20 de marzo de 2010

JUSTINIANO 60

Diez perros de carísimas razas
han engañado a Justiniano
cuando éste los ha sacado a pasear
en su primer día de trabajo
como paseador de perros
de una urbanización de alto standing
y es que Justiniano tenía mucho sueño
además de estar muy cansado
por eso les dijo a los perritos
después de una hora de paseo
por una montaña desconocida
que confíaba en su buena voluntad
que se echaba un rato a descansar
bajo la sombra de un árbol
y que en un par de horas
los quería de vuelta
pero los canes traidores
han faltado a su palabra
y tras seis horas de espera
Justiniano los da por desaparecidos
y ahora sus propietarios
amenazan con demandarlo
incluso fantasean avariciosamente
con pedirle una enorme indemnización
porque no están en absoluto de acuerdo
con las diez ratitas grises de plástico
que Justiniano les ha comprado
en una tienda de artículos de broma
y que pretende regalarles
en un acto generoso que le honra
como espléndida compensación
para zanjar el asunto amistosamente.

150 comentarios:

  1. EL LIBRO. No sé si será el sueño/ o la realidad oculta/ pero empiezo a sospechar/ que cada noche/ el libro me lee a mí/ antes de irse a dormir.

    como ves hoy copié estas lineas, que escribes, la encuentro fantasticas!!!!
    y los perros...hahahaha1 muy bueno, me hiciste reir!!!
    enormes besos

    ResponderEliminar
  2. ajajaja dile a Justi que esos capitalists le engañan, qiue los perrazos eso de marca volverán a sus casitas de lujo en cuanto el hambre les achuche, que no se deje engañar pro amenazas de demandas
    sie s que es un incomprendido , pobrecito.
    :-P

    ResponderEliminar
  3. hombre, hay una diferencia entre las ratas y los perros, a no ser que sean chihuahuas, de esos...

    desde luego los dueños de los dueños que Justi les regalo el mas preciado tesoro: la libertad!

    buen dia Torito, un matecito?

    ResponderEliminar
  4. Justiniano como se te ocurre confiar en unos perros? es que este hombre es un amor.
    Gracias Toro.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡A ver, Justi! Eso no.

    Jomío, que tú siempre has sido muy de lo tuyo, pero cumplidor.

    ¡Como te me vuelvas de la generación ni-ni d´esa, te pego una bimba que haces palmas con las orejas.!

    Joer, si no ligas, ni empatizas con el personal,¡al menos trabaja leñe, como hacemos algunas... que dicen que dignifica al hombre! juas.

    ResponderEliminar
  6. Jauría de palo; como sus dueños. Ya se arrejuntarán biunívocamente cuando estén faltos de papeo!

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que a Justiniano vamos a tener que pedirle un pensión de la seguridad social, en base a su alto grado de altruímo, y por el bienestar de la comunidad.

    Besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  8. ¿qué ha sido de la palabra y de la buena voluntad?...ni los perros entienden ya de eso? aunque quizás no han vuelto a propósito para comprobar la postura de sus dueños

    el detalle de las ratitas me ha hecho reír

    besos

    ResponderEliminar
  9. " El libro me lee a mí" que linda imagen.

    A Justi que perrada lo que le han hecho!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Que buenoooooooo...!!!!
    Si es que es verdad, de desagradecidos está el mundo lleno.
    :)
    Saludos.
    Julieta

    ResponderEliminar
  11. Genial Justiniano. Perros traidores que no le han hecho caso y le han obligado a comprar las ratas de plástico jajajaj
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. El mío, lleva más de ocho meses leyéndome y todavía no me ha terminado...
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Ay!!!



    ...Escribiría páginas,...propias, muy propias,...en esta entrada de Justi.







    Mi puerta al futuro, se divide en dos hojas: un viaje con mi ángel madrino,...y un alma y cuerpo, de bicho, con nosotros en casa.


    (...dejémoslo en gato...)







    Un beso Xavi.





    Es bonita esta entrada.




    Buenos días.

    ResponderEliminar
  14. Podría haberles dicho a los dueños que los perros no es que se hayan escapado, es que se han emancipado, se han autodeterminado, han roto las cadenas... O algo así.

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay, las debilidades de Justiniano!.
    Jajajajajaja. Es que, pobriño, me lo he imaginado con esa manada de perrazos de lujo, mal enseñados y mimados por unos dueños con mucho dinero y tiempo libre y que, no respetan ni el cansancio ni el trabajo de otros.
    Y los trabajadores del paseo, cargados de correas, ladridos y kilómetros y sin ningún respeto.
    Dile que lo comprendo, que sea fuerte y que no se preocupe ya que los jueces no admitirán a trámite, nunca, una denuncia en contra de un laborioso trabajador...
    Oye, Justiniano, merece vivir siempre. Me hago eco de rumores que oigo...
    Bicos.

    ResponderEliminar
  16. Xavi...

    me encantan las paseadores de perros.
    existirán los paseadores de vida?
    Justi, tiene un corazón mas grande que el planeta entero, mi obejtivo es encontrarle novia y un trabajo acorde a su modo de ver las cosas.

    cuando se me ocurra te lo digo.
    besos.

    ResponderEliminar
  17. Los perros suelen ser un poco el reflejo de sus amos, es normal que terminara así, lo de las ratas fue un detalle, estos ricos es que no atienden a las pequeñas cosas de la vida...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. jeje :)) yo estoy mirando ahora para Lota, que juega (es una beagle mezcla de otras muchas cosas más) con su mantita y un juguete y me mira :)) seguro que ella le hacía caso a Justi :) ahora se ha acercado! jeje :) me encanta el poema del perfil, más que eso, Justi me ha hecho reír, pero el libro, sonreír, y hoy, más que risas, me apetece sonreír :)) feliz día!!! :)) biquiñosssss :)

    ResponderEliminar
  19. Ajajaja !!

    Justi no pega una en los trabajos!!

    Creo que si, que los perros tienen buena voluntad, tan y tan buena, que cuando regresen vendrán multiplicados con lindos cachorritos, vas a ver !!

    Sin mencionar que las perritas de alta alcurnia, prefieren los perros satos, esos lobos de bosque de montaña perdida...

    Que noche por favor !!!
    déjalos que disfruten.

    Guau guau, Wuff Wuff !!

    ResponderEliminar
  20. Uy, eso que te pasa con el libro me pasa a mí cada noche y nos quedamos dormidos el libro, yo y la luz...

    ResponderEliminar
  21. Pobre, Justiniano, cómo se le ocurre engañar a esos ricos si, seguramente, la fortuna la han hecho a base de mentiras.
    Muy cómico y divertido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ya Justi va por el 60, casi sin darnos cuenta!

    Es tan noble que todo lo que le pasa es increíble. Gracias por compartirlo!

    Besos y Feliz Fin de Semana :)

    ResponderEliminar
  23. jejej Ayssss mi Justi , cómo le quiero! siempre me pone una sonrisa en mis dias tristes.
    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  24. Algun dia tendras que venir a pasearm justi.prometo no soltarme.besotes Toro

    ResponderEliminar
  25. Son más cómodas las ratitas de goma, no hay que sacarlas a pasear.
    ¡pobre Justi, siempre tan confiado e incomprendido!.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Justi es un provocador...
    Pero es adorable.
    Adoro a los provocadores.

    Los perros debieron haber vuelto, , no les quitemos responsabilidad, no carguemos todo sobre los hombros del D.T...

    Sesenta besos, Torito de mi alma.

    SIL

    ResponderEliminar
  27. Quizás si el libro te lee a ti, será por que debes aprender a ocupar el lugar del otro y pensar como se siente…
    Nada compensa la perdida, aunque le compres 10.000ratitas de plástico los dueños no tienen corazón, lo único importante para ellos es el dinero, no la perdida de sus mascotas, que triste que así sea, los egoístas no piensan en el corazón de Justi., y en lo cansado que esta de todo esto.

    ResponderEliminar
  28. Ay, ay, ay...cuanto perro rabioso anda suelto por ahí....

    Un besote Toro y muy buen finde. ;D
    Arwen

    ResponderEliminar
  29. Cuando no han vuelto los perros con sus amos será por que no los echarán tanto de menos. Seguro que la traición que le han hecho al gran Justiniano no ha sido por su culpa, ha sido por el abominable trato que sus dueños infligirían a los animalitos.



    John W.

    ResponderEliminar
  30. A veces Justiniano es un irresponsable y lo demuestra, esta vez fue un vago que se fue a dormir.
    Ni un pelo se puede fiar una de Justiniano jajaja yo le hiba a llamar para unos trabajos pero visto lo visto, lo dejo en el paro, jajaja
    Besicos toro

    ResponderEliminar
  31. Mira que te lo tengo dicho...los de carísimas razas, suelen "salir ranas"....

    Beso para Toro,y otro a Justi ;)

    ResponderEliminar
  32. Tan noble e inocente algunas veces es Justiniano,que se cree so que el perro es el amigo del hombre.

    Sólo es amigo hasta que necesita buscar una perrita descarriada.

    Un saludo Para Justi si le hace falta abogado le contratamos uno

    ResponderEliminar
  33. Això li passa a Justi per treballar per a xusma...si jo fóra ell els diria que si no poden passejar-los que no en tinguen!

    B7s per als dos!

    ResponderEliminar
  34. EL LIBRO.

    No sé si será el sueño/
    o la realidad oculta/
    pero empiezo a sospechar/
    que cada noche/
    el libro me lee a mí/
    antes de irse a dormir.

    a veces tenemos esa sensación y es muy desconcertante

    ============000

    lo de Justi , digno de hacerle su blog aparte con todo e ilustrado

    besitos torito
    felíz fin de semanita

    ResponderEliminar
  35. Te entiendo Justi, yo tengo tanto sueño que hubiera hecho igual, aunque no les compraría nada como compensación. Siempre he sabido que tu corazón es más grande que el mío. Besos

    ResponderEliminar
  36. ...Bueno, quizás las ratitas sean más prácticas...Ay Toro, de esta si que nos matan al Justi!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  37. Los perritos se escaparon y se fueron a escuchar Perras Negras =P decile a Justi que se quede tranqui que le devolvemos los perritos, no es justo que les haya devuelto a los dueños ratitas grises de plástico!!!!!!!

    Jajajjaajaja!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Ahí se ha pasao Justiniano.
    Toro, como me lea a mi el libro, pobre... se suicida este finde.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Que tarde llego Toro, cuanto me ha gustado esta entrada!!!
    Es que mucha finura opaca tanto que necesitaban airearse corriendo sueltos, como si fueran perros, perros de verdad, no títeres de sus amos de sus otros amos.
    Un abrazo y me alegra leerte asi,Me alegra cuando encuentro que has posteado algo. No quiero ni pensar que algún día pudiera entrar y ya no estuvieras (como has dicho por ahi)
    Un abrazote y un muy lindo fin de semana!!

    ResponderEliminar
  40. Jajajajajjajajaajajaja
    cada día eres más auténtico tú también.

    muas!

    ResponderEliminar
  41. Hay que reconocer que siempre tiene buenas intenciones Justi.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Y que culpa tiene Justi si esos perros no saben orientarse?
    Que sus dueños les hubiesen educado.
    Muy bueno.

    Besitos

    ResponderEliminar
  43. jaja pero hombre como zanjar la diferencia con ratas!
    a menos que sean algunos perros pekineses.
    me haz sacado una sonrisa porque me han pasado cosas similares, no con perros carisimos pero si con cosas de la vida, cuando el final no es como debiera ser.

    un beso.

    ResponderEliminar
  44. .


    ...jajajaja muy graciosa esta historia sobre la perspicaz ingenuidad de Justiniano...

    saludos

    .

    ResponderEliminar
  45. Las ratas grises me parecen buena idea peor ya ves a mucha gente no le gusta.

    Bonito poema el de los libros.
    besos

    ResponderEliminar
  46. Libertad a todos los perros y perras cautivas! Por la igualdad de razas caninas!
    Aguante Justi

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  47. ¡Serán hijos de perra! ¡No cumplir su palabra! Pobre Justi... Eso le pasa por ser demasiado confiado.
    Ya se sabe:
    "Creer en la palabra
    de un político
    o en palabra de perro,
    es estar como un cencerro"


    un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Dile a Justi que los perros volverán si estaban a gusto con sus dueños. Si se sentia queridos y mimados.
    Por si las moscas que se guarden las ratas de goma, que como mascotas a algunos le pegan mucho mas.
    Tener un perro no es para presumir de raza es para quererlo y cuidarlo y si no agua y ajo... Justi no tiene culpa de que sus dueños sean como son.

    PD) Un gorrión se asomo a mi ventana y me chivó que se habian hecho amigos del perrito de la ONCE, joerrrrrrrrr no me acuerdo como se llama :(

    Besitos Toro, y un abrazote a Justi, que cada dia le tengo mas afecto.

    ResponderEliminar
  49. me encanta el vuelo imaginativo de Justiniano y su sarcasmo...


    saludos, Alejandra

    ResponderEliminar
  50. Y Justiniano es tan creativo que no les compró unos perros de plástico, sino ratitas...
    Justiniano es un sol!

    ResponderEliminar
  51. Jjajajaja se echó a descansar y confió en los perros aysss a este Justi, cada día le quiero más, y vaya ocurrencias, en su lugar, llevarles diez ratitas grises de plástico jajajajaja, a los capitalistas no hay quién les engañe.

    Un beso para Justi, y otro para su autor.

    ResponderEliminar
  52. Ni siquiera son capaces de sacarlos a pasear por su cuenta, le pagan a otro para que lo haga. Entiendo que mucha gente no tiene tiempo, pero eso es una cosa... esta gente, con perros de lujo, no me suena a gente que no tiene tiempo.

    En fin... seguro que pueden comprarse otro perrito.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  53. Me gustó esa metamorfosis libresca y ratonil.
    Es que ya nos dan gato por liebre allá donde vayamos.
    Inclusive en los sueños.
    Y Justi hizo bien intentándolo, pero ya nada cuela y menos con esta gente.

    Te beso, Toro.

    Acabará poeta como siga así y te tocará mantenerlo... tú mismo, je, je ;)

    ResponderEliminar
  54. De la que se libraron los perros...

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  55. ¿pero los perros llevaban reloj o no? El problema es que por culpa de Justiniano han pasado a ser unos perros callejeros...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  56. Insensibles los perros, ponerlo a Justi en esa situación!!!

    Un abrazo!

    Lidia

    ResponderEliminar
  57. Creo que ya he comentado en alguna otra ocasión que a Justiniano lo que le pierde es su enorme corazón y su generosidad desmedida. Lo que tenía que haber hecho es encogerse de hombros y a los dueños de los canes traidores que les den mucho...
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  58. Perros inconsecuentes que hacen quedar mal a Justiniamo!
    Espero que vuelvan :)

    Abrazo Toro!

    ResponderEliminar
  59. Justi,Justi, eres un ser que se equivoco de planeta...El que es como Tú, lo normal es que este boca arriba...Eres demasiado bueno...

    Besos

    ResponderEliminar
  60. “EL LIBRO”, diría que, por fin, has dado con el libro de la vida. En la hora oscura del día, la noche, la vida viene a robarnos el sueño, y de él se hace dueño, la vida abre ante nosotros un enorme libro de blancas páginas que se agitan unas contra otras, y cada noche llenamos una página y, entonces, es cuando la vida nos lee. No importa que las escribamos con sangre o con tinta de colores, lo único que importa es que cada página contemple un sueño, y al llegar a la última página, el libro de la vida se reduzca a una sola cita: “ lo que hayamos hecho en la vida nos convierte en los que somos cuando morimos. Y todo cuenta, absolutamente todo.”
    Qué lindo es leerte, qué bella es la reflexión a través del sueño ajeno. Besos a Justiniano, y mi cariño para ti.

    ResponderEliminar
  61. Será que huyeron en busca de aventura y libertad? Pobre Justi. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  62. Perro malo, perro malo (así hasta llegar a sesenta)

    ResponderEliminar
  63. Un trato justo, al menos bajo mi prisma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  64. Ufff creo que no le va a valer el trueque a Justiniano. Los pijos son de armas tomar :-) jas,jas....

    ResponderEliminar
  65. Nunca subestimes el poder de una rata.

    ResponderEliminar
  66. QUE BUENO!
    Los perros no eran tan leales? jajaja, le han jugado chueco.
    PD:
    Lo de las ratas, me recuerda que anoche una de mis gatas me trajo una de regalo ...semi viva...las ratas siempre son un regalo que detesto en la vida.
    Besos para ti y que tengas una Primavera muy feliz.
    tq
    mar

    ResponderEliminar
  67. lateral izquierdo: ese justiniano debe contar con un stopper de su laya! he dicho.

    lateral derecho: genialidad que memora a Cortázar. he dicho.

    mando besos. he dicho.

    ResponderEliminar
  68. jajajajaja!!! que desconsideración caray. Siempre hay gente malagradecida.. pobre Justi!
    Un beso mi Toro hermoso!
    te quiero mucho!

    ResponderEliminar
  69. Vaya trabajo que ha pillado Justi!!! la crisis nos esta matando....

    ResponderEliminar
  70. jajajaja,cada día os quiero más.Y digo os porque Justiniano ya vuela solo,creo que existía en otro plano y te eligió a ti para manifestarse en éste ;)))))Besos dobles***

    ResponderEliminar
  71. Pobre Justi, es que busca cada trabajo más pesado...., porque guardar perros tiene lo suyo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  72. Ay Justi la confianza y la generosidad te van a matar!!
    Besos:)

    ResponderEliminar
  73. Yo quiero que Justiniano me adopte.
    Su imaginación me desborda y me llena de admiración.
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  74. A veces veo a los paseadores de perros y no comprendo cuál es su función. Van por la vida empujando animales muertos de sed y los arrastran hasta cumplir con su horario.

    Pero a Justiniano lo justifico, pobrecito. No debe ser fácil adaptarse cada vez a un nuevo trabajo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  75. tengo la sensacion de que seria mejor que justiniano no buscara mas empleos..jejejje
    por favor..no!!!
    jajajaj

    petons!

    ResponderEliminar
  76. Pero si seran las personas desagradecidas!
    ja!
    Bss, a este divertido personaje.

    ResponderEliminar
  77. Y luego dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. ¡Pobre Justi! Otro mito que se le ha caido.
    No creo que con las ratas lo arregle, pero fe no le falta.
    Un abrazo para Justiniano, que hoy le hace falta

    ResponderEliminar
  78. Jajajajaja este Justiniano …no habrán paseadores de pulgas pregunto nomás …el libro es así absolutamente él te lee a ti mientras duermes …besos Toro salvaje

    ResponderEliminar
  79. Pero hombre, qué haces dejándote pasear por esos perros. Que se vuelvan con sus dueños!
    Que no. Que no te dejes engañar. Que seguro que estaba todo previsto.
    BEso.

    ResponderEliminar
  80. " El libro me lee a mí"
    que lindo :)
    Muy bella entrada. Saludos

    ResponderEliminar
  81. Cada vez me convenzo mas que Justiniano es un genio total!
    Mi ídolo total!! Ya estoy esperando el próximo capítulo!
    Un beso o 2!

    ResponderEliminar
  82. Pero Justiiiii!!!Como se te ocurre????
    Porque no pensastes en atarlos?Si es que piensas que todos son tan nobles como tu!!
    Ven que te doy un abrazo y veras como te sientes mejor y con mas fuerza para luchar con estos ricos que no saben lo que es el cansancio...
    Un besazo muy grande

    ResponderEliminar
  83. Tu Justi es una especie en extinción.
    Apoyo la idea de Mangeles.
    Subvenciones ya.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  84. Justiniano tiene mucha suerte en el oficina del paro, que actúa con poca psicología. Con el paro que hay, y la de perros...

    ResponderEliminar
  85. Que quejicas los que contrataron a Justiniano jeje, él sólo pretendia dormir.
    Un besito

    ResponderEliminar
  86. Yo tengo otra idea: con la cantidad de perros abandonados que hay que Justi les reponga los perritos con diez de esos de diezmil leches de algún refugio para perros, y ya está ¿No?
    Salud

    ResponderEliminar
  87. Como son los perros. ¿Acaso no son los mejores amigos de los hombres?

    Uy uy uy

    ResponderEliminar
  88. VOLVIO JUSTINIANO BUENA PUBLICACION ESOS PERROS NO HAN COLABORADO CON JUSTINIANO
    PERO TRANQUILO SE VAN A ARREPENTIR CUANDO SIENTAN GANAS DE VOLVER A SUS CASAS


    SALUDOS

    ResponderEliminar
  89. Jajajaja. Y este buen hombre, ¿cómo se mete en estos líos? Lo que me extraña es que los perros no le hicieran caso.

    Dale muchos besos de mi parte y dile que seguramente los perros volverán a él sin son un poco listos :)

    Muackkkkkkkkkkkk, para ti.

    ResponderEliminar
  90. Dile a Justiniano que no sea tan confiado y que gracias que haya apreciado mi relato
    Besos a los dos

    ResponderEliminar
  91. Que haria Justiniano si, como yo, tuviera que cuidar a un pollo?


    :)

    ResponderEliminar
  92. Para que luego digan de los gatos... si es que los perros no son de fiar.
    Por cierto, frente a mi casa hay una decena de perros ladrando como locos perdidos.

    El poema del libro es maravilloso.

    Besos

    ResponderEliminar
  93. Jajajajaa noooooooooooo no quiero ni imaginar lo que pasaria si paasara eso con mi Lucaaaaaaaa noooooooooooooo¡¡¡

    Lindo fin toritoooo, besos¡¡

    ResponderEliminar
  94. jajajajajaja, justi cuánto te quiero, eres mi ídolo

    ResponderEliminar
  95. El libro no sé si me lee, pero te aseguro que alguno me narcotiza.
    Este Justi no tiene remedio, yo no pagaría a nadie por pasear a mi perra, pero me la pierde y todavía esta peinando la montaña. Y que no vuelva hasta que la encuentre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  96. Perros que no obedecen...
    al igual que sus amos,seguramente...

    ¡Pobre, Justi!...que mal rato...

    Besos, Torito.

    ResponderEliminar
  97. Justiniano ha aprendido la hipocresia que tiene los perritos por muy de alto standing que se sea...tanta como la de sus dueños.

    En fin Justiniano,por lo menos descansaste?

    ResponderEliminar
  98. Bueno...No sé yo si ese cambio es adecuado:):):)

    Menudo desaguisado han cometido esos perros traidores y rebeldes. Pobre Justi, cuánta imjusticia se comete contra él.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  99. Libros que te leen, fotos que roban el alma, cigarrillos que te consumen... Esto es una conspiración de lo inanimado.

    Sensacional, como siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  100. parece que a las ratas no les gustan las ratas. Aupa Justi!

    ResponderEliminar
  101. Diez ratitas grises de plástico me parece que no van a dejar contentos a los dueños de los canes. No se puede ni dormir la siesta.
    Besos

    ResponderEliminar
  102. Siempre es genial el Justi, y qué le vamos a hacer si el mundo está lleno de ricos desagradecidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  103. Seguramente, las ratitas de juguete, eran mucho mas monas que los peros de razo carísimos, el pobre Justi, no tiene la culpa de que los perros estén tan maleducados y sean unos desobedientes. Un beso

    ResponderEliminar
  104. um gran beso de Domingo...pena que no publicaste nada, me gusta tanto lo que dices com tanta ironia:))))

    ResponderEliminar
  105. Las buenas intenciones de Justi siempre se estampana con la ingratitud de la gente, leñe. Pobre Justi.

    Un beso

    ResponderEliminar
  106. Tan hilarante como siempre!!!
    Me he reído con ganas...bravo Toro.

    ResponderEliminar
  107. Jajaja... Me gustan los acuerdos amistosos de Justiniano.

    ResponderEliminar
  108. Si se perdiese mi perra...
    Justiniano sabría en primera persona lo que es un Doberman, o sea, yo.
    Hay cosas intocables.
    ...
    Por cierto, te la presento y te pongo en antecedentes.
    Es una Bull-Terrier, sí, de esas caras :-).
    Y el nombre de su raza (Bull)viene dado por su antigua aficción a pelear con ... TOROS.
    No dudes de su capacidad.
    ;-)
    Pero es un amor.
    Un lametón de su parte.

    ResponderEliminar
  109. este Justiniano, ay!! no se puede tener el corazón tan grande, ni confiar en los perros..jeje.

    Con respecto al libro...ten cuidado, que no quiero que te lea entero y te me quedes en blanco..

    saludos

    ResponderEliminar
  110. ¿Sabes qué? Que si viviera cerca de Justi, me encantaría acompañarlo en alguna de sus correrías.
    ¡Qué mente desperdiciada!
    Besos x dos

    ResponderEliminar
  111. Me gustó cómo construiste el relato, en forma de poema y con gestos que conducen a la fábula.

    ResponderEliminar
  112. No sé que va a pasar si ya no te puedes fiar ni de los perros.
    Gracias :un beso

    ResponderEliminar
  113. Yo quiero una ratita de plástico, jajajajaja
    Toro, sos un loco genial...

    Besazos súper divertidos.

    ResponderEliminar
  114. Odio los perros. De pequeño me mordió uno y les tengo miedo. Ellos lo saben. Odio los ricos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  115. Pobre Justiniano!! Pensar que tu pluma lo pone en situaciones extremas! jajajaja. Buenísimoooo!! Un brazo.

    ResponderEliminar
  116. Que perros desobedientes, eh, muy mal, pobre Justiniano...

    Besos y un buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  117. Qué confiado ha sido Justiniano...
    Y qué desagradecidos los dueños de los canes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  118. No hay cosa peor que los perros pijos...aunque seguramente sus dueños apreciarán mas que a ellos lo que puedan savar del pobre Justiniano.
    Inmerecidas ratas de plástico...no echéis perlas a los cerdos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  119. Justi es el rey en el mínimo esfuerzo, todo trabajo por más sencillo que sea, el hombre quiere el mínimo estrés jaja.

    Claro y de feria les lleva un fetiche a los dueños, con lo cual desato la ira de los dioses.

    Juatiniano necesita un trabajo menos estresante, habría que ver entre todos que le podríamos recomendar, donde el verdaderamente se desarrolle profesionalmente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  120. xavi

    felíz día POETA!!
    a celebrar la Poesía
    hagámosle un espacio para que eche raíces fecundas
    y versos perennes

    besitos líricos

    ResponderEliminar
  121. Jajaja no te digo que si haces una pelicula sobre la historia de Justiniano, ganaras mas que trabajando...
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  122. Un poco de puntillas paso , una buen amiga me enseñó tu blog y aunque lo leo nunca me atrevo a comentarte...Hoy por fín me decidí , quizás sea yo un poco como Justiniano :-)quizás por ello..

    ResponderEliminar
  123. ¿Y no podía haber elegido otro trabajo mi buen JUstiniano? Ya. Ya sé, con la crisis no encontró otra cosa. :)

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  124. Vendo perros con pidigrí.
    Vacunaus!

    ResponderEliminar
  125. Les das la mano
    y te comen el brazo.
    Es lo que tiene

    Besos lectores

    ResponderEliminar
  126. Espero que al dormir, Justiniano soñara... Fue un placer leerte Toro. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  127. Vaya ...vaya ¿Cómo se deja engañar Justiniano?no me lo pensaba de él,creia que no se fiaba de de la clase pija,ahora siiiiii los perros han tenido mucha suerteeeeeeee se han librado de sus dueños y viven con mucha libertad jajajajaja.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  128. Y seguro que ademas se negaran a pagarle lo acordado...la gente tiene un cara!!!!Pobre JUstiniano , adalid incomprendido...un abrazo

    ResponderEliminar
  129. ¡¡Llego tardísimo!! Soy la 133... Arf...arf... Bueno, Justi va a acabar en la trena si no al tiempo...
    Como siempre, me ha encantado el poema que tienes al lado. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  130. Confiado Justiniano,dejar en libertad esos perritos en primavera..., ya se sabe, la primavera la sangre altera y esos perritos andarán buscando perritas...

    A mi el otro día también se me escapó mi perro, salío corriendo como alma que lleva el diablo, todo por los instintos que se desatan en primavera, menos mal que luego recuperé al perrito, ya no fío...de él.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  131. No es trabajo para Justiniano, no Señor. No es raro pues que se le perdieran los perros y los regalos se convirtieran en saetas plastificadas contra el corazón de sus amos jajajajaja. Eres Genial!!!!

    ResponderEliminar
  132. Genial!
    Hasta da la cara, y mire que los dueños de perros no es gente fàcil!
    Saludo

    ResponderEliminar
  133. Pos vaya yo no le dejo mi perro.
    Que hay mucho restaurante chino mucho.
    Federica

    ResponderEliminar
  134. Uff!!!!! Estos dueños estarán buenos. Eso si: los perros seguro que han salido ganando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  135. Maravilloso tu escrito. Talentoooo!!!

    Beso

    Laura

    ResponderEliminar
  136. ¡en buen lío se ha metido!
    y esperemos que los perros no la líen parde con sus andanzas porque entonces Justi todavía se verá en más apuros.
    biquiños,

    ResponderEliminar
  137. La fuerza del texto y el irrevência habitual.
    Marcas de mi amigo Toro.
    Mi cariño,
    Anderson Fabiano

    PS: Espero usted en mi nuevo lugar:
    http://letras-profanas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  138. No sería mi Justiniano si no hubiese tenido esa brillante idea.
    Besos para los dos.

    ResponderEliminar
  139. pero...ni en los perritos se puede confiar! Pobre Justi! tanto empeño que pone en su trabajo...jaja

    ResponderEliminar
  140. La generosidad y buena voluntad de Justi, no tiene límites y ésos de
    "alto standing", no lo comprenden
    ¡pordios!!!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  141. Fantástico Justiniano.
    Lo del alcalde de tu ciudad, me hago una idea de quién es pero querría saber por qué.
    Y el poema de hoy es una gran verdad. Dichoso el que entiende por fin y sabe disfrutar de las cosas sencillas.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  142. Es que Justiniano tiene más clase que toda esa gente de esa urbanización de pijos absurdos...no crees?
    Petons!

    ResponderEliminar
  143. Mira, XAVI,

    quien contrata a alguien para que le pasee su perro,
    no debe de tener perro, porque o no dispone de tiempo para él, o no se lo pasa bien, ni disfruta del paseo, así es que en este caso, como en tantos otros JUSTINIANO, no es más que el ejecutor, de la justicia divina jajaja...Esos perros, necesitaba a otro dueño y se han ido en su busca...¡¡¡Perfecto JUSTI!!;-)


    Más besos XAVI.

    ResponderEliminar
  144. Jejeje y es que la gente no tiene comprensión,lo que le ha pasado a Justiniano le podía haber pasado a cualquiera,ahora yo hubiera esperado algo más de 6 horas por lo que pudiera pasar.Y por lo del detalle compensatorio,mucho mejor que los perros,donde va a parar.

    ResponderEliminar
  145. jajajajajajajajajaja
    y sesenta jas por el Justi #60
    Besos

    ResponderEliminar