay ventanas de blanco aluminio y frágiles cristales retándome con crueldad".

    A veces, las cosas mas fragiles son las que mayor fuerza tienen.

    ResponderEliminar
  3. Dime dónde estás Y VUELVO.

    ResponderEliminar
  4. Por qué en vez de volver,... no hacemos mejor,...y entre lo que juntamos,...vamos...



    ...Vamos.





    (...Y aquí me pierdo de fuerzas...)







    B.De B.N.C.X.

    ResponderEliminar
  5. Quizá ni para hacer nido las golondrinas. Ingeniosos versos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No soy una golondrina (que pena!!!)
    y vuelvo.
    Fealdad es lo que se ve por eso las golondrinas han emigrado y no solo ellas, creo que no hay ni pájaros excepto palomas. Quedamos los que no tenemos más remedio que quedarnos.
    anamorgana

    ResponderEliminar
  7. Las golondrinas siempre vuelven, tesoro. El problema es que se desnortan entre el cemento y el aluminio. Espéralas en el parque.
    Besos y sonrisas

    ResponderEliminar
  8. CORAZONES MARCHITOS...por no poder ni comunicarse. Eso es lo que les falta. Y abrazarse, besarse...
    Si se hablara claro, quizás otro gallo cantaría. A falta de golondrinas...
    Vamos...vamos...(yo me canso también)
    Un beso desde mi ventana de aluminio

    ResponderEliminar
  9. jAJAJA, qué casualidad!!!!. Acabo de decirle a mi hijo casi lo mismo sobre las ventanas de nuestra ciudad. Son taaan aburridas! :)
    Besosss.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡ Ni se te ocurra !!!

    No te fíes de las apariencias, que si no vuelven... igual es porque no les dejan.

    Vete al salón y aléjate de esa ventana, please.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. ...he visto hoy una imagen con pajaritos alrededor de un árbol que me ha encantado :) me la ha recordado tu poema :) yo tampoco soy golondrina, ni oscura, pero voy y vuelvo constantemente (a veces, por autopista, otras, por carreteras secundarias:)
    hace poco me enteré de que el cristal no es del todo sólido, y me pareció tan curioso, resulta que es líquido (a veces veo los documentales de la 2:)
    un cristal blandito ya no puede ser cruel :D
    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Y no hay pasteles de nata?
    Ni libros que te lleven a disfrutar de tu cama?
    Ni amigos tiernos, ni donuts por la mañana?
    Yo creo que sí.
    Un beso Toro
    Luisa

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el número 13.

    Un cordial saludo desde nuestra desconocida página.

    ResponderEliminar
  14. Acaso no hay un refran que dice todo vuelve???
    Pero si quieres que no vuelva...
    Quizas mejor pasar cuando las cosas podamos verlas con colores brillantes... siempre es mejor... (las cosas se ven diferentes Toro)
    o si no anda y ve a soñar...
    Besos cielo, espero que si, sientas que valen muchas cosas!!!

    ResponderEliminar
  15. volver para marcharse? si no, para qué?

    ResponderEliminar
  16. porque se acabaron los Beckeres en esta época de tanta frivolidad.

    pero tranquilo, aún hay alguien asomado en algún balcón.

    mira hacia arriba.

    mua

    ResponderEliminar
  17. Al final sólo nos quedará pintar las golondrinas en las ventanas... al menos, no serán tan frias y, quizás, vuelvan las oscuras golondrinas!!

    Genial el poema, como siempre!

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué bonito Toro! Te comento porque soy la número 17, creo. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  19. Ahhh que lindo, la verdad que no pudo llegarme más es exactamente lo que siento en estos momentos :(

    Besos torito¡¡

    ResponderEliminar
  20. NO QUIERO LLEGAR A SER UN CORAZÓN MARCHITO. NADA DE LO QUE DICE TU POEMA. PERO NO SÉ CUÁNDO...

    QUIERO ESTAR CONTIGO. ¡YA!

    ResponderEliminar
  21. Yo espero volver ser feliz...
    Precioso! querido toro.
    besosss.

    ResponderEliminar
  22. Si lo crees firmemente así será para ti torito.
    La realidad se crea.
    Un besote

    ResponderEliminar
  23. Bécquer pensaba lo mismo que dice tu poema Toro, sólo que le gustaba adornar un poco más los versos.

    BESOS
    como los que te mando yo, TORITO,
    desengáñate:
    ¡así, no recibirás!

    ;)

    ResponderEliminar
  24. Lo que importa está en el interior. De esas frias ventanas de aluminio hacia dentro.

    ResponderEliminar


  25. Si quieren volver, volverán.

    Desear es poder, aunque cueste ...... encontrar el hueco donde asentarse...... si el nido ya no está.

    Besos otoñales,

    ..... no x ello melancolicos

    como los Becquer



    ResponderEliminar
  26. Las grandes ciudades cada vez se hacen menos habitables, Toro, parece que nos alejamos a velocidad de todo contacto con la naturaleza.

    Mil besos.

    P.D/ Me niego a considerar que los corazones se marchiten, debemos de estar siempre en estado de alerta, siempre preparados para crear ilusiones. Aquellas de las que le hablabas a Ana Morgana.

    ResponderEliminar
  27. vaya que claro mensaje
    mas,me atrevo a decir
    que en esos recovecos que quedan al menos un bichito puede alojarse, así que tan solito uno nunca está:=)P

    besitos de compañía

    ResponderEliminar
  28. "...pero aquéllas que el vuelo refrenaban
    tu hermosura y mi dicha al contemplar,
    aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
    ésas... ¡no volverán!......."

    Ya ves, esas golondrinas, que son las que realmente importaban,....ESAS NO REGRESARON JAMÁS NI A AQUELLOS ROMÁNTICOS BALCONES.
    No te preocupes, Toro, LA BELLEZA ESTÁ EN EL CORAZÓN...no la busques por los balcones de aluminio....la belleza es algo más sutil., más etéreo.
    .

    ResponderEliminar
  29. Un reto que hay que ignorar cuanto antes...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Quizá vuelva algo mejor que las oscuras golondrinas.
    Quizá si las ventanas fueran de madera...
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Esperar es inútil, Toro.

    Si te encuentras solo, mejor sales de caza...

    Pero el corazón es importante. Al corazón no hay que ignorarlo, NUNCA.

    Donde está tu corazón... ahí empiezas a cazar. Y si no sabes cómo, es el momento de aprender.

    Un beso.

    LUCÍA

    ResponderEliminar
  32. Mejor, crear cada cual su propio nido de golondrinas, tan hermosas que no se quieran marchar, hasta que ya no sea necesario seguir aquí y volemos hacia otro lugar más hermoso.

    Un abrazo Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  33. que buen poema.
    Tiene ritmo y rima magistral.

    genial.

    saludos.

    ResponderEliminar
  34. Las echamos de nuestro lado, nos estorban y formamos una barrera de hierros oxidados de amor y luego, lloramos.
    Yo vuelvo, cómo no voy a volver con el arte que tienes para componer maravillas y después del comentario que me has dejado; hijo mío, tu más fiel seguidora.
    Besos, un montón Toro querido.

    ResponderEliminar
  35. ¿Has probado con dejar miguitas de esperanza en el alféizar de la ventana?


    un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Yo soy una golondrina, pero es que no sé dónde está tu ventana...

    ResponderEliminar
  37. Siempre hay quien regresa, incluso cuando no lo esperamos. Quizá sea eso lo que hay que hacer, no esperar.

    Besos...

    ResponderEliminar
  38. Pero entrará el sol a raudales vistiendo todo de un brillo especial, seguro que sí. Tesón.

    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  39. Mira al cielo Toro, hay luna y hay estrellas, ellas compartieron el sentir de Bécquer y también el nuestro

    petonets

    ResponderEliminar
  40. Desaparecerá si tu quieres...cuidado con lo que desas,puede convertirse en realidad.
    Besos y ánimo.
    MJ

    ResponderEliminar
  41. Siempre vuelven...las mismas no...ya lo dijo el poeta...pero si eran oscuras, mejor que no vuelvan...las que te lleguen que sean blancas, diáfanas, dulces y eternas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  42. Algo habrá que hacer para evitar este éxodo y brindar al que quiera volver a sus raíces la posibilidad de encontrar un lugar y encontrarse a sí mismo.

    ResponderEliminar
  43. Más vale golondrina entre mis garras que cien volando.


    Abrazo torito.

    ResponderEliminar
  44. Quizás te estén retando a salir de ahí de una buena vez.

    Besos Torito

    Estercita
    PD: Te guardamos unos caipis y torta de frutillas

    ResponderEliminar
  45. He sido yo la de las golondrinas, te las guardo hasta la primavera. De los barrotes que se encargue Justiniano, él sabrá cómo convertirlos en notas musicales y palmas. Por bulerías, mil besos.

    ResponderEliminar
  46. Guau Duroc! . Lo que dura dura. Ese es el slogan de una propaganda de anticonceptivos, me parece.

    Pero es verdad. quien estuviera en tus garras Toro.
    Te voy a dedicar una canción:
    DÓNDE ESTÁS CORAZÓN
    NO OIGO TU PALPITAR
    ES TAN GRANDE EL DOLOR
    QUE NO PUEDO LLORAR.
    YO QUISIERA LLORAR
    Y NO TENGO MAS LLANTO...
    No sigo porque el resto no me gusta y es triste. Y no quiero que se cumpla.

    ResponderEliminar
  47. En todos los corazones, hay un lugar para posar algo.
    En tu lugar y en tu corazón, seguro hay cientos.

    Hermoso, como siempre.

    Petonets retornats!

    ResponderEliminar
  48. Si no vuelven, ¿crees que sea porque encuentran otro nido?

    ResponderEliminar
  49. Que extraña y bella manera de darle la vuelta a un poema... me gusto...

    Besotes

    ResponderEliminar
  50. Letras azotadas por el siglo XXI, con la ternura, la perplejidad y también con el desencanto propios de nuestro tiempo.

    Mi Beso, Salvaje!

    ResponderEliminar
  51. Volverán... ya lo verás...!

    No por las ventanas ni por los fríos cristales.
    No por que les pille de paso para ir a otro sitio...
    volverán porque, tras esos retos desprovistos de calidez... estás tú.

    Para recibirlos! con tus poemas!


    Saludos, Toro Salvaje!

    ResponderEliminar
  52. Yo tenía entendido que el aluminio siempre iba con doble cristal..., lo digo por si acaso vuelve alguna golondrina despistada y se estampa.
    Hay cosas, que mejor que no vuelvan....las buenas están por llegar.
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  53. Dime donde estás encerrado que te cuelgo un nido.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. vuela con tu alma de niño a otro lugar mejor

    Besos

    ResponderEliminar
  55. En esto lo hemos convertido, cemento, aluminio y cristal sin dejar espacio para nidos, ni sueños, ni realidad alguna que no supere la peor de las ficciones.

    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  56. Vuelvo siempre aunque no sea golondrina, porque tu voz me llama y tu fuerza es tal que puede con cristales y más...

    Excelente entrada, Toro... mil mensajes en pocas líneas... Besotes

    ResponderEliminar
  57. Después de las vacaciones, vuelve el colegio, el instituto, la universidad, incluso las Navidades, están ahí al lado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Y ¿quién quiere volver a una ciudad rancia y sin brillo? yo tampoco volvería.Mara un beso

    ResponderEliminar
  59. Que terrible cuando la modernidad agota hasta la misma naturaleza, ya ni siquiera pueden volver las golondrinas a hacer su nido, porque el metal y el vidrio ya no les dejo su espacio natural.
    Saludos

    ResponderEliminar
  60. Coincido totalmente con Sil... Becquer tampoco las abrá querido en su sitio... me encantó amigo, un abrazo!

    ResponderEliminar
  61. A veces es mejor que no vuelvan y empezar con algo nuevo...

    Un beso To!

    ResponderEliminar
  62. Hola Toro yo si he vuelto,espero venir mas amenudo ultimamente estaba un poco de capa caida,quizas sea el tiempo,quizas la monotonia ,quizas el silencio.
    Pero seguire volviendo.
    Un beso amigo mio.

    ResponderEliminar
  63. Que importan las golondrinas, si tenemos gaviotas.

    ResponderEliminar
  64. Nada más cierto que lo que acabas de decir.. nadie viene.. nadie vuelve... triste realidad..

    ResponderEliminar
  65. Volver cuando no te has ido,
    es complicado.
    Esperar,doloroso.

    besos marc...hitos ;)

    ResponderEliminar
  66. Tambien estas tu y tu alma de ninyo no?

    La segunda sabra que hacer.

    Bellisimas letras Xavi, describes la desesperanza como nadie. y mira que a mi se me da bien.

    Un beso muy fuerte.

    Pd. Tengo una idea. Pinta las ventanas de colores vivos!

    ResponderEliminar
  67. Hay que agregar golondrinas y también muchas flores al balcón. Hay que agregar colores a la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  68. mmmmmmm un cambio de casa con nuevas ventanas quizás es mejor a esperar que vuelva lo que quizás demore demasiado en volver.....será necesario??.vale la pena...mmmm...
    Mariella

    ResponderEliminar
  69. Las ventanas de aluminio son de gente pobre, o mejor dicho, empobrecida por los extorsionadores del ladrillo y el capital y las golondrinas no les hacen ascos, aquí está lleno.
    Salud

    ResponderEliminar
  70. Pero si tú estás detrás de esas ventanas, claro que volverán, poeta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  71. Con la frialdad del aluminio o sin el, has logrado una bella poesía.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  72. Pero ahí...no puedes sentír mi amistad y amor?
    Besos para ti mi tan querido amigo.
    mar

    ResponderEliminar
  73. "Aqui no vuelve nadie"
    Me ha gustado.
    Pero no le doy la vuelta.



    Besos.

    ResponderEliminar
  74. Aquí se quedó la soledad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Lo volveré a leer porque no se me ocurre qué decirte. Éste me salió complicado de entender.

    Un beso Tori.

    ResponderEliminar
  76. Pero no se queje, por lo menos tiene ventanas! No es un detalle menor, abra sus ventanas y deje que entre aire fresco, algo va a venir, si ud. quiere verlo!

    Besos Toro, y gracias por estar de alguna manera en mi cumple.

    MAGAH

    ResponderEliminar
  77. Cleo, la niña de Camilo, anda siempre con unas florcitas de pegar, que le regalo de a miles porque me adorna la casa y las ventanas.


    te prometo que si mirás bien, siemre hay alguna golondrina que ni tiene que volver, porque se empecina en quedarse.


    beso




    .

    ResponderEliminar
  78. Alguien llegara. Un dia, quiza. Besos, cuidate amigo Toro.

    ResponderEliminar
  79. Abre la ventana que no huela a cerrao. jijijiji

    ResponderEliminar
  80. Las golondrina ya no vuelven como antes...no es lo que era....

    Besos.

    ResponderEliminar
  81. yo por eso he puesto flores en mi venta... besines y buen puente

    ResponderEliminar
  82. Yo creo que vamos y volvemos.

    Baja la persinana y no aceptes el reto!!!!!!!!!

    Un beso guapote

    ResponderEliminar
  83. Yo creo que vamos y volvemos.

    Baja la persinana y no aceptes el reto!!!!!!!!!

    Un beso guapote

    ResponderEliminar
  84. Cuando se las espanta y no se da lugar a que aniden o vuelen... abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Y el dia que yo me di cuenta, le cambie la letra al poeta. No mas Becker, ahora, solo Beckett. Nunca mas ventanas abiertas, ni balcones, solo puertas cerradas.
    De todas formas, siempre quedara algun pajaro olvidadizo que golpee con el pico la ventana, que me lo dijo Poe.

    Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  86. No quisiera saber a ciencia cierta a que reto te refieres....

    miedo me dá....

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  87. Los cristales, de que han querido, han sido tremendamente crueles y canallas.

    Grande, fantástico y genial.




    John W.

    ResponderEliminar
  88. Entonces es hora de partir. Hora de cerrar puertas y ventanas y buscar otro lugar mejor, donde la gente no tenga que regresar, sino que sea parada en el camino, o destino final.

    El tuyo es un punto de partida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  89. No me gusta que te sientas así cielo, pero reconozco que el poema es impresionante, genial, magistral, me he quedado con la boca abierta.

    Las consecuencias del nihilismo son devastadoras, ojalá algún día consigas escapar de esa corriente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  90. Las golondrinas no volverán,
    pero ¿qué me dices de las tupidas madreselvas?
    Cuidadín con las ventanas de aluminio.. ya sabes que pasa por aquí con ellas.

    Y sí, Toro, ya llegó otro otoño, uno más.

    Te beso.

    ResponderEliminar
  91. ¿A qué te están retando esas crueles ventanas Toro?
    No me asustes.

    No esperes a que vuelvan. Sal tú a buscar lo que necesitas.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  92. Me gusta. Me gusta.
    Nadie viene. Eso es cierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  93. mmmm nunca se sabe. A veces se ve de una manera y es otra.


    che Torito asi que queres una descripción mía... ??jajaj gracias por el piropo en el blog de petra...

    muakkkkkkkkkk
    buen finde.
    :)

    ResponderEliminar
  94. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  95. Hay que verle el lado bueno Toro,por lo menos las golondrinas no te adornarán los balcones con sus manchones pastosos... no será poético pero es cierto...

    Es preferible que vuelva alguien a quien no le importen las ventanas de aluminio.

    Besazos, mi rey.

    ResponderEliminar
  96. Las golondrinas siempre vuelven :)

    Besos

    ResponderEliminar
  97. Ellas te retan, pero tu las dominas... Me gusta como lo expresas... mucho, aunque profundamente hiere.

    Miles de besos.....

    ResponderEliminar
  98. Yo además veo un ser sensible a la espera de abrazos, aqui te doy uno y celebro tus bellos escritos!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  99. Es verdad lo que dice Pato, las golondrinas siempre regresan :)
    Y también es verdad lo que tú dices sobre la palabra endiablada,"mea culpa" juro que cuando supere la pereza la quitaré,y también juro que yo sí tuve spam y por eso opté por el sistema.Confieso que me molesto a mí misma cuando quiero responder un comentario en mi propia página;)))Besos,replicante
    ***

    ResponderEliminar
  100. Y quizá ya se cansaron de tanto migrar y encontrar cada vez más y más deteriorado su "hogar" y bueno me pasaría lo mismo...

    ResponderEliminar
  101. Jajajaja... el precio de la fama!

    Lleva a tus golondrinas a sitios más seguros, lamenteblemente las pueden bombardear... como a todo lo bello.

    Besos

    ResponderEliminar
  102. Normal...No les haces paella para comer...a ver quien va a volver???¿?

    Anda Catalino...invita a una buena mariscada y veras, veras... ejjee

    Besotes

    ResponderEliminar
  103. vamos y venimos, y marchamos y regresamos, y todo sigue su ciclo, que al final es el mismo xa todos xa cada etapa. Para toda la vida.

    Abrazozzz

    ResponderEliminar
  104. buenos textos señor... saludos... y continùe... que popular te has vuelto"!

    ResponderEliminar
  105. ya no hay nada que pueda interesar ni siquiera a las golondrinas verdad? Ains, si es que la vida se ha vuelto tan cruel. Por cierto yo también odio la palabrita, muy ácido el final je. Un beso Toro!

    ResponderEliminar
  106. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  107. Muy feas esas ventanas y muy solitario ese frágil cristal que tal vez sólo necesite cariño.Tampoco yo tengo que verificarme.
    Un beso fuerte Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  108. ¿QUÉ HAS HECHO DE MÍ?

    ResponderEliminar
  109. La verdad es que cada vez vuelven menos golondrinas, al menos por aquí, los únicos que vuelven aún son vencejos (falsiots). De pecho oscuro y alas mas puntiagudas.

    ResponderEliminar
  110. Y no, a las golondrinas no le gustan las ventanas de aluminio, muy cierto, tendré en cuenta la verficación de palabra probaré a quitarla, tanto cuidado, tanto cuidado, así no vendrán ni las cucarachas!!
    Besos:)

    ResponderEliminar
  111. ¡Qué le vamos a hacer! El aluminio es frío y te aisla "demasiado" del mundo. Es verdad, no se acerca ni el gato

    ResponderEliminar
  112. Abre las ventanas de par en par y que entre el aire fresco. Si no vuelven las golondrinas, habrá que ir a buscarlas...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  113. A quebrar cristales y sembrar migas de pan para que vuelva esa ausencia entonces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  114. Algunos siempre volvemos.
    Mira a Lena.

    ResponderEliminar
  115. O D I O
    L A
    V E R I F I C A C I O N
    D E
    P A L A B R A S.


    No le hago eso a mis lectores y tampoco tengo ningun tipo de spam.

    ResponderEliminar
  116. A esos cristales se les enseña quien manda o se les ignora, aunque a veces logran comprendernos si se les da el tiempo suficiente. Al final, como mucho en muchas cosas, la respuesta apropiada está dentro de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  117. Toro Salvaje, sabés algo, a mí también me tiene cansado la verificación de comentarios, pues tampoco la tengo y por momento nadie me visita haciendo spam. Lo que más me desconcierta es cuando los comentarios pasan por la aprobación del autor; aunque cada cual puede elegir la forma en que desea administrar sus opiniones, yo prefiero la libertad de expresión.

    Me gusta tu ingenio a la hora de escribir, y tu falta de diplomacia para decir las cosas, lo cual muchas veces es una virtud.

    Mis saludos desde Ángel Poético.

    ResponderEliminar
  118. En ventanas de aluminio también pueden hacer sus nidos, siempre que las dejes abiertas y ellas sepan por "dónde" entrar. Y más aún si se trata del pájaro del viento que se deja llevar siempre por tus soplidos. El ya sabe que JAMÁS podrá escapar de tus garras mientras tú sigas soplando.

    ResponderEliminar
  119. En ventanas de aluminio también pueden hacer sus nidos, siempre que las dejes abiertas y ellas sepan por "dónde" entrar. Y más aún si se trata del pájaro del viento que se deja llevar siempre por tus soplidos. El ya sabe que JAMÁS podrá escapar de tus garras mientras tú sigas soplando.

    ResponderEliminar
  120. Mejor,...vamos...



    ...aunque volvamos.






    Buen fin de semana Toro.




    Beso.

    ResponderEliminar
  121. Las golondrinas no sé.
    Las taradas volvemos...y nos sentimos bien.
    MUY bien.

    (De hecho eres lo primero y único que he leído y me las piro al sofá.)
    Un beso, insurrecto.
    ¡Ah! Yo aborrezco la verificaciónlosgüitos también, lo-se-pas.
    No estás solo en tu cruzada.

    ResponderEliminar
  122. mas bien te dejo una lluvia de sueños, a ver si aliviamos esta realidad que hoy nos abraza...

    Anna.

    ResponderEliminar
  123. Es mejor que salgas de la metrópolis.

    En el campo abierto hay árboles donde se anidan, aunque nos parta un rayo.

    Saludetes,

    ResponderEliminar
  124. Querido Toro:

    我愛你 se lee ㄨㄛˇ ㄞˋ ㄋㄧˇ

    Jajajajajajajá! De veras sos un salvaje!

    Besazo!

    ResponderEliminar
  125. Bueno aquí venimos un gentío a leerte. Nos importan poco esas ventanas dealuminio.
    Siempre es bueno estar aquí.
    Más besos.

    jajajaj,a mí también me tiene harta la fulana palabra sorpresa.
    Eso estuvo genial.

    ResponderEliminar
  126. Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.
    Saludos -comunicate-

    ResponderEliminar
  127. jajajaja

    yo tampoco tengo la palabrita secreta...así que no eres ni de la CIA ni del FBI ni nada....mecachis

    ResponderEliminar
  128. hola mi Torito.. ya regreseee.. yo si regrese.. pensaste que me fui pa no volver... haaaaaaa..pero aki estoy...
    y como es eso que justiniano esta enamorado.. dime si necesita una mariposita para que le de inspiracion.. me avisas.. ok..
    y a mi tambien me artan esas palabritas sorpresas.. por fin alguien dijo algo...
    besos enmielados mi Torito.. muaaaa

    ResponderEliminar
  129. Casi la mitad, en peso, de un nido de golondrinas es aluminio (%Al>>marco x100/ventana (con vidrio)). A puerta cerrada, sus co-habitantes no pueden ver afuera, pero sí respirar.

    ResponderEliminar
  130. tan solo la soledad...
    tristemente hermoso.

    abrazos Toro,y te deseo un finde lindo.

    ResponderEliminar
  131. yo he vuelto... y es que ¡te echaba de menos!... tal vez no me creas pero es cierto... echo de menos que me digas: "me da miedo Sergio y Estíbaliz", porque te comprendo... de esa canción me gusta la letra, sé que es una música ñoña y desfasada pero las palabras siguen en vigor... siempre quiero ser esa chica sencilla que se hizo mujer demasiado pronto en unos tiempos en los que no había un Congo en mi vida, ni un Toro, ni un Guillermo el Travieso, ni un Pedro...

    ¿escucharías ahora esa canción por mí?... bueno, tal vez Jusitiniano sí que la escuche.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  132. Vuelve lo que ha de volver...

    Besitos

    ResponderEliminar
  133. Como profeta no tienes futuro.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  134. A tu blog , volvemos todos , por algo sera.
    Pase lista el martes y no estabas...me dio mucha pena.

    Besitos desde León.
    Cris

    ResponderEliminar
  135. Las golondrinas son tenaces y ponen sus nidos en cualquier rincon de una cornisa, y vuelven y se van....a este suburbio de casas sin balcones y ventanas de alumini...y a mi me gusta tanto verlas...
    Un abrazo torete...

    ResponderEliminar
  136. gracias por tus palabras y vengo aqui para ver tus lineas tan bellas!!! como me gustan tus metaforas y todo!
    gran poeta...
    abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  137. Si no vuelve nadie, quizás deberías irte tu también.

    ResponderEliminar
  138. y si vuelve, se uncontrará un cartel: "me he mudado"
    BRAZOS

    ResponderEliminar
  139. Ventanas frías al tacto, pero lo importante es tener el corazón caliente y la sangre calientes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  140. Perdón por la redundancia, quise poner "calientes" al final y se me escapó adelantándose la palabra "caliente" repitiéndola.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  141. Que están cambiando los tiempos,
    que los tiempos están cambiando
    y de allí donde mereció la pena anidar,
    no queda ni la estela siquiera;todo sucumbe a la modernidad.

    ResponderEliminar