12 de marzo de 2010

NEGLIGENCIAS MÉDICAS

Los de la bata blanca
protegieron al médico inepto
siempre había sido así
siempre lo seguiría siendo
la élite no permite ataques
es inmune a la justicia
aunque día tras día
en su andrajosa conciencia
se le acumulen los muertos
y a pesar de las querellas
que dejaban bien clara
la negligencia atroz
que mató la vida del muerto
en el teatro del juzgado
declararon todos a una
que el muerto por error
estaba muy bien muerto
y cuando todo finalizó
lucían sonrisas los médicos
mientras rota y ultrajada
abandonada por todos
lloraba la familia del muerto.

158 comentarios:

  1. Aclaro que no se trata de de ningún familiar o conocido.

    El post de hoy fue escrito hace poco más de dos meses a petición de María Rosa que me dijo si podía escribirle un poema en relación a
    las negligéncias médicas.

    Creo que ha sido la única vez que he escrito algo por encargo pero valía la pena la excepción por la finalidad a la que estaba dedicada.

    Hoy lo publico ya que me gusta que tener aquí todo lo que escribo.

    Su blog podéis encontrarlo en mis links y tiene como finalidad proteger los derechos del paciente.

    El padre de María Rosa murió víctima de una mala praxis médica y ella en su honor creó el blog para brindar a sus lectores todos los
    derechos que como paciente tienen.

    Es un blog que recomiendo a todo el mundo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Si ya escribir es sumamente bueno,escribir por una buena causa te hace grande ...enorme.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Las negligencias están a la orden del día. Son una piña y ho hay más. Siempre ganan y es una vergüenza.
    Tus versos de hoy tocan de lleno.
    Gracias por dar a conocer el blog de María Rosa, a mi al menos, me interesa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. cierto es, hay buenos profesionales que de verdad se preocupan por sus pacientes; sin embargo lamentablemente suceden cosas aberrantes ,a veces, me atrevería a decir que un poco de desidia.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Es un poema muy bueno para una causa aún mejor. Lo que sucede es que me temo que las negligencias y el taparlas entre ellos, seguirán a la orden del día y no habrá palabra que nos salven de esa injusticia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Bien definido el poema.
    Siendo enfermera me pone enferma la mala praxis medica, LOS ERRORES MATAN O MUTILAN DE POR VIDA.
    Pero no debemos olvidar que hay profesionales que hacemos/hacen su trabajo a la perfección, un trabajo en el que se salvan vidas, no debe ser olvidado y denostado por unos pocos que son los menos.
    Existe el corporativismo a que negarlo, hacerlo sería de necios.
    Pero nuestro trabajo no es un trabajo al uso, intentamos que el paciente recupere su salud, incluso las más les devolvemos a la vida, es un trabajo duro y no exentos de una gran responsabilidad.
    Queria que también quedase patente que todos por fortuna no somos iguales, comprendo los motivos de Rosa, pero también quiero dignificar el trabajo de los que nos dedicamos a cuidar, curar o aliviar en lo posible las enfermedades de los pacientes.
    El que cometa un error que lo pague.
    Pero no paguemos el resto del colectivo de Sanidad por ello.
    Yo siento orgullo de ser enfermera, de haber ayudado a sanar e incluso de haber reanimado enfermos que de no haber estado ahí quizá ahora estarian en limbo de los justos.
    Un abrazo Toro!

    ResponderEliminar
  7. Uf, Toro, tema delicado. El corporativismo es lo peor que hay en todos los gremios, pero al mismo tiempo no debemos de olvidarnos de la presunción de inocencia, que afortunadamente rige nuestro Derecho.
    Feliz viernes.

    ResponderEliminar
  8. AUNQUE NO NECESARIA... ESTA ACLARACIÓN ENGRANDECE: NO SOLO TU POEMA... SINO LA MANO QUE LO PARE...

    UN ABRAZO CÁLIDO

    ResponderEliminar
  9. Tremendo Toro y ahora que leo lo que explicas, todavía más. Muy grande.

    Un beso y muy buen fin de semana.
    Arwen

    ResponderEliminar
  10. Aceptar ese encargo fue generoso por tu parte, y la denuncia te salió redonda. ¡Cuanta razón!
    Círculo hermético, imposible de traspasar en cuanto hay algún problema.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Eso te hace muy grande grande Toro.
    Sé algo de los médicos y sus errores.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Tema espinoso para escribir.
    Algunos profesionales de la medicina no asumen sus errores y desde luego entre ellos se protegen.
    Pero hay muchos buenos, más que malos, afortunadamente, porque estamos en sus manos y enormemente frágiles cuando estamos enfermos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Dan tus versos energía para luchar contra las injusticias... y aunque no se pueda luchar contra la muerte, como mínimo que intentemos que la justicia actue con los que no tiene respeto porla vida!

    ResponderEliminar
  14. Lamentablemente hay negligencias en todos los gremios, pero en este de batas blancas, te lo juegas todo, te juegas la vida.
    Todos podemos cometer errores,pero tenemos que tener el valor de reconocerlo, por que cada error tiene unas consecuencias.
    No soy partidaria de los corporativismos, me gusta mas defender lo justo, da igual de que lado esté.
    Y tampoco quiero que por unos pocos, se condene un gremio, por que no se por qué, tendemos a quedarnos con la mala imagen.
    Desgraciadamente, todavia no somos capaces de asumir las consecuencias de los errores.
    Un abrazo Toro

    ResponderEliminar
  15. Los gremios.
    Esa unión por encima de todo.
    Se cubren con velos, se tapan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. En este gremio como en todos, hay de todo, como en la viña del señor.
    Y habría anédoctas personales y no tan personales para contar hasta el infinito.
    Personalmente he visto gente tan incompetente como competente.
    Lo malo es cuando en ciertas profesiones lo que está en juego son vidas humanas, educación, justicia y ahí...

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  17. aunque tu poema es certero como la realidad que muestra creo que también hay médicos que lloran su negligencia

    si no es así tendrían que exigir como requisito para el puesto no tener sentimientos...y quiero pensar que no es así, al menos siempre

    besos

    ResponderEliminar
  18. Soy enfermera y suscribo una por una las palabras de Eurice.

    Un besazo Toro.

    ResponderEliminar
  19. pues si, es tremendo pero és todo verdad! y muy bien escrito y descrito!Pobbres de los familiares, infelizmente estas tragedias acontecen casi todos los dias tbien aqui!!
    un enorme beso a ti y a los que lloran...

    ResponderEliminar
  20. UN gran poema. Por desgracia ocurren estas cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Vaya, un saludo afectuoso a Rosa.

    Un toro salvaje socializado, el de hoy.

    Besos de casifinde

    ResponderEliminar
  22. Muchas veces y en muchos campos ocurre esto

    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Yo además de negligencias médicas hablaría de crueldad e indiferencias médicas con los pacientes, que no se ponen en manos de tanta "ciencia"por elección propia sino porque no les queda otra.
    Y ellos responden con toda la artillería cuando se sienten sutilmente atacados, sin importarles el estado psíquico de su paciente, que logicamente,también está debilitado .
    No se dan cuenta, que las personas enfermas, son muy vulnerables.

    ResponderEliminar
  24. Los de la bata blanca no deberían ser complices de la ineptitud. Deberían ejercer la autocritica.

    Buen peoma que sirve a una necesaria causa: la de debatir publicamente todos los aspectos que influyen en nuestra vida.

    Buen día*

    ResponderEliminar
  25. es lo que otorga el poder en los gremios.

    Me gustaría saber qué piensan los moralistas.

    un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  26. Vivimos en una sociedad en que desprecia la verdad y ello trae consecuencias en todos los sectores de la vida.
    Habría que perseguir las negligencias médicas y también las demandas infundadas. Los jueces se encuentran muchas veces atados de manos.
    Evidentemente si todo funcionara de maravilla no harían falta leyes, pero también es cierto que las leyes en una sociedad podrida resuelven poco.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Uf este tema sí que aterra...

    Yo casi que prefiero ni opinar, más que nada porque es demasiado pronto y aún ni he abierto el ojo del todo, pero TELA...

    Desde que tantos médicos y enfermeras han perdido el norte y se dedican a cometer matanzas en los abortorios, ya te puedes esperar cualquier cosa.

    Los médicos se supone que están para CURAR Y SALVAR VIDAS no? pues todo lo que se aparte de eso, MAL ROLLO.

    María Rosa, te visitaré, siento mucho tu dolor. Un beso.

    TORO un abrazo.


    (ya me he despertado de golpe)

    ResponderEliminar
  28. Los que matan siempre se protegen y esconden bajo velos.
    Aquí y allí, arriba y abajo, siempre es lo mismos.
    Un beso tesorito, en vez de toro que embiste, debías de haberte puesto el Nic de tesoro, oculto eso si, como los buenos tesoros de los piratas jejeje

    ResponderEliminar
  29. Hoy esta de modo decir que eres un crack...yo soy un clásico prefiero decir que eres un gran tipo..en las formas y en el fondo...aunque seas culé...algo chungo tenías que tener..jajaja.Un abrazo y magnifica critica y extenso comentario

    ResponderEliminar
  30. Desde siempre han habido y seguiran habiendo negligencias médicas, es lamentable pero es asi, entiendo que somos humanos y todos cometemos errores, pero no entiendo a la justicia cuando existe error humano y no lo admite,
    tampoco entiendo que un muerto por error en un hospital se diga que está bien muerto, tiene que haber un respeto por la vida y si en el juzgado no saben o no tienen capacidad para exigir ese respeto,
    por dignidad que dimitan de sus cargos.
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  31. El Poema es muy duro.
    Todos cometemos errores, el punto es que en el campo de la medicina, son fatales.
    Error no es lo mismo que negligencia.
    En ningún caso creo que exista la indiferencia.
    Merecen un poema también los cuervos que revolotean a los familiares de los muertos... con traje de abogado, es largo el tema.

    Mi papá murió muy joven en un quirófano y hubo sospechas de mala praxis.
    Preferimos enterrarlo y regarlo con lágrimas y no expedientes.
    Pero hay causas judiciales justas... y otras que no...

    Uy!! Ya hablé mucho.

    El post y tu aclaración me tentaron a hacerlo.
    Un beso muy grande Torito de mi corazón.

    SIL

    ResponderEliminar
  32. Gracias por aclarar el post, iré a visitar ese blog.
    Un beso y un susurro muy dulce

    ResponderEliminar
  33. Mientras la miseria moral siga cómodamente instálándose entre nosotros y nosotros le hagamos espacio, las cosas van a ir de mal en peor. No es pesimismo es realismo.
    Conozco el blog de María Rosa y su defensa por los derechos de los pacientes es una manera de no dejar que esa situación pase desapercibida o como una tragedia mas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. se les acumulan los muertos en unas conciencias que por no tener, ni tienen polvo que limpiar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Uno de los cuerpos que mayor grado de corporativismo desarrolla. Y que menos conciencia parecen tener.

    ResponderEliminar
  36. TORO... si yo te contase...
    En fin ,es viernes y no me quiero enfadar.
    Besotes

    ResponderEliminar
  37. Qué duro Toro, pero al mismo tiempo que gran verdad.
    Sé que ahora quizá se abuse de las denuncias, pero es bien cierto que durante mucho tiempo su ineptitud (la de los médicos con su corporativismo bien manifiesto) campó por sus respetos impunemente.
    Y es triste que, a veces, la justicia mantenga dicha triste tendencia.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  38. Yo distinguiria entre errores y negligencias, los primeros son preocupantes en esta y otra profesiones,aunque todos nos podemos equivocar pero la negligencia es intolerable, lo siento en este tema soy radical, me subleva la negligencia y el despotismo de estas castas, no solo la clase medica, lease, tambien la judicial, se apoyan entre ellos sabiendose poderosos, sin ningun tipo de escrupulo sin importarle ni las vidas humanas cuando se van, ni a los otros la vida de los que quedan.
    Besos. Eritia

    Fantastico el perfil

    ResponderEliminar
  39. En la vida misma hay de todo, iba a ser extraño que no existieran negligencias, somos humanos, y todos cometemos errores, lo que pasa, que algunos se pagan caros, con vidas propias cuando la negligencia la hace uno mismo, por ejemplo en el caso de uno que está subido en un andamio y se cae por negligencia propia, o en el caso de los médicos, con la vida de los demás.

    Deberíamos ser mucho más precavidos en todo para que no ocurrieran estas cosas tan terribles, porque las vidas de las personas tienen un infinitio valor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Desgraciadamente todos somos humanos y cometemos errores. La tragedia es si el error lo comete un profesional ya que acarrea consecuencias mortales para el que los sufre. Siento muchisimo la pena de Maria Rosa,perder a un padre ya es duro cuanto mas si es por negligencia. El corporativismo siempre se encuentra activo entre los tecnocratas, los medicos no podian ser menos. Besos

    ResponderEliminar
  41. La vida y la muerte están a veces en manos mancas...

    Besos,
    musa

    ResponderEliminar
  42. Si yo me pusiera a hablar de los médicos... Pocas cosas están tan claras como su genérica estupidez y absurdo endiosamiento... Y aun así hay gente que los venera. Yo no digo que todos sean malos, de hecho tengo algunos amigos que se dedican a la medicina, aunque la pasión es algo que perdieron pronto, acaso en el primer curso...

    ResponderEliminar
  43. Hola Toro:
    Tu poema me toca , más hoy que cabo de recibir la noticia de la muerte de un familier muy cercano.
    Las injusticias hay que pagarlas, pero tambien agradecer a los médicos, que son muchos que se esfuerzan por salvar la vida de sus pacientes.Mi familiar tenía una corta esperanza de vida, y gracias a la medicina y a los médicos la superó más que con creces y tambien es de justicia reconocerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  44. Gracias Toro. Hay médicos por ahí que uno no se explica como ejercen. En el hospital de Denia, Alicante había uno que habái dejado a varias personas inútiles, y nadie lo echaba. Así están las cosas...a veces...
    También reconozco que hay médicos excelentes.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Un tema terrible.

    Te felicito por haberlo plasmado con tanta intensidad, Toro Salvaje.

    No dejaré de visitar el blog de María Rosa, agradeciendo la información que nos brindas.

    Saludos... y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  46. Yo estoy elaborando un "chapter" completo about, it.
    El otro día profe corrector pregunta finalidad del book, ¿venganza, catarsis, biografico? y le agregué "negligencia médica", "falsos chamanes", "perdida del eje".

    ResponderEliminar
  47. Tendría mucho que decir sobre este tema, del corporativismo de este sector y sobre la impotencia y la rabia que me da no poder luchar contra ellos.
    Y ya ni quiero hablar de cómo funciona la sanidad en esta comunidad de Madrid, con la prepotente e inepta "Esperancita", hoy lo tengo especialmente candente.
    Sigo contigo un ratito, y con Justiniano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Como todo en la vida, puedo decir mil y una palabra sobre el tema, a pesar de tener claro que si fuera yo quien a perdido un ser amado por las manos negligentes, aunque fuera del gremio, seria mi dolor, mi perdida, mi lucha por justicia, solo cuando lo vives en carne propia lo sientes tuyo Mi brazo y un beso.

    ResponderEliminar
  49. ¿Para cuando Justiniano en los toros?
    A favor o en contra, pues hay que mojarse. O no.

    ResponderEliminar
  50. ¿algún médico en tu blog que quiera poetizar lo contrario?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Un abrazo para tí y otro para tu amiga María Rosa.

    ResponderEliminar
  52. Cuando se pierde el sentido de la profesión y el valor que predomina es la pasta,todo se deshumaniza,entonces puede suceder cualquier cosa.Miseria moral es un puñetazo que noquea.Besos,replicante***

    ResponderEliminar
  53. Siempre he defendido que no debe cubrir ningún colega médico la mala praxis médica ...JAMÁS...bajo ningún concepto .Con la vida no se juega y el colegueo es inmoral en estos casos.
    Ojalá no se repitan casos como el de tu amiga maria Rosa y aquí dejo un beso para ella de una médico que piensa que no todos somos iguales.Que intente volver a tener confianza en la Medicina.
    Besos!

    ResponderEliminar
  54. Siempre la élite intocable,pero lo de los médicos, es tremendo.
    ¡Menos mal que lo mataron bien muerto!Hay que ...

    Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  55. Hay de todo en este mundo, pero errores como esos creo que no se pagan con nada.

    Gracias por aclarar y por colocar el blog de María Rosa.

    Besitos, Toro solidario!

    ResponderEliminar
  56. Puesto que lo he vivido en carne propia, sumo mi voz a estos versos que ¡vaya, si me llegan!

    ResponderEliminar
  57. Conocía el poema. Había visitado el blog de María Rosa.
    Errores y malos profesionales los hay en todos los sectores, lo triste, como dice Eva, es cuando está en juego la vida.
    Y luego está el corporativismo mal entendido y llevado hasta el absurdo, defendiendo y protegiendo al negligente, cuando justamente por corporativismo deberían expulsar a los malos profesionales. Es difícil no generalizar así, pero estoy convencida de que son una minoría. Y no soy médico. Yo soy de letras.

    (Mucha miseria moral, sí. Es lo que hay. Sólo queda protegerse para no contagiarnos).

    Besos

    ResponderEliminar
  58. Me parece muy triste, dicen y es verdad, que errar es humano, pero lo triste es hacerlo no con la vida de nosotros si no con la vida de los demás.
    Un abrazo grande hoy para María Rosa y su dolor, mucho cariño y resilencia.
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  59. Eso lo se, yo gracías a mi tozudez hoy estoy aquí, pero las secuelas estan mortificando, y nadie según ellos tiene la culpa de lo que pasó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  60. Con el título pensé en María Rosa..aunque hay muchos que lloran por esto..
    El poema pega fuerte y es muy bueno.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  61. Bueno, hay de todo, pero seguro que el código interno es ese. Entre bomberos no se van a pisar la manguera.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  62. Sigo creyendo que es terrible cargarse todo un colectivo por unos cuántos indeseables.
    Por desgracia los malos son noticia, y los buenos?
    ¿Trabajando en la sombra?

    ResponderEliminar
  63. la bata blanca no les hace infalibles a los embates mundanos y humanos con que el cuerpo los sostiene, auqnue muchos se juran dioses, a la hora de tratar con pacientes:=)

    besitos inmuno-lógicos torito

    ResponderEliminar
  64. Eso se da en todos lados, hay galenos que nos e merecen ser médicos, descuidan la vida de sus pacientes y hasta les causan la muerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  65. Gracias Toro. Hoy me contaba mi hermano que un amigo suyo de 20 años fallecia por eso mismo y sin saber muy bien porque.
    Ahora te leo y no creo que sea coincidencia. Gracias Toro.

    ResponderEliminar
  66. El corporativismo está en todas partes, pero en los médicos es donde lo notamos más, debe ser porque nos duele mucho, pero que mucho.
    Tampoco yo voy a contarte mis aventuras. Besitos

    ResponderEliminar
  67. Muy hermoso de tu parte el apoyo que le das con tu buen poema. Yo la verdad le tengo horror a todos, buenos y malos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  68. Maria Rosa supo a quien acudir, porque nadie mas solidario que tu. Me alegro mucho de que hayas respodido a su solicitud con tus letras.
    Te quiero mucho.
    Mis besos.

    ResponderEliminar
  69. Corporativismo de mercenarios. Se puede intentar perdonar el error, pero nunca, nunca, la negación y el engaño.
    Miseria de las élites que perpetran las negligencias a lo sumo, como un "descuido involuntario".
    Una sonrisa, por tu gesto.

    ResponderEliminar
  70. Duro y controvertido tema, pero quienes las padecen tienen todo el derecho a que se haga justicia de verdad (y no siempre es así).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  71. Como siempre, sacas un tema de actualidad, algo triste pero cierto. Saludos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  72. Ellos dicen ética profesional y por mas que el medico anterior haya cometido una burrada, en función de esa ética, todo lo callan.
    Bien escrito Toro. No es tema fácil.

    ResponderEliminar
  73. Es duro perder a un ser querido, si además se podía haber evitado ya es desesperante.
    Muy triste y cada vez más frecuente la desidia en todas las profesiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  74. Eso Torito, hoy tus letras le hacen justicia!

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  75. Me tocaste la fibra sensible Torito, el día 5 de abril por una doble negligéncia médica, deberíamos de celebrar 7 añitos de vida, dónde hoy sólo hay malos recuerdos.
    Un besito hoy bañados de lagrimillas.

    ResponderEliminar
  76. Y NO SE TE VAYA A OCURRIR QUE FIRMEN ALGO ESPECIFICANDO LOS TRATAMIENTOS, ¿TE HAS DADO CUENTA QUE NUNCA PONEN LA FIRMA EN NADA? SALVO QUE SEA PARA TAPARSE UNOS A OTROS. PERO TIENDO A CREER QUE SON UNA MINORÍA, PELIGROSA, PERO MINORÍA. YO TENGO BUENAS EXPERIENCIAS TAMBIÉN PARA CONTAR .

    ResponderEliminar
  77. Eres un gran ser humano por eso te quiero mucho!!! Esto lo demuestra … no digo que voy a extrañarte te llevo conmigo …nos vemos el lunes …besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  78. Mala praxis que se blanquea cotidianamente...

    ResponderEliminar
  79. Cuantos casos de estos se dan cada día en el mundo, por suerte algunos ya no se tapan tanto entre ellos...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  80. Difícil cuestión, todos y todo está expuesto a errores y a fallos, nada puede escapar a ello... también la mirada es distinta en función del grado en que nos afecte...
    porque es inevitable, como mínimo deberíamos saber responsabilizarnos y admitir nuestra parte...

    petonets

    ResponderEliminar
  81. Me uno al comentario de Juan Antonio

    eres GRANDE, poeta!!

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  82. Que terrible esto, la verdad que si hay mucha negligencia, para ser médico se necesita demasiada capacitación ya que en sus manos va estar el salvar vidas o permitir lo contrario.
    Un buen tema si sr
    Un abrazo
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  83. Lamento que pienses así, que entiendas que ser médico y mafioso..viene a ser casi lo mismo.., que unos se encubren a otros bajo la ley del silencio, y que celebran con gusto la caida del enemigo enfermo.
    Negligencias las hay en todas partes, para ser delicuente, insolidario, inhumano..no hace falta ser médico.
    Para hablar de lo que es, de como vive, de como siente un médico..hay que entrar en esa piel, hay que saber de todo lo que vá por dentro, cuando a pesar de toda una vida de preparación, de todas las horas de esfuerzo..vá y se "te muere" el enfermo..
    Y se le muere al médico,no sólo al familiar.., y al médico le duele,el médico también le llora, aunque sea en silencio, aunque ponga cara de "póker" delante del mundo entero

    ResponderEliminar
  84. Uno de tus poemas mas impresionantes.
    Cruda realidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  85. Ojalá la sociedad fuese inmune a la impunidad pero no es así...


    Es la impunidad la inmune...

    besos miles

    ResponderEliminar
  86. Mi madre murió a los 51 años a causa de una negligencia médica... el dolor del momento, la época, y mi juventud, dejaron impune al Dr. Redondo.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  87. Pues voy a ese blog...ahora mismito

    ResponderEliminar
  88. Qué son los médicos sino estadistas? pésimos estadistas algunos. El problema con la profesión es que muchos se han endiosado, olvidando en el camino el objetivo primero humano.
    Felicito el blog de tu amiga, lo veré dsp con mayor detención, y a ti, por la voz.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  89. Estimado amigo,yo por desgracia también soy un veterano en estas desafortunadas practicas de galenos.
    Los caso fueron con mis padres,y efectivamente las batas blancas se vuelven muros negros,incapaz de oradarlos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  90. Me uno a tus palabras y visitaré el blog de Maria Rosa.


    Un abrazo Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  91. Estamos demasiado indifensos.
    Bien por tu amiga Rosa por ayudar a todos los que han sufrido estos errores.

    Un beso

    ResponderEliminar
  92. Muchas Gracias Toro por acompañar la cruzada de María Rosa. El Poeta suele decir en forma inmejorable de sentimientos como el dolor. Y rescatar a los personajes olvidados de toda historia, por ejemplo, aquellos que lloran no sólo por la pérdida, también por impotencia.

    Bien, muy bien por este gesto.

    Un Abrazo para Vos y María Rosa.

    ResponderEliminar
  93. Entre ellos se tapan, ha sido siempre asi. Un beso

    ResponderEliminar
  94. Los chapistas tapan sus errores con masilla,los herreros con soldaduras,los carpinteros con cola y los médicos con tierra! y ahora ya ni se hacen cargo!
    Muy interesante tu poema,muy real,hay tanta gente que padece las negligencias médicas y lo peor es que le pueden suceder a cualquiera,un abrazo!

    ResponderEliminar
  95. Por supuesto que conozco el blog de María Rosa y la triste historia de su padre. La mayoría de países tienen que cambiar sus legislaciones en cuanto a este tema.
    No puedo imaginarme el dolor de perder a alguien por una mala praxis.

    Saludos Toro!

    ResponderEliminar
  96. Uf!
    Que nunca nos toque algo así...
    Salud

    ResponderEliminar
  97. Gracias Toro por escribir este poema que ayuda a empujar un poquito a la injusticia. Todos hemos experimentado en carne propia, o tenemos a alguien cercano que ha sido víctima de la malapraxis médica y encubierto muchas veces por la "bendita" ética profesional del grupete.

    ResponderEliminar
  98. Es brutal.

    "la élite no permite ataques"

    ésta me la quedo.
    adentro.


    (gracias por tu último comentario.
    valoro mucho tu compañía constante,
    y tus palabras.
    es un placer haberte conocido aquí, en este lugar
    el cual, yo también disfruto muchísimo...)

    un abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  99. Toro! Tremendo caso, como pueden jugar con la vida humana de esa forma?
    Aunque tb hay que reconocer a aquellos que dejan lo mejor para curar y salvar vidas. Gracias a Dios, hablo desde la experiencia de este segundo caso!
    Un beso o 2! Y admiro lo buena persona que sos, al haber escrito sobre este tema.

    ResponderEliminar
  100. Negligencias medicas siempre hay en todo hospital. Siempre es grato leerte Toro. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  101. Ay torito hasta por encargo escribes, eres muy completo. me ha encantado lo que luis y mº te han escrito y más tu reacción. No te lo creas pero eres estupendo
    besillos

    ResponderEliminar
  102. Demoledor.
    Mis condolencias a Maria Rosa y un abrazo a los dos.

    Te superas siempre poeta.

    ResponderEliminar
  103. Maria Rosa estará orgullosa de tu poema, es tal cual la realidad misma.
    Negligencias médicas son ya tan comunes que tendemos a la resignación y no debería ser así, pero muchas veces estás tan cansada de todo un proceso que no te quedan fuerzas para lucahr contra algo que sabes que de antemano tienes perdido, poruqe ellos ya se encargan de perder los papeles.

    Iré a su blog
    bss

    ResponderEliminar
  104. No somos más que mercancía para un almacenista, un expediente para un funcionario o un coche para un mecánico.

    A ellos unas veces se les da bien el trabajo y otras no. Poco más.

    Un abrazo.




    John W.

    ResponderEliminar
  105. Buen trabajo. Pulida poesía.
    ¿Porqué me ha hecho pensar en Larra?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  106. El corporativismo es como el acero, carente de alma, como la música de las tablas de multiplicar, como las fauces del tiburón, la carcel donde victimas y verdugos se prestan a los juegos del Casino.........los unos por supuesto son la banca.


    Saludos TORO.

    ResponderEliminar
  107. El gran teatro del mundo tiene que tener también a sus muertos.

    Feliz fin de semana, torito.

    ResponderEliminar
  108. ahh, ahora leo tu comentario. Mi solidaridad con María Rosa y su causa, los blogs son el grito de la vida real, la de cada día. De las negligencias sospecho que sabemos la mitad de la mitad de lo que realmente pasa, así es que entiendo el dolor y la frustración cuando por falta de profesionalidad se pierde a un ser tan querido como puede ser un padre. Mierda. Ánimo, María Rosa!

    ResponderEliminar
  109. El peligro se someterse a la cirugia es que todo queda en manos de un par de guantes y unas cuantas cuchillas.
    Abrazos Toro.

    ResponderEliminar
  110. .


    ...gajes del oficio, dirían otros...

    conozco el caso del papá de María Rosa... y le he apotado en sus reclamos....

    desafortunadamente lo ke más incide en la yatrogenia y este tipo de daño provocado por negligencia o mala praxis, es la falta de conocimientos de sus derechos ke tienen tanto los pacientes como los familiares

    Saludos Toro

    .

    ResponderEliminar
  111. No hay nada nuevo, pero te dejo mis saludos, deseándote un feliz fin de semana.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  112. Muy bien expresado en tu poema esta clase de injusticia por negligencias médicas, y ese “arropamientos” entre colegas. Realmente lamentable y al que nos toca pues aquí nos quedamos, si no nos mandan al otro barrio.

    Siento lo del padre de María Rosa. Te quedó bien reflejado el poema hecho por encargo, pero al leerlo no tuve la inquietud de que se refería a un familiar tuyo o alguien muy cercano a ti. Aunque la aclaración tranquiliza.

    Dejo abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  113. Corporativismo hay en todos los trabajos: Médicos, políticos, periodistas...eso es lo que hay que combatir a muerte.
    Las negligencias hay veces que son inevitables, pero el "solaparlas" y que puedan volver a ocurrir es imperdonable.

    Te mando un gran beso, "asilvestrao".

    ResponderEliminar
  114. Muy generoso por tu parte.
    Gracias por dar a conocer el blog de María Rosa.
    Besos Toro Wuapo!

    ResponderEliminar
  115. la amistad es el mejor vinculo
    y defensa


    bess oss

    ResponderEliminar
  116. Hay temas que escribir sobre ellos es realmente triste, pero tratándose de una vida más lo es, el silencio.
    Mil besos, Toro y gracias por acercanos al blog de María Rosa.

    ResponderEliminar
  117. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  118. Bello homenaje con unos versos de un realismo desbordante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  119. Toro: estoy mas que emocionada, por volverlo a leer, por tu cariño, por tu gesto, por lo amigos que eres, por tu apoyo incondicional durante tres años de mi blog. Eres increíble amigo.
    Fuiste mi primer comentarista y el único que sigue viniendo y comenta absolutamente todos mis post. Siempre: "Sine qua non".

    Quiero agregar a todos estos comentarios bellísimos, que poseo muchísimos amigos médicos, que visitan el blog en la vida "virtual" y otros en la vida "real".-
    Conozco las dos caras de la moneda: Mi madre falleció hace tres años, atendida por un equipo de médicos al que les debo la calidez humana mas bella que he conocido de una persona no allegada familiarmente o mediante su amistad. Pues a ninguno de ellos conocíamos hasta el momento en que mi madre sufrió su triple infarto y fué recibida por un equipo excelente de profesionales, donde prevalecía la verdad en los partes médicos, la empatía en su accionar, y en forma conjunta: la ética y la moral.

    No sucedió así con el caso de mi padre, que ingresó por una LUXACIÓN DE CADERA, se contagió gérmenes intrahospitalarios, ocultaron los médicos estos hechos, se derivó en una sepsis generalizada, nos negaron el traslado (salvo por propio riesgo y autorización bajo nuestra responsabilidad, nos negaron una ínter consulta con otros profesionales al ver que su mejoría no llegaba, siendo que solo tenía 4 placas y un clavo en el fémur como material de osteosíntesis agregado en su intervención quirúrgica, y nos VIOLARON TODOS LOS DERECHOS DEL PACIENTE que hoy conozco y difundo como consecuencia de la injusta y negligente muerte de mi padre.

    Para los comentarios que a lo mejor dudan de la veracidad de los hechos... en el blog está posteado la autopsia, y parte de la historia clínica, resumida (completa son 800 fojas o sea, algo así como 1600 paginas, no puedo postear eso) Y si aún siguen dudando, pues nada, yo no quiero ni intento convencer a nadie. Para eso está la JUSTICIA pues llevo 13 años con la DEMANDA PENAL POR HOMICIDIO CULPOSO (en Argentina no existe la figura legal MALA PRAXIS MEDICA) y 13 años con la DEMANDA CIVIL POR DAÑOS Y PERJUICIOS. En el transcurso de este lapso de tiempo, mi madre falleció y no pudo ver EL ACTUAR DE LA JUSTICIA, que en mi concepto, a un médico, le caben las generales de la ley como a cualquier ciudadano, sin importar su rango o profesión, ante un accidente, error, o acto negligente.

    Para los comentarios de solidaridad, les agradezco de todo corazón sus palabras, y los invito gentilmente a conozcan sus derechos. No importa que no comenten, pero conozcan sus derechos como pacientes y pueden aprenderlos para tenerlos en cuenta, siempre.

    La idea es: que nadie se considere IMPUNE ante un hecho NEGLIGENTE.

    "QUIEN sin la SABIDURÍA y la PREVENCIÓN de los DIOSES, ESEMPEÑA el papel de los DIOSES, NO puede AMPARARSE en la VOLUNTAD de los DIOSES, para GOZAR de la IMPUNIDAD de los DIOSES"

    "UNA MEDICINA SIN HUMANISMO MÉDICO NO MERCE SER EJERCIDA" - Dr. René Favaloro.

    Gracias Xavi. Te quiero muchisimo!!!

    ResponderEliminar
  120. Ni la más potente de las bombas nucleares es tan mortífera como el desinterés y la negligencia humana.

    Un saludo a tí Toro y un abrazo a Maria Rosa.

    ResponderEliminar
  121. Negligencias,mala praxis errores,omisiones,etc. Y si eso se junta,con el corporativismo.Fátal desenlace. Los pacientes deberíamos tomar parte activa en cada decisión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  122. Bueno, querido XAVI,

    sin leerte el comentario, iba a decirte, precisamente que es necesario, que el colectivo médico deje de protegerse bajo las faldas del corporativismo y bapulee a los que se toman la vida de los pacientes, como simples número o carne sin nombre.

    Ahora que te leo, lo siento por el padre de María Rosa, de veras, pero seguro que su iniciativa, ayudará a remover algunas cosas, que a lo mejor estaban muertas y resucitan.

    Mi enhorabuena a los dos.
    Ya lo sabía, pero me lo has confirmado, eres un cielo, Xavi.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  123. Mis sinceras y sentidas felicitaciones por el poema. Creo que no puedes dimensionar los millones de seres que se sentirán identificados con él. Cada palabra me caló hondo. Yo soy uno de esos millones de seres víctima de una bestialidad quirúrgica que me dejó con un 70% de discapacidad. Mi infinito agradecimiento en nombre de todos.

    ResponderEliminar
  124. En relación a tu comentario:
    Como ya te dije lamento tu punto de vista,nacido seguramente de la falta real de conocimiento sobre el funcionamiento de un hospital.
    El "corporativismo" del que tú hablas es muy inferior al que existe en otras profesiones..y en ningún caso alcanza a ocultar una negligencia médica, que además de una falta de humanidad, de vocacion y responsabilidad profesional es un delito.
    Los médicos no somos mafiosos, que nos tapamos los trapos sucios unos a otros ,como reflejas tú(sin hacer distinciones)en tus versos.
    Somos personas, seres humanos que hemos dedicado nuestra vida a adquirir una formación para estar hoy ahí, salvando vidas.
    ¿Puede haber un garbanzo negro? Claro que sí! y lo habrá!..pero ni yo ni ninguno de mis compañeros le tapamos la verguenza..
    Y sabes algo más? salgo de una guardia de 24 h , entregada de pleno al enfermo y sus familiares, igual que muchos de mis compañeros y nos merecemos un respeto..
    Y ya puestos, déjame decirte algo más:
    Si tú con tu entrada transmites en un ámbito público como es internet la "sensación" de que los médicos no nos preocupamos del enfermo y somos una "mafia" que se guía por la "Ley del silencio" a quien perjudicas es al enfermo y a su familiar, le generas la ansiedad, la impotencia de sentirse abandonado.., y cuando acuda a un médico lo hará con recelo, con desconfianza, y a la defensiva.., actitud ésta que pòndrá a la defensiva a su vez al médico, quien estará más pendiente de "cubrirse las espaldas" que de solucionar el problema del enfermo.
    Tu post es una falta de respeto y una injusticia suprema para la inmensa mayoría de los médicos, de ayer y de hoy ..que han estado y están ahí para cuidar del enfermo.., y pernicioso para el enfermo en sí y sus familiares por la inseguridad y la ansiedad que les generas por un hecho aislado( si es que eso fué realmente así y quien mejor lo determinará serán los tribunales)
    Cuando se produce un fallecimiento hay quien trata( y no se si es o no el caso de tu amiga ni voy a entrar en ello)de buscar culpables, quien vierte el dolor afuera en forma de furia.., y embebido en el dolor no piensa en lo que se lleva por delante.
    Tantas veces se ha tirado por tierra el prestigio de un buen médico..al que luego con pruebas fehacientes se ha demostrado inocente!
    Y sabes lo que sucede? que ese médico después, triste,humillado, dolido..abandona la profesión..y era un buen médico! que no podrá ayudar ya más a otras enfermos.
    Cuando se habla de un tema hay que saber muy bien lo que se dice..Si tú quieres hablar yo te invito a mi hospital, vente conmigo allí a trabajar, y siente y vive desde dentro..Despúes si quieres escribes otro poema, pero con conocimiento de causa.
    En cuanto al blog de tu amiga o a esas manifestaciones que con tanta frecuencia aparecen en la tele o en la radio:
    Cuando se tiene razon no es necesario el grito ni el ruido,tan sólo se pone uno en manos de la justicia, que es lo que hacemos nosotros..cuando se nos "difama" sin pruebas de lo que se está diciendo..
    Y yo no he hablado de conjura.., sino de hablar sin respeto, generalizando..y con falta de conocimiento..

    Y no volveré a hablar más de ésto,no tengo más que decir, y si tú y yo nos visitamos y nos comentamos es en el ámbito de la poesía.
    Escribes muy bien, y por eso te leo y lo seguiré haciendo


    Un beso, Toro

    ResponderEliminar
  125. Hola Amaya.

    Como ya te dije no estoy de acuerdo contigo.

    Veo que te duele lo que he escrito.

    Por algo será Amaya.

    En todas las profesiones hay sectores corporativistas.

    Tanto da que sean jueces, abogados, periodistas, etc. y en los médicos lo mismo.

    Te guste a ti o no te guste.

    O es que los médicos están hechos de una pasta diferente que el resto de los humanos.

    Venga, por favor.... tus opiniones no resisten el más mínimo análisis.

    Y lo graves es que ese corporativismo de los médicos es el más dañino, cruel, y horroroso de todos los corporativismos.

    Porque si cualquiera de ellos es injusto e intolerable, el de los médicos es especialmente cruel cuando para taparse unos a otros no dudan en volver a matar al muerto y a sus familias con tal de quedar exentos sea de responsabilidad criminal o económica.

    Tú lo niegas todo pero en este mismo post hay personas que han escrito su trágica situación por culpa de médicos despiadados, ineptos, negligentes y sin el más mínimo sentido de la ética y la conciencia.

    Pero eso a ti parece no importarte.

    Sabes una cosa. Me aterras.
    No quisiera que mi salud dependiera de alguien que piensa así.

    Yo les creo a ellos mil veces más que a ti.

    Ellos hablan desde su tragedia y tú lo haces desde la soberbia.

    Para mí ese tipo de médicos son cuervos negros vestidos con bata blanca.

    Te guste a ti o no te guste.

    En cuanto a lo de mafia o mafiosos eres tú la única persona que ha hablado de ello. Yo no. Yo desconozco como funciona la mafia. Parece que tú no. Parece que dominas bien el tema. Quizás si que estás más capacitada para hablar de ello.

    Y otra cosa, leyéndote he tenido una terrible desazón. No quiero ni imaginar tu declaración en un juicio si has de decidir entre un médico negligente y la familia de un paciente muerto por mala praxis médica.

    Me horroriza pensarlo.

    Siento que mi poema haya despertado en ti toda esa furia pero a mí tu furia me importa nada, absolutamente nada, me importa mucho más la defensa de los débiles frente a la prepotencia y la maldad de los poderosos.

    Por muy blanca que tengan su bata.

    Espero que no seas tú una de ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  126. Mira a mi no me duele en absoluto nada de lo que escriba nadie desde el rencor y la desconfianza.
    Yo me dejo la piel en mi profesión y sólo le pido al paciente una cosa: que tenga siempre claro que estamos en el mismo bando.
    Si alguien vá así, como tú, a la defensiva, le ofrezco desde el respeto ser atendido por otro compañero.
    Vuelvo a lamentar tu pobre visión de unas personas que en su mayoria viven por y para los demás.

    ResponderEliminar
  127. No tiene ningún sentido que sigamos hablando sobre ello.

    Veo que no nos entenderemos nunca.

    Tiene que haber gente para todo.

    Tú en tu sitio y yo en el mío.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  128. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  129. En fin.
    No hay más ciego que el que no quiere ver.
    Antes de despedirme de ti y espero que sea para siempre te diré dos cosas.

    1) Si me contestas en tu blog no me parece bien que censures mis respuestas.
    Sólo publicaste la primera. La más light, las otras hasta ahora mismo las has ocultado.
    Lo cual te define como persona.
    No quiero poner el adjetivo porque no quiero ensuciar el blog.
    Yo no he censurado ninguna tuya.

    2) Espero que te cures.
    De corazón te lo digo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  130. Permiso Xavi.

    Amaya: Cuanto lamento este incidente y que le respondas tan agresivamente a Toro, cuando él deja en claro en su texto que habla de un grupo de médicos. Y cuando se refiere a "tapan o cubren" pues siempre ha sido así.

    El problema aquí es que te lo has tomado personal y nadie te habló a ti en particular.

    Mi padre era abogado y no voy por la vida insistiendo en que era buena gente a pesar de su profesión, aunque todos digan que los abogado son CUERVOS, TIBURONES, CHUPASANGRES DE CLIENTES y mil cosas más. A mi me basta saber quien era, y a él le bastaba demostrar quiene era con sus clientes no siendo un CHUPASANGRE ESTAFADOR... pero no por eso ando por la vida agitando la bandera de todos los abogados.

    Si te fijas en mi comentario, aclaré en un punto, que conozco ambas caras de la moneda en medicina: mi madre fué atendida por profesionales excelentes en su obrar humano, pero no por eso niego la atrozidad que le hiceron a mi padre.

    El dilema del error médico se soluciona muy facilmente:
    *Reconociendo el error
    *Pidiendo disculpas
    *Y sin solicitar que otro cubra sus espaldas

    Y como último punto fundamental, saco siempre las garras por mis amigos, por eso estoy aquí. Si tienes algo que decirle a Toro, ven a mi blog y dímelo a mí, no aquí, pues el poema fué a mi pedido.

    Y te dejo una frase de Mahatma Gandhi, para que fagocites y tu EMPATÍA pueda germinar en ti algún día:

    "MAS QUE LAS ATROCIDADES DE LOS MALOS ME HORRORIZA EL SILENCIO DE LOS BUENOS"


    Gracias Xavi POR ROMPER ESE SILENCIO.

    ResponderEliminar
  131. He censurado tus respuestas porque están llenas de insultos , y yo no publicó faltas de respeto en mi blog. Tan sólo he dado mi opinión sobre una profesión que conozco mejor que tú porque la ejerzo. Nunca hice una valoración sobre tí mismo.
    No voy a caer en la trampa fácil de la descalificación contigo. Como te dije, lamento que pienses asi o si mis palabras te han molestado, pero no podia callar ante lo que considero una injusticia.
    Sé que lo has hecho de corazón y por solidaridad, pero no puedes condenar a tanta gente por el fallo de unos pocos.
    Dejemoslo asi, ya esta, ha sido desagradable..Si me conocieras personalmente sabrias lo equivocado que estás.
    No tengo nada más que decir, me marcho con pena de la página de lo que considero un buen poeta

    ResponderEliminar
  132. Menos mal que cualquiera puede leer esos "insultos" porque los comentarios en tu blog no son otra cosa que un "copia y pega" de las respuestas que te he dado aquí.

    Aquí has seguido respondiendo y en tu blog me has censurado.

    Estás en tu derecho pero por favor no hagas ver cosas que no son.

    Fíjate como será la cosa que has eliminado un comentario tuyo, el de las 5:27 PM, con lo cual una respuesta mía no se entiende a que viene.

    Pues aclaro que viene a ésto que es lo que me has dicho y luego has borrado tú sabrás porqué:

    " Pues sí, hay gente para todo,para poner de vuelta y media a todo un colectivo por una persona,y también para hacer valoraciones de índole personal sobre alguien a quien no se conoce.
    Por cierto,si te pones malo, no vayas al hospital, mejor una "cataplasma" en casa, no te vayan a asesinar allí, y luego corran a celebrarlo.
    En otra entrada puedes hacer un poema poniendo a todos los jueces de corruptos, o a todos los curas de pedófilos..pero en algo tienes razón, cada cual en su sitio.
    Un saludo "

    Yo no voy a borrar ningún comentario.

    Soy consecuente con mis palabras.

    ResponderEliminar
  133. Maria Rosa:
    Veo que has entrado y celebro que haya sido así:
    Ignoro lo que sucedió con tu padre, pudo ser una negligencia y yo no lo pongo en duda. Si así fué me duele doblemente, por él, que fué víctima de un delito y una injusticia, y por mí..porque es un colectivo al que pertenezco y es terriblemente injusto que ponga en cuarentena a tantas personas que desarrollan( como tú muy bien dices al hablar del caso de tu madre) una labor tan necesaria y vocacional,poniendo en ello todo su esfuerzo y humanidad.
    Yo jamás escondería o tergiversaría la información que pudiera demostrar que algo así ha sucedido, porque estoy por el enfermo, no para tapar los trapos sucios de un irresponsable que además nos deja mal a todos.
    Lo que me preocupa es que se transmita publicamente la idea de que somos "de poco fiar".
    El médico está en el bando del enfermo,quien está enfrente es la enfermedad. Médico, familiar y enfermo juegan en el mismo equipo.
    Y quiero decirte algo:
    El médico, el buen médico, sufre el dolor y más aún la muerte del enfermo
    Yo, como médico y persona estoy contigo, y si aquello fué como dices lo siento enormemente, pero no olvides nunca que la mayoría de nosotros merecemos tu confianza, es más, la necesitamos para poder seguir avanzando, luchando contra la enfermedad y el dolor que ocasiona.
    Un beso

    PD. En cuanto a Toro, sé que lo ha hecho con la mejor intención, lo injusto ha sido la "generalización", y yo lamento el malentendido

    ResponderEliminar
  134. Si borre ese comentario es porque me sentí ofendida por el tuyo y estaba hecho "en caliente" con un tono hacia ti, que creo no mereces
    Nada más, yo estoy aquí para compartir, para que crezcamos juntos, no para discutir con nadie, y me gustaria que fuésemos de alma limpia,y una vez todo aclarado olvidásemos ésto y siguieramos adelante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  135. Así será entonces Toro!
    Ésto nos ha pasado porque tú como yo eres pasional y sincero, y necesitas decir lo que piensas y gritar contra lo que crees una injusticia cuando se presenta.
    Seguiré aquí , con todos y a tu lado, disfrutando de tus versos, y tú tienes abierta mi casa, "sin censura" y para siempre
    Un beso

    ResponderEliminar
  136. Xavi y Amaya: Me alegro que se limen asperezas. Haya paz.

    Amaya:
    "Maria Rosa:
    Veo que has entrado y celebro que haya sido así:"


    Ya había ingresado antes, Amaya, mi comentario sobre este post está mucho mas arriba, donde explico lo que ocurrió a mi padre, cuando, como y porqué. Y las herramientas legales que utilizamos desde hace 13 años.

    De mi opinión de la medicina... mejor la reservo para mi y para mi blog, este no es el ámbito para debatirlo... pero si te sirve de adelanto, hace 13 años que no piso un consultorio, ni mis hijos, ni mi esposo. Solo lo hice cuando tuve mi última una cesárea hace 11 años, de mi nena. Y no pienso volver a ver un médico salvo urgencia o muerte.

    Y esto no son algunos porotos negros... está lleno el mundo.
    Ingresa a Facebook y verás lo que hemos formado, lamentablemente, con tantos damnificados por este flagelo. Mi blog es solo una muestra de muchos de mis compañeros de lucha.

    Me alegro que tú formes parte de los buenos médicos, que los hay, y muchos.-

    Un beso para ambos.
    Haya paz.

    ResponderEliminar
  137. Comparto Rosa tu dolor.
    De mí tienes mi mano y el compromiso de no escatimar jamás el más mínimo esfuerzo en el desempeño de mi profesión, porque todo es poco para salvar una vida humana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  138. Gracias Amaya, asi lo haré, no tengas dudas.
    Cuando necesite consultarte algo te tendré en cuenta, antes de postear una "burrada" verifico siempre con algunos medicos amigos de blogger.

    Me gusta mas el consenso que el disenso

    Celebro esto!

    ResponderEliminar
  139. Presiento que este poema tan hermoso, expresa una realidad real tan grande como un castillo, Toro Salvaje.

    Vaya, después de decirte esto he leído tucomentario.
    Tendré que mirarme el blog de Maria Rosa.

    ResponderEliminar
  140. Los/as de la bata blanca tienen además una buena manta con la que se tapan unos a otros...

    Besos

    ResponderEliminar
  141. Mi querido Toro: No es la primera vez que leo algo sobre este tema y es verdad que existe el corporativismo y se defienden unos a otros. Creo que este blog al que haces mención es de una compañera argentina ¿verdad? Recuerdo que Patry Gold estuvo en contacto con ella por algo parecido.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  142. Grande Toro, como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  143. Me has dejado clavada con el "teatro del juzgado". Bello, duro poema para una denuncia importante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  144. Acá, no hace mucho (el año pasado creo), hubo un caso en relación a un médico de pueblo. Tenía su consultorio y era conocido por todo el mundo. Se aprovechó de que sus hijos eran estudiantes de medicina para dar recetas y hasta medicar a la gente!

    Luego hubo otro, de un anestecista que estuvo involucrado al menos en dos muertes por mala praxis. En la segunda lo agarraron y se armó tremendo escandalo en los medios.
    Hasta se grabó un video del momento en el que él mismo explicaba que estaba todo bien, que la persona (una adolescente) a operar estaba en perfectas codiciones.

    Algunos se creen que no pasa nada y abren un consultorio. Otros, como no pueden terminar la carrera, deciden irse con la falsificación. Lo peor es que no piensan en las consecuencias.

    Besos toro!

    ResponderEliminar
  145. La frase: "mató la vida del muerto" es muy ocurrente, diría hasta poética. En este caso empleada de forma irónica, es perfecta.

    ResponderEliminar
  146. He leído todo lo que ha pasado entre tú: Toro, Maria Rosa y Amaya.
    Mi padre es médico, la mujer de mi hermano es médico, el marido de mi prima es médico, y no por ello defiendo a capa y espada a los médicos, porque sé que el corporativismo existe, como existe en todos los ámbitos, por desgracia para lo bueno y para lo malo.
    Sé que hay doctores nefastos, que cometen errores y en lugar de reconocerlo se callan, cuando deberían de dar la cara y comportarse como personas honestas, y reconocer sus errores. Pero la naturaleza petulante y jactanciosa del ser humano muchas veces está por encima de todo, y la soberbia se impone a la razón; cuando lo nornal debería de ser aforntar la responsabilidad y reconocer el error.
    Aún así reconozco - he ejercido de Auxiliar de Enfermería - que la profesión de atención al paciente, siendo durísima y arriesgada, está mal vista y peor remunerada. Lo cual no viene al caso de los errores médicos, por supuesto. Pero en ocasiones el doctor no tiene toda la responsibilidad de un error, pues está en la carencia de medios para atender al paciente.
    Creo, por tanto, que es un tema muy delicado y más difícil de resolver todavía, y sobre el que uno podría extenderse durante días. Pero también pienso, que tu post es honesto y necesario, ya que sin duda reconozco la lucha de Maria Rosa Golia, a la cual conozco hace años, ya que es amiga de una gran amiga mía chilena que incluso, hace un par de años, la fue a visitar a Argentina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  147. pues claro que vale la pena la excepción porque es el pan nuestro de cada día... y no sólo son los médicos el único colectivo en el que se tapan los unos a los otros... hay más.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  148. uf .. que fuerte. No suelo pensar

    en esas cosas; pero bueno, la vid

    a es justa. Tarde o temprano, tod

    os tenemos lo que nos merecemos <3

    ResponderEliminar
  149. Ya hace unos días que leí esta entrada y me marché sin dejar ningún comentario, ¿sabes por qué?... porque este tema me toca muy de cerca y no quería cabrearme más de lo debido.

    Ahora he vuelto y he visto algunos comentarios. Veo que ha habido una gran polémica... Amaya se queja de que generalices, vale, puede ser que tenga algo de razón, pero no mucha desde mi punto de vista, y es que sus respuestas están hechas también desde la generalización corporativa, lo que pasa es que si nos ponemos a sumar los particulares errores médicos que se dan (de los que nos enteramos poco y mal) los guarismos que alcanzan se acercan mucho a una generalidad difícil de explicar (para los médicos), teniendo en cuenta que la Lex Artis (protocolos médicos a seguir en cada situción clínico-patológica) está claramente estableciada.

    No voy a seguir comentando más, creo que a Amaya, y lo digo con todos los respetos hacia todos y cada uno de los médicos que se toman en serio su trabajo, que no son todos degraciadamente, le vendría bien examinar las pruebas documentales que cada una de las víctimas de esos errores o sus familiares tienen para que le ayudaran a conformar su opinión desde la visión de cada parte, pruebas, por ello, si está interesada, cuando quiera le pongo encima de su mesa un innúmero de documentos que a lo mejor le dejarían sorprendida...

    Es verdad que no está bien generalizar, pero yo no creo en la buena praxis general de la mala praxis particular; me cabe la curiosidad de qué haría Amaya ante la documentación que demostrara que alguno de sus colegas han actuado de forma contraria a la Lex Artis... de verdad que me gustaría saberlo.

    Y una última cosa para terminar: no es tan fácil acudir a los tribunales de justicia, primero porque la seguridad jurídica en estos casos está bajo mínimos por cuestiones que llevaría un buen rato explicar, pero es que además, en tanto en cuanto que lo que subyace en un procedimiento de este tipo son criterios discrecionales técnicos y especializados (propios de la condición médica, bien generales, médicos de familia o pediatria, o bien especializados, todas las especialidades posibles) tienes que encontrar primero un profesional médico con esas particularidades que esté dispuesto a ir como perito (porque si ya con periciales es complicado el asunto sin periciales es imposible, a no ser que los médicos forenses se pongan de forma objetiva de parte del enfermo y de sus familiares, cosa harto difícil, entre otras cosas porque ellos no son médicos especialistas y presuntamente por otras cosas en las que no voy a entrar), y para que la gente lo sepa, cada perito viene a cobrar por el informe y la ratificación en juicio unos 3000 EUROS.

    Bueno Toro... me había prometido no comentar esta entrada, pero después de leer lo que te ha puesto Amaya me he encabronado lo suficiente como para escribir todo esto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  150. Ah, Toro, se me olvidó una cosa. No olvidemos que existe un dicho popular (supongo que nacido de la observación y de la casuística) que dice que "LOS ERRORES DE LOS MÉDICOS LOS TAPA LA TIERRA"... ¿por qué dirá esto la gente?...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  151. Algunas neglicencias en depende que ámbitos se pueden excusar,pero en el de la medicina no.
    Hay que tener cuidado por la salud del paciente y que luego no quede todo en un 'lo siento'.

    ResponderEliminar
  152. Estoy de cuerdo en protejer los derechos del paciente.

    besos.

    ResponderEliminar