18 de octubre de 2010

DISTANCIA DE SEGURIDAD

Los pobres nos vienen muy bien
para escribir dramáticos poemas
sobre su famélica situación
para mirarlos un instante
abandonados en la calle
atravesándonos el corazón
o para que con la familia o amigos
nos demos golpes en el pecho
por su desgraciada vida miserable
en cambio los pobres nos molestan
cuando se aproximan expectantes
a nuestros egoístas bolsillos
cuando deambulan mendigando
cerca de nuestros domicilios
y sobre todo cuando a veces
con la mirada hundida y derrotada
se nos acercan desesperados
vulnerando la distancia de seguridad.

169 comentarios:

  1. Toro,me llegó al alma.No soy de las que me aparto si viene una persona necesitada a pedir una limosna,pero ocurre que,algunas personas ,no quieren comida sino dinero y eso me hace dudar de su necesidad.
    Quizás he sido demasiado sincera ,pero me expreso tal cual lo siento.
    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  2. Alucino como un pepino,la primera vez en mi vida que he sido la primera en comentar en tu blog.
    Otro beso,venga.

    ResponderEliminar
  3. No me molestan los pobres, los mendigos, los sin calle, no me molestan en absoluto, ni escapo de ellos- ayudo en lo que puedo- lo que me molesta es que eso exista, que estando en el siglo XXI tengamos pobres en las calles. Eso es terrible.

    Buen post, para reflexionar y darse cuenta.

    Un beso

    Aurora

    ResponderEliminar
  4. Relato que desgarra... tan real que duele.

    No me asusta la gente que pide mirando a los ojos... sí los que se arrastran por atrás, a escondidas, tratando de meterse siempre en medio para romper o tomar lo que no le pertenece.

    Un beso, buena semana.

    ResponderEliminar
  5. los pobres nos dan pasta y tinta ,nos remecen la conciencia...aquella que aún nos habla

    besitos de luz torito

    ResponderEliminar
  6. Pero qué grande! No llevo mucho siguiéndote pero es lo mejor que te he leido. Verdad sin tapujos. Toro Salvaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo siempre doy a viejos y/o extranjeros porque es difícil que encuentren un trabajo, pero a gente joven ya sabemos para lo que es, aunque me dan pena y siempre les doy como ellos dicen "una monedita" .
    Como ponía uno de ellos en su cartelito "Deme algo,por una moneda yo no me voy a hacer rico, ni usted pobre".
    Los ayuntamientos dicen que no se les de que se les diga que vayan a cruz roja y cáritas, en fin, que uno no sabe qué hacer...
    Saludos, Toro, siempre tan sensible.

    ResponderEliminar
  8. Al paso que vamos cualquier día lo sentiremos en carne propia.
    Muy bueno, ahí, justo donde sacude.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Reconozco que soy una cobarde. Nunca doy nada a los que piden por pedir (a eso de que no los vea MUY tullidos). Sin embargo a alguien que toca un instrumento (que no sea electrónico...) o canta en el tren o en el metro, le doy ipso facto. Maravillosos tus dos poemas. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  10. ¿Y cuál es la distancia de seguridad? ¿La de suponer que yo estoy aquí y ellos allá, fuera? Si pensara así cometería un grave error. Hermoso desprendimiento, Toro.

    Besosssss.

    ResponderEliminar
  11. Sí. Los pobres siempre han sido muy literarios, a pesar de no tener nada que ver con la ficción.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hoy he de aplaudirte. Lo has clavado. Es tan cierto como que esta mañana salió el sol.

    Una seguridad que debe de avergonzarnos.

    Cada día son más y no sólo cuentan ya los que viven en la calle. Hay pobres tan silenciosos que ni siquiera el vecino repara en ellos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hay tanto que hablar de los pobres que ... pobre de nosotros.

    ResponderEliminar
  14. Sí, tienes razón, dejemos de ser unos hipócritas y digamos la verdad: Somos todos unos auténticos miserables.
    Todo es pantalla, vanidad, egoísmo, soberbia y mirar para otro lado porque nuestra vida es fácil.
    Yo el primero. Y detrás de mí, salvo rarísimas excepciones, todos los demás.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno. Toca la fibra por lo real que es. Hay mucho hipócrita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Yo trabajo con ellos a Diario y la ciudad esta instituyendo un programa muy bueno para ayudarlos, pero se que lo que quieren es sacarlos de las calles para que nadie los vea y ociltar el problema. Por lo menos tendran que comer y donde dormir de seguro, Buena Reflexion Toro.

    ResponderEliminar
  17. Es un tema que me hiere la sensibilidad...tengo mis razones, me duele en el alma y no me molesta en absoluto que se acerquen,es más me acerco yo sin temor alguno... quien sabe si mañana podamos usar ese banco o esa plaza en la calle, quien lo sabe...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  18. Nos ponen en evidencia nuestras miserias, no las del bolsillo, las otras, las mas feas.

    ResponderEliminar
  19. NO me gusta cuando utilizan a los niños para lograr algo.
    entiendo que para algunos, no hay otra salida. y los respeto.
    pero, a quienes abusan de su condición, no los tolero.
    perdón por la sinceridad.
    kisses

    ResponderEliminar
  20. Golpes en el pecho son de hipócritas...miro lo que escribes y me pregunto quienes somo los pobres si los que no tiene dinero o los que llevamos el alma vacía?

    Besos de sol :)

    ResponderEliminar
  21. No todos los que piden son pobres, hay mucho mangante suelto que alquilan niños para hacer más fuerza, o se vendan las piernas para parecer que estan enfermos y así sintamos pena y les demos dinero, yo conozco un caso de un anciano que no se conforma con la paga que le dan de seiscientos y pico euros de pensión y se pone a pedir por las calles, sin embargo, se de personas que no tienen qué comer y no andan pidiendo por las calles pero sí tienen que acudir a Cáritas para poder comer, y no me gusta quedarme inmune ante estas situaciones que se de verdad que lo necesitan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Directo, claro y exquisitamente sincero. Se dice y se escribe mucho y se actúa tambien. Me han encantadooo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Directo, claro y exquisitamente sincero. Se dice y se escribe mucho y se actúa tambien. Me han encantadooo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Solo tratamos de tranquilizar a nuestras conciencias que a diario nos gritan las verdades y tambien nuestras incongruencias y nuestras miserias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. ¡Díficil tema amigo¡...

    Porque los pobres..los que apenas tienen para sobrevivir...no suelen pedir....

    La gente que pide ...son personas que han perdido el "hilo de la vida en sociedad"...y su situación es peor que la de un pobre...pero a la vez...menos "cruel"....

    La gente que pide en la calle...es gente que ha perdido mucho....pero la gente "pobre"...es la gente que va a comprar al frutero la fruta ya casi podrida para dar de comer a 7 hijos....y que en navidades puede pagar un pollo asado entero para cada uno...y que trabaja horas y horas por un salario que no da para tantas zapatillas de deporte...¡Esa si es una vida dura...muy dura...de levantarse cada día para salir aleante¡¡

    BESOTES AMIGO

    ResponderEliminar
  26. No creo que vengan bien ni tan siquiera para mirarlos un instante. La reacción general es esquivar a esos que, por desgracia, para algunos, no son ni personas.
    Me pregunto qué hace el autor de este texto dramático cuando se encuentra con ellos.

    ResponderEliminar
  27. Torito este "dramático poema" que has escrito es para concurso... y se gana todos los premios....!!!!
    Excelente...!!!
    Un beso enorme...!!1

    ResponderEliminar
  28. Lo propio sucede cuando nos toca la adversidad, y esa mirada hundida y derrotada es la nuestra.
    Si alguien tiene dudas, es cuestión de probar quedarse sin trabajo, por ejemplo. Veremos huir a los parientes como si tuviéramos una enfermedad infecto contagiosa, nuestro teléfono dejará de sonar, las caras conocidas cruzarán de vereda para no saludarnos y probaremos las mieles de la compasión a distancia.

    Con un poco de viento a favor, será un amigo quien nos tienda la mano, Toro. Nadie debería ser tan pobre como para no tener al menos, un amigo en el mundo, alguien que no tema acercarse cuando la vida nos da una trompada en el rostro.

    Mi beso.

    ResponderEliminar
  29. Tambien es poesia darles un trozo de pan.

    ResponderEliminar
  30. Buf, desgarrador, brutal y real.

    Enhorabuena Toro!

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Tienes razón XAVI,

    pero, afortunadamente no todo el mundo es así, algunos la distancia de seguridad nos la saltamos a la torera ¿qué es eso? yo, desde luego, no lo sé:-)
    Soy incapaz de poner distancia con nada, ni con nadie y...si necesitas un bocata, tú pide ¿OK?:-)

    Muchos besos Xavi

    Pero, mejor...
    Sigue con tus ataques de amor...
    ¡¡ te van de maravilla!! :))

    ResponderEliminar
  32. me pego !
    con acento en la o q no lo se poner...
    cierto 100%
    hay q hacer mas.
    working on that!
    ;-)

    ResponderEliminar
  33. La piel de gallina me has dejado.
    He visto en las calles miradas desoladas, manos sucias y hambrientas, pidiendo algo de comer... Y la respuesta mayoritaria: volver la cabeza a otro lado y seguir como si nada.
    Pero también he visto cálidas sonrisas que han invitado a comer a estas personas, que les han dado algo de dinero, que se han parado a charlar con ellos.
    Es gratificante y además se aprende mucho.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  34. Les miro a los ojos.
    Esas vidrieras que han perdido el color y sólo guardan retazos de un destello de algún fugaz instante.

    Siempre me quedo pensado
    la vida desde el otro lado,
    pero tienes razón,
    muchos se sienten violados
    si uno le acelera el corazón.

    Me hiciste pensar.
    Reflexionar.

    Qué trago más amargo.
    Qué triste realidad.

    ResponderEliminar
  35. somos verdaderamente hipócritas...


    besos*

    ResponderEliminar
  36. Querido, no tengo palabras, pero la entrada de tu perfil dice todo lo que mi corazón siente...

    El post, bueno, qué te digo...Recién en mi ciudad ha crecido el número de pobres, y me sorprende ver cuántos conocidos reaccionan tal cual mencionas.

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  37. Precioso.
    El otro día un chico cantó una canción preciosa en el metro de Madrid, de amor claro, y todo el mundo le escuchó mirándole a los ojos porque su voz era realmente espectacular, luego bolsa en mano todos los ojos volvieron a distraerse con los libros abiertos, algunos incluso leían al revés...una pena, una realidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Dijo el mendigo en el centro de Madrid:

    "Please, Help me. I'm homeless and trying my best to get a Job or some kind of work, the only way for me to survive is your help and kindness.
    Thank You !

    Me emocionó y le dí un euro...
    Habré ganado el cielo ?

    Un pobre beso

    ResponderEliminar
  39. Una vez, esperando un colectivo (o bus), un señor se acercó a pedir monedas para viajar. Automaticamente accedí y le di lo que pedía. La chica que estaba atrás mío me dijo: "No le des, pide siempre..."

    Yo no le hice caso alguno al comentario, porque realmente un peso, dos, cinco o hasta diez no me cambian la vida. Si puedo y tengo, en ese momento, les doy. Incluso en el subterraneo hay chicos que saludan con la mano y la mayoría los mira con asco. Eso me da bronca, muchísima. Somos una sociedad anti-social...

    Esas personas tienen nombre y apellido. Se las discrimina por cara, ropa... siempre me pregunto ¿qué pasaría si en algún momento yo llegara a esa situación? Realmente no me gustaría ser ignorada.

    Lo bueno sería, además, que no hubiera gente pidiendo en las calles. Chicos de 4, 5, 6 años...

    Beso enorme toro

    ResponderEliminar
  40. Claro, no son nada decorativos...
    Salud

    ResponderEliminar
  41. Nos domina el rechazo por lo que está más, ó bastante más, por debajo de nosotros.
    Hace falta un buen lavado de conciencia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Cruelmente cierto este poema.
    Somos vulnerables, inseguros, temerosos, egoístas, pequeños...

    Tenemos miedo del otro, imaginate si el otro no es un igual y si es un desprotegido y tiene hambre y huele mal y todas esas cosas tan poco correctas, personalmente me duele la miseria, me duele el dolor ajeno, me conmueve el hambre y si puedo ayudar, lo hago.
    Pero mi ayuda es ínfima, lo que mas me duele de esta situación es que esto se podría evitar si los dueños de la riqueza mundial, que son unos pocos dejaran de mirar su ombligo y sus ricos lugares de lujuria tropical.

    El tema de la pobreza, la inseguridad, el hambre, las enfermedades, la prostitución, la explotación del hombre por el hombre mismo, la falta de educación y posibilidades iguales para todos no se soluciona dando una moneda.
    A veces lo hacemos para calmar nuestra conciencia, pero esa moneda no ayuda en nada.
    Tenemos que pensar cuando votamos, qué estamos votando. Y a veces ni así.

    Uy, juro que yo estaba en un día optimista, pero tenés razón, tu poema es un llamado de atención.

    Excelente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  43. Malos días hay muchos, lo peor es no presentirlos.
    No quiero que llegues a escombro, pero si se diese el caso te buscaré en el vertedero, soy una buena recicladora ( hice un cursillo).
    un abrazo y un beso

    ResponderEliminar
  44. lamentablemente todo se agranda o empequeñece, todo nos afecta o no, dependiendo de esa puñetera y vulnerable distancia de seguridad


    Besos

    ResponderEliminar
  45. PUES SÍÍÍÍÍ, INCLUSO PARA PEDIRNOS UNA LIMOSNA EN LA PUERTA DEL SUPER y luego se quejan de Justiniano si es que somos una pandilla de ...

    muy bueno, amigo

    un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Genial. Debería estar colgado en la puerta de todas las iglesias.
    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  47. Es asi Toro. Te adoro cuando escribes estas cosas.

    ResponderEliminar
  48. Crudo y real, poeta!!

    También hay muchos que se las dan de "vivos" y te meten un cuento y te lo crees. Luego dudas de todos y cada uno, es triste.

    Besos :(

    ResponderEliminar
  49. leyendo lo que has escrito por mas que le de vuelta es la realidad por ser pobre ya nadie se me acerca ..

    ResponderEliminar
  50. Si Torito,pero es que ahora hay que hacer una distinción entre pobres y los profesionales de la mendicidad.
    Los pobres de verdad son aquellos que aun luchando siempre pierden y que a pesar de ello,la mayoria aún conservan la dignidad.
    No me asustan los pobres,pero no soy partidaria de potenciar la mendicidad.Besitos

    ResponderEliminar
  51. No puedo agregar nada porque lo dijiste perfecto...

    ResponderEliminar
  52. nos fastidia que este tipo de cosas interfiera en nuestra idílica visión del mundo, así es

    ResponderEliminar
  53. ... cuántas barreras, cuántas diferencias Toro.. demasiadas.. las mías,las tuyas... las suyas..

    tu margen derecho me describe la imagen de tu perfil..oscuridad..
    tanta que da más que miedo...

    un abrazo grande, tanto como necesites.
    isla

    ResponderEliminar
  54. es cierto, los pobres nos molestan, una distancia de seguridad por favor, no quiero contagiarme.
    Esa es la pura, puta y dura realidad, porque en este mundo de hipocresia, mentiras y falsedades, queda muy bien ser "moralmente correcto", pero la moralidad se olvida cuando ves que ese mismo pobre podemOS ser cada uno de nosotros y entonces, preferimos mirar a otro lado y pasar de lado.
    Si señor Xavi, con dos cojones y un palito, has dejado una entrada MUY BUENA.

    ResponderEliminar
  55. Cuanta razón tienes, lamentablemente las sociadades y esas cosas forman este grupo de gentes, digo... la gente en extrema pobreza, da pena pero se ayuda en lo que se puede...
    Besos y buen inicio de semana......

    ResponderEliminar
  56. Es cierto: cuando rompen la distancia de seguridad se activan todas nuestras alarmas...

    Muy bueno, Toro.

    Besoss

    ResponderEliminar
  57. Los pobres para mi son angeles que me manda el Cielo para probar que tan bueno es mi corazon .....

    Te voy a platicar algo que me paso , no tengo prisa , espero que tu tampoco :)

    Tengo por costumbre separar el diezmo para ayudar aquella persona que necesite de mi
    ayuda , un día llego a mi casa un hombre que solo tenia una pierna andaba con muletas
    yo enseguida corrí a mi habitación saque el dinero que tenia guardado que la verdad se había reunido una buena cantidad ya que si no me topo con alguien que me pida o nadie viene a casa a pedirme ayuda esa cantidad crece , a este buen hombre le tocaría una buena suma para mi es una costumbre que tengo desde que me entere que el Diezmo viene en la
    biblia mas yo no lo doy a la Iglesia yo lo doy a las personas necesitadas ... Total baje y
    le entregue al hombre el dinero , Toro cree me no te miento , el con una mirada de Ángel
    me dijo no no señora de ninguna manera me de usted tanto dinero solo tomare para
    mi alimento de hoy , yo le dije de ninguna manera este dinero es suyo y el hombre
    me contesto por favor guarde lo solo de me para comer hoy .. NO acepto el dinero y se
    retiro diciendo me que DIOS LA BENDIGA yo ya no supe que hacer ya no podía insistir mas ... Para mi fue como un Ángel que vino a Visitarme y ver si realmente uno da con el CORAZÓN no se Torito no se ...Los pobres pueden ser Ángeles

    ResponderEliminar
  58. Se nos nublaron los ojos al barbudo y a mí, el día que tímidamente le tendí una lata para sus perros, que le hacían compañía en los cartones del soportal. No articuló palabra, pero jamás vi gratitud igual en una mirada.

    Y sin embargo, no había en el mundo manos para sujetarme el día que me quité de comer -propósito de añonuevo: solidaridad- y pillé a la bruja fundiéndose la compasión de los quinientoseuristas en esa maldita máquina de bar.

    Tantas historias como personas en la calle... Imposible acertar siempre.

    ResponderEliminar
  59. Toro, cuánta verdad en este poema.
    Cuando querés hundir la espada, la hundís... eh...

    Beso, POETA

    SIL

    ResponderEliminar
  60. Eyyy que tarde llegué hoy... pido disculpas y paso a contarte algo me pasó en la semana que tiene que ver con esto...
    En realidad solo me duele ver a las personas pidiendo en la calle o me duele la pobreza, eso me duele...
    Soy quien reparte sonrisas cuando me detengo en un semáforo y de pronto un payaso improvisado me hace malabares incoinclusos... (quiere decir que se le caen las pelotitas por ejemplo) y devuelvo con algún billete una frase como "hay que practicar massssssss"
    Pero el viernes viviendo de la facultad me pasó algo que quise remediar y no pude... venia en el auto escuchando música y de pronto se me pone a la par un motoquero y me trata de hablar o algo asi de la música supongo que estaba escuchando... no sé por qué razón sentí algo de miedo y cerré la ventanilla... pero alcancé a escuchar que el muchacho me dice "no todos somos delincuentes" y quise morirme ahí y remediar el momento y seguirlo para disculparme... pero no pude... y me quedé con esa pena de mantener esa distancia del miedo de la cual hoy me hace aún sentir mal!!!
    Besos cielo... perdona si me extendí!!!

    ResponderEliminar
  61. Uffff, tremenda realidad. Buen trabajo se sinceridad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  62. Doy lo que puedo,siempre.
    Me acuerdo una vez que me vino uno y me dijo desde un principio que le diera de comer que no queria dinero,joder como me duele verlos así,sobretodo tan solos.

    No olvidemos que cualquiera de nosotros podemos vernos en su situación.

    No te preocupes que estoy mejor,vosotros me animais mucho y eso me hace tener fuerzas para todo.
    MIL BESAZOS Y GRACIAS

    ResponderEliminar
  63. Todo eso es cierto Toro, pero a la vez, que sensación de culpabilidad y qué impotencia.
    Cada cual por sí solo es imposible que lo evite.

    ResponderEliminar
  64. Si hubiera muchos Toro Salvaje en la vida, no me cabe la menor duda que ésta sería muchísimo mejor.

    Un lugar donde sentirse cómodo y en paz con uno mismo.

    Besos. Mil.

    ResponderEliminar
  65. Despues los sueles escuchar , al paso de cien de distancia ,, ! que penan me dan!!,,, igenuos ,, esa pena es por los que se dicen no me falta nada material.
    tienes razon , pena son los que piensan que disponen de todo , no teniendo realmente nada.

    un saludo toro

    ResponderEliminar
  66. es terrible, Toro, y lo más terrible es que TODOS tenemos nuestra parte de culpa.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  67. Así somos, mucha boquilla y poca acción.
    Besitos, lindo chico.

    ResponderEliminar
  68. Que bien escrito esta esto, J, sobre todo el final. Es buenisimo.

    ResponderEliminar
  69. Si dejo comentario, se va allenar de puteadas y no justamente a los pobres. Así que me quedaré pensando mientras escribo, una costumbre de Macedonio Fernández que viene bien para olvidarse de esa limosna que usamos de casquete para evitar los golpes de la realidad y seguir, religiosamente, pensando en la barbaridad de que haya pobres...molestándonos. Abrazo.

    ResponderEliminar
  70. Lo conocerás, seguro. Te lo pongo por si acaso, del blog de una conocida (espero que no le moleste) Me he acordado de estas letras leyendo las tuyas.

    http://elsignodelalibertad.blogspot.com/2010/06/los-nadie.html

    ResponderEliminar
  71. Tienes toda la razón,Torito...mucho hablar que si esto que si aquello, palabras vacias...al final lo que tu dices...
    Lo de la derecha...buff¡¡tétrico...

    ResponderEliminar
  72. El teu poema m'ha encongit el cor, Toro.

    Petons.

    ResponderEliminar
  73. Que excelente tema el que tocás, y que bien planteado.

    Dar imagen de "sensible social" tiene buena prensa. Todos lloriqueamos públicamente cuando vemos a un niño con hambre. Ahora ¿cuántos somos voluntarios en un comedor infantil? ¿Cuántos donamos dinero, tiempo o energía? Y no hablo de tirar una monedita al aire de vez en vez. Hablo de compromiso real.


    Y ojalá pasara solamente con la pobreza. Siempre estamos llenándonos la boca con frases políticamente correctas con tantos temas!

    ResponderEliminar
  74. En todo de acuerdo, somos los hipócritas más perversos, aquellos que miramos sin ver lo que no queremos.

    Excelente, Toro.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  75. El perfil me parece tristísimo,mucho.
    Me lo parece porque sé de qué va y qué se siente sintiéndose así.
    Y lo de la pobreza y el egocentrismo reinante...
    Es muy conveniente ver a los pobres y saberse no tan pobre,al menos materialmente hablando.
    Y sin embargo...también me parecen algo crueles tus palabras,porque en cierto modo,pienso que cada cual hace lo que puede.
    Si yo te contara algunas cosas, te reirías de mí por inocente,sensiblona,emotiva e incluso tonta,como me han dicho más de una vez.
    En fin,que me gustaría ser hiper millonaria,cambiar el mundo y ponerlo del revés...
    Pero...
    Beso grande.

    ResponderEliminar
  76. Qué bien has descrito nuestras conciencias...!

    Me dejaste así, de medio "laó"!

    Bona nit!

    ResponderEliminar
  77. La hipocrecia mata más pobres que la falta de comida. No creo que haya solución para esto, la mayoría prefiere echarlos del país, de la zona, de la ciudad para no verlos...les molesta la miseria que reflejan?, no Toro, le molesta la opulencia que aturde sus consciencias.
    Si no lo veo, simplemente no existe...así se manejan...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  78. Me ha gustado mucho esta entrada Toro,...la verdad.




    Besos y buenas noches.

    ResponderEliminar
  79. Buena reflexión de buen observador.
    El otro poema... una pasada.
    Me encanta tu forma de expresar las cosas, tan personal y franca.
    Un abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  80. Yo, realmente, me considero pobre. No pido limosna, pero vivo precariamente. Entre los pobres (como entre los ricos), hay de todo, buenas personas y mala gente. Yo soy partidario de mirarles a los ojos, y si te sale, pues le das algo ......

    ResponderEliminar
  81. Distancia, muros... de todo, aunque a veces no lo reconozcamos.
    Triste pero cierto!
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  82. Nos apenan los pobres, los de lejos, los que vemos en la tele. Para los de cerca...todo son pegas.
    Besos

    ResponderEliminar
  83. ¿Será miedo a la cruda realidad?


    un abrazo

    ResponderEliminar
  84. No es que quiera pasar por ser mejor que los demás,pues en verdad soy un simple mortal con más defectos que virtudes.

    Todas las mañanas me encuentro por desgracia con infinidad de pobres pidiendo,es el resultado de papeles para todos se ha traducido hambre para mucho.

    Tienes por desgracia que ser aunque se una decisión tremendamente aterradora ``selectivo ´´y si puedes dar algo siempre al que peor que este.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  85. Mira yo doy algo no me siento bien si no miro a los ojos al que pide...y si miro no puedo seguir de largo..no me importa en que sé lo gaste es suyo y que lo disfrute lo que pueda..hoy estamos aqui...y mañana ¿ Que?.....
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  86. No generalices, a mi me molesta que exista desigualdad en el mundo, pero la gente que sufre de cualquier carencia no me molesta, al contrario.
    La real pobreza es la de espíritu, me molesta mucho más la gente que teniendo plata sea miserable en todo aspecto.
    Un abrazo para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  87. La gente le tiene miedo a los pobres... los ve como victimarios, y no como victimas (en muchos casos) de los dirigentes que mal elegimos, tal vez, o de la poca suerte que tuvieron en su vida, quizás...

    sea cual sea el caso, el motivo, todo cambiara cuando la gente queno esta en esa condición cambie su mirada sobre ellos.



    Me encanto Toro.
    El abrazo para vos, otra vez desde mi Buenos Aires...


    Facu.

    ResponderEliminar
  88. Es así, creo que se deberia aceptar todo, como en todas las relaciones, las buenas y las otras...

    Hablas de lo que somos...duro por cierto...

    ResponderEliminar
  89. Ay! Animalito cuanta verdad.
    Me despiertas tanta admiración!
    (eso ya lo sabes)

    Besos.

    ResponderEliminar
  90. Hola Torito..monitor prestado mediante(el mio se ha roto hace mas de una semana..por eso no publicaba..)pues despues de leer tu escrito cual dramaturgo sale de la ópera..piensso..no es fácil ver y desear..,pero es sencillo cruzarse de brazos y pedir,y a pesar de que en mi es grande la caridad...y esto realemnet lo abrevio para no quedar como Patri..a veces tambien me da que pensar..solíamos darle alimentos a dos familias...hasta que un dia sin mediar palabra me lo impusieron..y requirieronm ropa..(por que también les daba..) y luego..plata .con la excusa de que no les alcanzaba,sabes que hacian?...la ropa la vendian,la comi9da la tiraban..y con la plata..no compraban comida ni ropa..compraban una bebida alcoholica para el hombre de la casa!...
    fue triste y decepcionante verlo..pero tal su verguenza..que no pasaron mas a pedir por mi casa..igualemente,confio en que no todos somos así....
    en fin!!
    ahiiiiii.esta morgana se pasa!! fue la primera!!
    bue!! besitos!! y buen martes!

    ResponderEliminar
  91. En algún rincón del alma, también somos pobres...

    Pero no hay peor pobreza que el egoismo. Es pobreza de espíritu...

    Cariños

    ResponderEliminar
  92. Toro, cuan cierto lo que dices amigo. Un gusto leerlo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  93. Una verdad como templos
    y contundente
    y el que diga lo contrario miente cual bellaco

    ResponderEliminar
  94. Aquí los esconden en los metros, como los escombros.
    Pero algún día toda esa miseria que no queremos ver, nos estallará en la cara.

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  95. Son esas personas que no queremos ver, no queremos saber...nos da miedo lo fácil en el que te puedes ver parte de ellos.

    ResponderEliminar
  96. Grande Torito, me gusta mucho lo que leo
    Molestia de miedo, la miseria podría tocarle a cualquiera de nosotros, una cuna infeliz, una miserable cuna de mierda.
    Feo espejo el que nos espeja en el miedo cuando se vulneran las distancias

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  97. Pues vayamonos acostumbrando a vulnerar la distania de seguridad, porque nos va resultar muy muy cercana y conocida.
    Dejo un maravilloso poema del gran poeta Libio Idris Tayeb "El olor de la Pobreza", que en su día colgué en mi blog y que sé que te gustó.

    El olor de la pobreza

    India aplasta tu corazón con la pobreza
    Pero, mientras trata de seducirte con la indecencia de la riqueza
    Duda, porque el olor de la pobreza se filtra
    Penetra a la alcoba del castillo
    Pero siempre la sacamos, como a todos nuestros pensamientos molestos
    Hasta buscamos ayuda contra ella en el incienso
    O en el olor de ricas, gordas damas
    El olor de la pobreza escapa entonces a los puentes
    Para asentarse bajo la tierra
    Para que la pobreza pueda olerse a si misma
    Renacer, crecer, convertirse en un abuelo
    Mirando en paz, sin odio, a los castillos de los sultanes
    Y luego, orándole a cualquier dios
    Para agradecerle profundamente
    Por el bocado de pan
    Por el don que otorga el sueño
    Cuando toca a sus niños hambrientos

    Idris Tayeb

    no conocía tu poema del Perfil, fantastico.

    Besos. Eritia

    ResponderEliminar
  98. Una cosa es predicar con la palabra y otra con el ejemplo. Como dicen acá, "otra cosa es con guitarra".

    Besos

    El poema del perfil es sobrecogedor.

    ResponderEliminar
  99. Es triste, pero es así de real.

    Tú siempre tan directo,Toro.

    Un placer volver a visitarte.

    Un beso tierno y dulce para ti.


    ** MARÍA **

    ResponderEliminar
  100. Eres mucho. Increible lo que escribes.
    Besos con chocolate

    ResponderEliminar
  101. quizá ese miedo esa inquietud que pueden provocar nos descubra lo cobardes que somos....

    la distancia deberíamos guardarla hacia otros status que tenemos por encima de nuestras cabezas... pero distancias tan infinitas que no alcanzaramos ni a verlos a través del TDT..... un abrazo amigo..

    ResponderEliminar
  102. Has dado con el matillo en el clavo para hundirlo definitivamente!! Bises! A+

    ResponderEliminar
  103. Cierto amigo, crudo y duro pero cierto.Así somos, y deberíamos sentirnos avergonzados y actuar en consecuencia. TODOS.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  104. También vienen muy bien para aparecer ante la prensa visitando niños famélicos para aparecer como benefactores cuando en realidad lo que se da, si es que algo se da, es para hacerse publicidad y al mismo tiempo se desgrava a Hacienda.
    Lo suelen hacer mucho los reyes, príncipes, artistas y deportistas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  105. yo siempre pienso que podemos ser uno de ellos un día,

    no evito su mirada

    les sonrío y les doy algo (es simbólico, se alegran aunque sea muy poco, por eso, porque los miré)

    Un día vi a uno que ponía unas monedas en el sombrero de un músico

    :)

    Besiots MILES hermoso!

    ResponderEliminar
  106. Un pobre va de maravilla para limpiar conciencias débiles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  107. ...vulnerando la distancia de seguridad
    momento en el cual nos faltan pies para salir corriendo.

    Se puede decir más alto, pero no más claro.
    Buena crítica, Toro.
    Bss.

    ResponderEliminar
  108. Claro.
    Se torea al toro
    Así
    Dándole la distancia
    Midiendo los terrenos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  109. Tiene tanta fuerza, este poema que el final remueve por dentro.


    El perfíl es muy bueno, hace reflexionar mucho...cierto que la vida cuando menos te lo esperas te dá un meneíto, pero Toro, lo bueno es inventar sonrisas, ya sabes al mal tiempo buena cara, esto ya soluciona la mitad del asunto.

    Un abrazo grande Toro...por sacudirnos el alma y que no se duerma...

    ResponderEliminar
  110. Toro, amigo mio, vuelvo para comentarte que, por un vistazo a tus últimas entradas...que todos nosotros estamos tambien bien pobres....."de Amor"...o al menos del auténtico.

    Tus entradas que nos dan ese maravilloso alimento, tienen muchos más comentarios, con bastante diferencia.


    Está bien esta cruda realidad, es inevitable, pero......ya vés!!!


    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  111. Es verdad todos nos golpeamos el pecho, pero pocos somos lo que extendemos las manos cuando los tenemos cerca. Es difícil cuando pasan las barreras. Abrazo

    http://el-ser-bohemio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  112. ESCOMBRO.


    personal y compartido
    un granito de todo ello quizá podamos llevarnos

    besosossssss torito

    ResponderEliminar
  113. Los pobres son el granero de nuestra avaricia, y el perfecto argumento para nuestra redención con las limosnas.

    Duele.

    Besos

    ResponderEliminar
  114. cuanta razón tienes toro, vivimos en una sociedad totalmente hipócrita y que se salve el que pueda.....

    ResponderEliminar
  115. Nos has dado una buena bofetada. SEguro que la merecemos.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  116. Qué bonito es ver los toros desde la barrera.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  117. Es verdad. Duele y es verdad. Y hay algo más: mientras son sumisos sirven para alguna nota compasiva en algún canal, o para demostrar los sensibles que somos: pero cuando se organizan y salen a reclamar sus derechos, son criminales, etc, etc.
    Beso.

    ResponderEliminar
  118. Los pobres ...
    Pueden llevar en hombros
    el féretro de una estrella.
    Pero desconociendo sus tesoros
    entran y salen por espejos de sangre;
    caminan y mueren despacio.
    Por eso es imposible olvidarlos.

    Roberto Sosa

    Tus versos además de protestar por situaciones habituales, reclaman nuestra razón para evitar que esta incoherencia se siga produciendo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  119. Lo peor de todo es que los mas pobres somos nosotros, con toda nuestra reserva y nuestra inquietud por su presencia.

    No dejare de combatir ni por un segundo todo esto, de un tiempo a esta pate se han convertido en mis mejores amigos y asi seguira siendo mientras tenga fuerzas.

    Alguien dijo una vez"
    "De ellos sera el Reino de los Cielos".

    Pues eso...

    Tremendas letras, se pueden masticar y tambien mas de un@ mirara hacia otro lado a leerlas o las olviara sin mas.

    Eres bueno describiendo desastres y destapando nuestra hipocresia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  120. En esta época "políticamente correcta" seguimos siendo racistas.
    Nos hemos vuelto racistas económicos.
    Ya no nos molesta el color de la piel de la gente, sino el de su cuenta corriente.

    ResponderEliminar
  121. Hola amigo,ya devuelta otra vez,después de estar descansando unos días en Granada y Córdoba,disfrute mucho del viaje y sobre todo de la gente tan hospitalaria y desiinteresada que hay por esas tierras.Es triste lo que dices peo es la pura verdad.Los pobres nos molstan y enseguida los juzgamos diciendo "sils doy dinero es para vino o droga y"PASAMOS DE ELLOS OLIMPICAMENTE" SIN pensar lo mal que lo están pasando.Siempre pagan lo justos por los pecadores,pero ási es la vida de dura unos tirando el dnero en cosas vanales y otros llorando porque no tiene nada que echarse a la boca.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  122. ¡Me gusta! Define muy bien esa hipocresía social que nos rodea.
    Muy tolerantes y compresivos si las distancias se mantienen.
    Un beso

    ResponderEliminar
  123. Vivimos en un mundo tan imperfecto que existiendo la riqueza a manos llenas...algunos muchos carecen de lo mas elemental y su pobreza es tan atroz en muchos casos que ya no vale las ayudas de las buenas gentes.
    Deveriamo hacer un mundo distinto donde esa pobreza se erradicase y nadie, absolutamente nadie viviera y muriera en esas condiciones. Todo lo demas...solo son parches inperfecto que no solucionarán nada.

    Saludos.

    Paco

    ResponderEliminar
  124. Torito, no me veo en la lista de amigos.Ponme que mi Justiniano me añora.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  125. A mí los pobres no me molestan, me molestan más los pobres que van con traje. Buenísima y fuerte entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  126. Yo no he salido aún de pobre.
    No lo soy de pedir, pero sí que lo soy respecto a tanto derroche como hay en nuestra sociedad del bienestar (quise decir de la "crisis")

    Saludos

    ResponderEliminar
  127. y en estos días los pobres nos vamos multiplicando...

    ResponderEliminar
  128. Tienes razón,lo reconozco en mí aunque no me guste.un beso***

    ResponderEliminar
  129. Mas alla de que estas en lo cierto, la realidad es que hay muchos otros factores que ayudan a que la gente se muestre tan fria y distante con la gente mas necesitada. Cuando en una sociedad fomentas el miedo, la gente reacciona de esa forma y quizas le termina temiendo a alguien que no deberia.
    Excelente, como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  130. Es una bofetada a la verdad. Más crudo y real, IMPOSIBLE!

    BESOTES AMIGO!

    ResponderEliminar
  131. Cierto. Si no porque queremos vivir alli por donde no haya muchos?

    ResponderEliminar
  132. Ah, por cierto, a mi me tambien me sacaste de tu lista... que penita!

    ResponderEliminar
  133. Me quedo mirando
    sus miradas hundidas
    y derrotadas.

    ¡duele!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  134. certero como un tiro en medio de la frente.

    abrazo

    ResponderEliminar
  135. Es verdad ! Cuantas veces miramos a otro lado para que los pobres no "molesten". Detesto a la gente que discrimina o acepta a otras de acuerdo a lo que tienen o no económicamente.
    Que identificada me sentí con el poema del perfil ;)
    Un beso o 2 !
    Pd: Perdón x la tardanza, pero aunque me demore siempre te leo Xavi !

    ResponderEliminar
  136. Verdades como puños, Toro...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  137. No hay nada peor que la mirada derrotada de quien está fuera del sistema. Es nuestro espejo. Él está fuera porque nosotros estamos dentro. Y no se soluciona con una limosna. Sino con pensar que ese otro, tiene los mismos derechos que yo.

    Y actuar en consecuencia.

    Abrazo grande, desde Argentina, buena entrada

    ResponderEliminar
  138. Que lujazo de blog!!! Felicitaciones de verdad. Muy buena pluma Toro ;)
    Vengo desde la Tierra del Tango y me quedé leyéndote.
    Me encantaría que conocieras mis blogs. Me hago tu seguidora ya!!!
    Un abrazo!

    www.extrangotica.blogspot.com
    www.gothicsue.blogspot.com
    www.gitanosverdes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  139. qué bueno eres toro... aún se aprecia más en las distancias.
    un besote grande, ah y disculparme si no aparezco tanto, aún me cuesta centrar la atención y hay días que sigo perdida en el limbo. Las depres son caminos largos y oscuros... otro besote

    ResponderEliminar
  140. Se pueden decir muchas cosas toro... pero yo al menos hago lo que puedo... la herida mas grande de la sociedad es la gente en condicion de calle... una herida atroz...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  141. mi querido Toro, creo que si alguien llega a mendigar, és porque realmente està mal..yo simepre les doy algo, nunca se sabe...
    besos

    ResponderEliminar
  142. Es para pensarlo y no solo cuando lo vemos, pero me jode tanto que en algunos casos les compras comida, tal y como piden, incluso que se queden con la vuelta, y entonces siento su mirada pero de poco agradecimiento y cuando has dado unos pocos pasos, ves como tiran el bocata a la basura...

    Y como en todo, pagan justos por pecadores.

    ResponderEliminar
  143. EL OTRO DIA EN UN VIAJE EN SUBTE DE 6 ESTACIONES, PASARON A PEDIR 8 PERSONAS. SERIA IMPOSIBLE PODER AYUDARLOS. AQUI LA SITUACION REBALSA.

    ResponderEliminar
  144. Un post para pensar.
    No solo los pobres estamos a dieta.

    Un saludo desde este lado.

    ResponderEliminar
  145. Muchas gracias por tu visita.

    BESOTES AMIGO!

    ResponderEliminar
  146. Que fácil es decir que somos solidarios y comprendemos a los pobres, pero que dificil nos es despues ponerlo en practica....si nos tocara a nosotros... igual aprendíamos más.

    abrazoz

    ResponderEliminar
  147. Justo tu dedito dentro de la llaga..por eso me gusta cuando escribes de esa forma tan desprovista de filtro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  148. pobres o ricos, lo relevante es que de espíritu seamos ricos, muy ricos. Ese es un valor infinito.

    Besos torito con riqueza en el alma!

    ResponderEliminar
  149. Muy duro, pero tienes mucha razón, estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Toro, este otoño te veo muy desanimado, tu "No aguanto a nadie", tu "Corazón helado", esto..., anímate, que en la vida no es todo tan negativo, hay muchas cosas que merecen la pena.
    Me vas a odiar, no sé por qué me da que no te gustan mucho todos estos consejitos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  150. Ayer iba por la calle Mayor y se me acerco uno lo miré y seguí caminando, casi al llegar a Arenal pensé y me dí la vuelta...pero no sé si lo hice por él o por mi...
    un beso

    ResponderEliminar
  151. La hora cénit de los pobres: 12 de la noche, un cajero, unos cartones.

    ResponderEliminar
  152. Yo quisiera ayudarlos a todos y me parte el alma ver tantos y tan marcados contrastes, Toro...gracias por tus lìneas...

    ResponderEliminar
  153. Sí a los pobres de lejitos, que no toquen lo que está limpia y huele bien! Agradezco no tener ese sentimiento, Yo soy una de ellos, trabajo y me la paso con ellos. Pero sé lo que dices.
    Abrazos, mi querido.

    ResponderEliminar
  154. Muy cierto y muy duro. Como siempre analítico hasta el moño. Beso

    ResponderEliminar
  155. Ay Toro...

    Ese "vulnerando la distancia de seguridad"...

    Me deja sin palabras.
    Y me sale lo cobarde que he sido tantas veces, como ayer y otros tantos días.

    Beso S.

    ResponderEliminar
  156. Jo, no me río, lea lo que lea, no ...
    :)

    ResponderEliminar