26 de abril de 2012

LAS PALABRAS TAMBIÉN FALLECEN

Huérfanas de alma
con el paso del tiempo
las palabras también fallecen
lo hacen de noche
cuando nadie las mira
cuando nadie las escucha
despidiéndose para siempre
de aquel sentimiento 
que tanto las alumbró
y muriendo una tras otra
de terrible y cruel desilusión.

131 comentarios:

  1. Pero seguro que, como el ave Fenix, resucitarán en breve...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Increíble!!!!!!!!!
    Había alfún premio para el primer comentario????
    Ahora besos

    ResponderEliminar
  3. Y hoy vuelven a morir estas dos querido Toro: "buenas noches"

    ResponderEliminar
  4. Claro que hay premio para el primer comentario.
    A ver, a ver....
    Si!!!
    Aquí está:

    Una incubadora de palabras para cuando resuciten como el Ave Fenix.

    No te quejarás eh?

    :P

    ResponderEliminar
  5. No mueren las palabras, mueren los labios.

    ResponderEliminar
  6. Me niego a creer que mueran y menos a solas para que nadie las vea. Si fallecen que lo hagan de forma estrepitosa, para que todo el mundo las mira y llore por haberles dado ese triste final a destiempo.

    Un abrazo.
    Me ha gustado mucho, Toro.

    ResponderEliminar
  7. ...Las pobres.
    Sin nadie que las vele. Será por eso.

    ResponderEliminar
  8. ... si.. fallecen como todo en esta vida.. pero tú sabes mejor qeu nadie.. que también se regeneran y vuelven.. y cada vez con más fuerza y significado
    las tuyas lo demuestran.
    un beso

    pd. a seguir viendo nacer palabras.. que al igual que las que fallecen , muchas.. nacen con la noche

    ResponderEliminar
  9. Hostia, Toro. Es verdad.
    Joder, que bien lo has puesto por escrito, mis saludos, mis respetos.
    Qué rabia, qué dolor ve como mueren, como se escapan, como te caen de la boca y se cuelan y se van por las cañerías de los deshechos y los sueños.
    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  10. Si, pero no cuentas que las palabras paren y dan a luz y rompen aguas en un segundo.
    Para eso estan.

    ResponderEliminar
  11. cierto.

    y muchas veces carecen de sentido

    ResponderEliminar
  12. Ahhh, pero mientras están vivas son maravillosas...¡Cómo roban suspiros!
    Q.E.P.D.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me imaginé hordas de hormigas consumiéndose en su propia sombra.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. TORO, si me das tu permiso me gustaria publicar tu poema en mi blog... me encaaaaaanta ...!

    bs

    ResponderEliminar
  15. Eso es cierto, parece que cada noche, un poquito de nosotros muere, sobre todo las palabras no dichas.

    ResponderEliminar
  16. No... Renacen y son en cada uno de los corazones que leyéndolas las sienten latir como propias y así las hacen suyas como son mías y tuyas...

    Cuando no las ilumina el sol lo hace la luna, cuando no brillan con la luna destellan bajo el sol.

    Un cálido abrazo, "diez besos" y mis ardientes estrellas... POETA...

    T. "C. en R."

    ;)

    PD: Éstas son todas para ti.

    ResponderEliminar
  17. y pensar...que estas también
    caray, la vida
    un abrazo desde Uruguay

    ResponderEliminar
  18. Pobrecitas...
    Las mías quiero que las incineren, como a mi...
    Salud

    ResponderEliminar
  19. Sí, pero se reencarnarán en otras; siempre lo hacen.
    A+B

    ResponderEliminar
  20. Las palabras también fallecen, y a veces es mejor así, para que puedan cerrar las heridas y cicatrizar el alma. Eso si se puede... Además se vuelve a empezar.

    Besitos de palabras nuevas...
    Buenas noches mi Toro querido

    ResponderEliminar
  21. Siento que las palabras mueren de muerte lenta. Aunque hay dictaduras que pretenden matarlas con cuchillo,ellas resisten de forma subterránea. Es verdad, las palabras de todas formas mueren y caen en el olvido. Y algunas son muy hermosas, y otras que las suplantan, ciertamente feas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Menos, como dice "aina", las palabras no dichas.
    "Esas" no nacen o, más exactamente, no se alumbran.
    Una pena...

    Más palabras y más... besos...

    :)

    ResponderEliminar
  23. Muy cierto, Lo dices en una forma que parece filosófica y claro que lo es,y sobre todo cuando es la palabra hablada, pues la escrita queda y el sentido con que fue impresa permaneces.

    Besos Xavi.

    ResponderEliminar
  24. Las palabras fallecen, el amor se rompe en mil pedazos como estallido cruel de mil cristales, y quedan vacías las manos, pero hallarán seguro nuevos horizontes.

    Seguro Toro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Toro.

    Y del recuerdo de esas palabras surgen nuevas letras que dan forma al presente.

    Adiós Toro.

    ResponderEliminar
  26. En el silencio de la noche las palabras se acallan, pero nunca mueren.

    Bso.

    ResponderEliminar
  27. Solo mueren si no hay nadie que las escuche y las entienda. Agunas se clavan a fuego.



    bss

    ResponderEliminar
  28. alegríaaaa...que vienen mássss!!!

    ResponderEliminar
  29. Las palabras son tan solo el eco de los sentimientos y con ellos se elevan o perecen.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. La palabra es el arma más poderosa, en tal caso, te puede matar, pero nunca desfacellecen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. No creo que mueran, más bien caen en desuso aunque te advierto que no sé qué será peor.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. se quedan en los pensamientos, y en los sueños, como un limbo semántico.

    Kisses.

    ResponderEliminar
  33. Yo probaría a inventar otras.
    Se pueden expresar los mismos sentimientos o decir las mismas cosas, con diferentes palabras.
    ¡A palabra muerta, palabra puesta!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Amable tu imagen de las palabras. Yo siempre las veo tan enigmáticas, cargadas de símbolos que se escapan a la comprensión, herramientas de la comunicación y de la incomunicación. Dictadoras implacables del entendimiento y de la oscura percepción particular de la realidad.

    Algún día las veré como indefensas mariposas que se deslumbran con la primera luz y mueren con el ocaso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. y si... todo termina en algun momento. hasta los recuerdos, hasta los discursos. no somos nada, toritus. nada mas que lo que somos ahora. ahora mismo, ya: una chica con polera turquesa sentada frente a una netbook escribiendo un comentario, mientras se acomoda los anteojos con marco de pasta negro. una gata color negro sentada sobre las rodillas de la chica que escribe. una taza de café de hoy por la mañana. un par de anillos de acríloco sobre el escritorio.
    eso.

    besos

    ResponderEliminar
  36. Seguro Toro, que volverán a renacer de sus escombros...Como la rosa que tras morir, renace más hermosa..Un besos toro.

    ResponderEliminar
  37. Las palabras tienen vida... adormecen cuando no se las lee, y renacen como primavera en el momento justo en que, espiga y viento, besan nuestra alma y se apropian de ella.

    Un beso, Torito querido.

    ResponderEliminar
  38. El alma de las palabras. Es el sentimiento que las motiva? Las palabras fallecen. Me cautiva todo lo que tiene que ver con ellas.
    Reconozco que éste poema me atrapa.

    Gracias TORO

    ResponderEliminar
  39. Y que pena, cuando esas palabras se disipan en el tiempo y al final no queda casi ni el recuerdo.
    Besos y susurros muy dulces

    ResponderEliminar
  40. No me digas eso, que es lo que me falta esta noche para agarrarme la cabeza y desesperarme.

    Digo yo, vendrán otras, aunque aquellas, pobres, dejarán su hueco.

    Besos

    ResponderEliminar
  41. es una elegía a la palabra
    me encantó
    sabes tejer con letras y muy bien
    Besos

    ResponderEliminar
  42. De pronto un boca a boca funciona.

    Digo yo.

    ResponderEliminar
  43. Me gusto mucho el comentario de X

    Cuando no las ilumina el sol lo hace la luna, cuando no brillan con la luna destellan bajo el sol

    estoy 100 % de acuerdo con X

    Besos Torito lindo ....

    ResponderEliminar
  44. Las palabras de tanto usarlas a veces también desfallecen,y algunas en el tiempo ya no se acuerdan a quien pertenecen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  45. Precioso torito, las palabras no mueren aunque pensemos que sí,quedan grabadas en nuestra cabeza, si no le damos a "delete" ahí quedan para siempre!!!Millllllllllllll besazossssss

    ResponderEliminar
  46. Las palabras son como las hojas, cuando abundan poco fruto hay entre ellas...

    besos

    ResponderEliminar
  47. un beso, sin palabras, para que no fallezcan

    ResponderEliminar
  48. Vuelven, Toro. Creeme que vuelven.
    Abrazo salvaje!

    ResponderEliminar
  49. Algunas quedan inmortalizadas en duras y frías piedras marmóreas por los siglos de los siglos, para recuerdo y admiración nuestra.

    Besos a pares.

    ResponderEliminar
  50. Cierto no solo las palabras sino todos nosotros lentamente y abocados a la decepción.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. bueno, siempre hay gente que no se puede quedar callada y sin decir nada.

    Las palabras, el ultimo recurso!

    Vengo a visitarte viejo amigo, como aque entonces.

    Petra

    ResponderEliminar
  52. Las palabras quedan en silencio, a veces, en la noche, añoran el brillo fugaz de las estrellas...el eco de si mismas.
    Habitando almas y sueños, hasta que los depredadores de palabras las rompen, ignoran y vacían de todo el sentimiento, sacan las entrañas y las exponen huecas en la oscuridad.



    Un abrazo Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  53. Y buehh a mi me las trago el agujero negro..

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  54. Es cierto...se las lleva el viento...como se lleva todo...

    ResponderEliminar
  55. Sí ellas también fallecen y se evaporan en la memoria y es una lástima porque algunas son hermosas y merecen ser recordadas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  56. Las palabras no mueren Toro.
    abrazo

    ResponderEliminar
  57. Hola mi querido amigo, las palabras no mueren, en todo caso quedan en un estado de catarsis hasta que alguien de bien las resucita y les da el valor que se merecen.
    Qué afanosa es tu mente Toro, muy creativa la percibo, que no desfallezca.
    Besitos azules querido mío, muassssssssssssss que tengas dulces sueños :D

    ResponderEliminar
  58. Las tuyas siempre permanecen vivas. Nosotros moriremos.
    Besos desde Melilla

    ResponderEliminar
  59. A veces me siento como esas palabras.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  60. Las palabras que fallecen felices por haber llegado a existir, renacerán mañana con la luz de nuevos sentimientos que las harán otra vez vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. hola!
    las palabras nacen desbordantes, crecen en la ilusión, se marchitan sí no se usan y mueren de aburrimiento...
    me ha encantado.. un besazo

    ResponderEliminar
  62. Cierto Toro.Unas mueren de muerte natural,las menos.
    A la mayoría las asesinamos o las suplantamos por otras más adecuadas a nuestros intereses.Otras veces las secuestran o las prostituyen...
    Ni las palabras se salvan en este mundo de mierda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  63. Mueren en el mismo instante en que le damos vuelta a la hoja...

    Besos

    ResponderEliminar
  64. No XAVI, lo siento pero no lo creo en absoluto, por más precioso que te haya quedado esto. Las palabras jamás mueren, puede morir el sentimiento que las inspiró o podemos matarlas si las olvidamos o no las usamos....somos nosotros quienes terminamos con ellas.

    Ellas pueden vivir eternamente... siempre que nadie las asesine;-)


    Muaaaaaaakss


    Sweet dreams

    ResponderEliminar
  65. Huérfanas de alma, si hay decepción o desilusión, si no se les cultiva fallecen, mas rápido que el resto, pero a todas les llega su momento.

    ResponderEliminar
  66. Hay ¡ esperemos que pronto resuciten...¡¡¡

    Cariños Toro.

    ResponderEliminar
  67. Nooooooo, eso nunca sucederá mientras haya alguien que las escuche o las lea...
    Besos Alma romántica.

    ResponderEliminar
  68. fallecen y desfallecen..
    yo encuentro cada vez menos cosas para decir... quizás me quede muda

    ResponderEliminar
  69. con el calor del sol, al amanecer, alguien las recuperara
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  70. Yo no estoy tan segura de eso, creo que se esconden, que se deforman, que cambian de significados, que se vacían o se llenan, no sé...
    Será que no quiero creer que hay cementerio de palabras, ni tumbas de palabras, ni cenizas de palabras.

    Mirá quién te dice esto, yo que no encuentro ni una palabra últimamente para decir lo que siento y pienso, peor si se nos mueren las palabras qué haremos los que respiramos gracias a ellas?

    Un abrazo y una palabra recién nacida, porque por ahí pasa eso, muere una palabra y nace otra ;)

    ResponderEliminar
  71. ohhh! claro, no lo había pensado.
    qué triste
    al final, solo queda el nombre

    beso

    ResponderEliminar
  72. Se apagan, Torazo... como todo :)

    Pero a las escritas, no se las llevará el viento, creeme.

    Ojalá pudiera dejar un vestigio en papel, alguna vez, más allá de la muralla del mar...



    Besos indelebles.


    SIL

    ResponderEliminar
  73. Vendrán nuevas palabras con ilusiones renovadas, abrazotes.

    ResponderEliminar
  74. ahora quedan las del duelo, a veces es solo de verlas florecer. Diablos, esto de vivir es dificil je. siempre en subidas y bajadas, casi ni te comprendo jeje.

    saludos torooo, me fascino el poema

    ResponderEliminar
  75. El interminable ciclo de la vida (figurada). Lo único que me asombra es como las palabras sobreviven mejor dentro de los libros, porque las pobres mueren rapidísimo dentro de las cartas y no sé diga dentro de la boca o entre los labios.

    Aunque si te lo piensas bien el problema no es que la palabra muera sino la intensidad con la que esta fue originalmente emitida.

    Besos T.

    ResponderEliminar
  76. Ya sabes que para esto existe la palabra escrita, ésta no tiene casi fin.

    Petó

    ResponderEliminar
  77. Toro, de dia tbien, me callo...las palabras de nada sirven...y las noches pienso y pienso y tampoco sirve de nada...
    que bien escribes...quisiera poder hacer lo mismo, escribir y escribir...
    besos

    ResponderEliminar
  78. Para mi siempre las palabras florecen a la noche. Cuando más duelen y daño hacen. Besos.

    ResponderEliminar
  79. disiento, Sr. Toro, para mí nunca mueren.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  80. Gracias!!! Volví a recoger mi premio. Un abrazo, de nuevo.

    ResponderEliminar
  81. Una vez leí que las cosas existen porque les damos un nombre. Palabras... el nombre de las... palabras :) No pienso que mueran. A fin de cuentas, los pensamientos se articulan en base a ellas, y los pensamientos a su vez, en base a sentimientos -y unas cuantas cosas más- :) Son como nosotros pues, se rearman, desensamblan y unen... y vuelta a empezar. Como tiene puesto un amigo en su página: me reinvento cada día para fracasar a cada instante. Algo así me da a mí con las palabras. Parecido. Como con nosotros ;)

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  82. Me activas recuerdos... todos en forma de palabras que "fallecen"...

    http://www.youtube.com/watch?v=qaeKSQUdBE4

    Y uno de esos poemas que nunca puede morir por tiempo que pase (un fragmento):

    PALABRAS PARA JULIA
    J.A. Goytisolo

    Tú no puedes volver atrás
    porque la vida ya te empuja
    como un aullido interminable.

    Hija mía es mejor vivir
    con la alegría de los hombres
    que llorar ante el muro ciego.

    Te sentirás acorralada
    te sentirás perdida o sola
    tal vez querrás no haber nacido.

    Yo sé muy bien que te dirán
    que la vida no tiene objeto
    que es un asunto desgraciado.

    Entonces siempre acuérdate
    de lo que un día yo escribí
    pensando en ti como ahora pienso.

    La vida es bella, ya verás
    como a pesar de los pesares
    tendrás amigos, tendrás amor.

    Un hombre solo, una mujer
    así tomados, de uno en uno
    son como polvo, no son nada.

    Pero yo cuando te hablo a ti
    cuando te escribo estas palabras
    pienso también en otra gente.

    Tu destino está en los demás
    tu futuro es tu propia vida
    tu dignidad es la de todos.

    (...)

    Un abrazo, querido!!

    Pdt: bello tu poema...

    ResponderEliminar
  83. Hay palabras que no deberían morir nunca. Un beso.

    ResponderEliminar
  84. A veces, la palabra que lo resume todo es nada.

    Me recuerdas mucho a él.

    Salva palabras para mi.

    ResponderEliminar
  85. Lo bueno de que esas palabras mueran es que luego renacen. Las palabras son lo único parecido al Ave Fénix...

    Basta con volver a deletrearlas, Torito. Y las ganas.

    Besos abc

    ResponderEliminar
  86. Me parece acertado que las palabras viven mientras el sentimiento las alumbra...

    ResponderEliminar
  87. Pero volverán. Siempre vuelven.
    Un besote

    ResponderEliminar
  88. Y a la mañana, Xavi, renacen con optimismo, alegría y esperanza. Aunque después llegue la noche. Volverá a amanecer. Siempre lo hace, también las palabras que son verbo.

    Besos

    ResponderEliminar
  89. Y asistimos a los funerales...llenos de complicaciones y oscuridades,como a los nacimientos, siempre expectantes y con algún sentimiento vital,al menos, en nuestra alma...

    Muy hermoso.

    Besos,Toro.

    ResponderEliminar
  90. No lo creo exactamente...Hay palabras que se graban a fuego,se tatuan,y siguen haciendo sentir,para bien o para mal,pero nunca fallecen.

    Un beso sin palabras,para que no muera,Toro :)

    Carmen

    ResponderEliminar
  91. El poema es una maravilla,que no fallecerá :)

    Carmen

    ResponderEliminar
  92. Hermoso, de veras bellísimo lo que has dicho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  93. Que bien los has dicho.

    Tuve palabras
    si, las tuve.

    Y desfallecieron
    en desilusión.

    No quieren resucitar.

    Besos

    ResponderEliminar
  94. Creo que las palabras son siempre las mismas, lo que pueden variar son los cuerpos a quienes van dirigidas esas palabras.

    Un abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  95. No Toro. No solo lo hacen de noche. Por desgracia lo hacen a todas horas.
    Acabó de escribir estas palabras y ya han fallecido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  96. Yo creo que depende de las palabras que se digan hay algunas que nunca mueren. Puede que con el paso del tiempo signifiquen otra cosa o no lleven el mismo sentimiento, pero no mueren. Eso sería terrible.

    Besos

    ResponderEliminar
  97. El viento las esparce y con el tiempo mueren y vendrán otras...

    ResponderEliminar
  98. No estoy exactamente de acuerdo, porque antes de palmarla dejan tropecientas igualitas para hoy. Bs.

    ResponderEliminar
  99. se mueren los poemas olvidados

    las palabras tambien

    y los poetas, peor!

    ResponderEliminar
  100. Ohh.. que ha pasao?

    No creo que fallezcan, creo que dormitan. Permanecen, como en estado vegetativo... como en un coma inducido, hasta que vuelvan los sentimientos a los que se aparejan, y entonces despiertan del letargo, más o menos largo.

    Tú no dejes que las tuyas se mueran eh??
    Me entere yo!!

    Besitos mediterráneos. (que son más bonitos)

    ResponderEliminar
  101. No, no. No todas las palabras mueren Toro. Sólo las que se dijeron sin decir nada.

    ResponderEliminar
  102. Peor es dejar de pronunciarlas (oportunamente).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  103. Puede ser resultado de la crisis anterior...

    Esperemos tener el valor necesario para resucitarlas.

    Besos y lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  104. Qué triste que así sea!
    :/
    No debería suceder nunca!
    :/

    ResponderEliminar
  105. Todo pasa, cielo...somos terriblemente efímeros...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  106. Quería dejarte un poema que acabo de encontrar en una página que se llama Saltar la pared, pero no encuentro el nombre del poeta, me ha gustado tanto que te lo quiero regalar =)


    ¿A dónde van las palabras cuando mueren?

    Cuando mueren las palabras
    se ponen a disposición.
    Pero antes
    se remozan el concepto,
    toman nota de recientes alusiones,
    de su última presencia y reberberan,
    imaginan posibles deja-vús,
    ensayan a veces una letra nueva
    o un acento discrepante,
    se prueban otro género,
    quizás un adjetivo, un artículo,
    comentan idiomas que no concían
    y consultan si vale la pena traducirse,
    Eventualmente extrañan una página
    o un oído
    unos labios
    Y están listas para volver
    a pronunciarse.


    ¿No es precioso?

    Besos!

    ResponderEliminar
  107. Hola Toro , yo pienso que mientras haya gente pensante , que escriba cosas con sentimiento como lo haces tú ,esas no mueren solo se van a descansar , es muy bonito y mea gustado mucho besos de Margarita.

    ResponderEliminar
  108. Y, si mueren las palabras, qué nos queda, el vacío?
    No, gracias

    Abrazos

    ResponderEliminar
  109. Me dejaste pensando... A veces yo no consigo que mis palabras mueran y se quedan por dentro arañándome el estómago...Solo algunas veces el sueño las relaja...
    Un beso pensativo, muy pensativo... ( o dos).

    ResponderEliminar
  110. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  111. nononono, no fallecen , yo estoy tejiendo guirnaldas para envolverte con ellas... las que aún no existen esas se pasan entre suspiros de boca a boca..

    ResponderEliminar
  112. Mueren las palabras, algunas las mata la desilusión, otras quedan mudas ante la adversidad. Mis musas están en la ventana, enredadas entre la cortina y afuera, frió y lluvia.
    Y yo por suerte, puedo calladamente leerte a ti,

    Besos animalito.

    ResponderEliminar
  113. Las palabras duermen,ó las olvidamos...pero no mueren...precioso post,un besito

    ResponderEliminar
  114. Sabes Torito? las palabras también fallecen cuando no son entendidas.... cuando toman otro rumbo y las estampan contra la pared.... una pena porque con esas palabras sencillas te entiendo de una manera maravillosa, sea el tema que sea ;) besos :*

    ResponderEliminar
  115. Cuando muere el sentimiento las palabras fenecen con él.
    Es inútil recreearlas.
    Y total, para qué?

    De día, también mueren, ¿lo sabías?...
    Sí. La desilusión es un arma terrible.

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  116. Las palabras fallecen cuando nuestro corazón esta triste, se esfuman como si se hubieran convertido en humo dejando solo una pequeño montículo de cenizas.
    Más de pronto igual que un fénix renacen y nos picotean las manos para que las dejemos salir y nuevamente están vivas como voceras del corazón.
    Luces rosas y azules, con el corazón contento por que tus palabras son muy resistentes

    ResponderEliminar
  117. Las palabras mueren, pero lo que hicieron sentir se queda para perpetuar la especie...

    999 seguidores? Me pregunto en cuantas horas llegaras a los 1000...

    ResponderEliminar
  118. Como mi comentario podría usurpar espacio para otros comentarios, dejo mi réplica a "tus palabras"en mi blog. Te las dedico correspondiendo a tu regalo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  119. Hay palabras que se lleva el viento y hay palabras escritas a fuego.
    Pero fallecer creo que no.
    Ratito de filosofía hoy :)
    Besosss

    ResponderEliminar
  120. Las palabras mueren?... no creo…quizás se arrugan …se tornan pálidas …se convierten en lagrimas …en suspiros …se vuelven tan ruidosas a veces que la multitud las destierra como si así dejaran de escuchar sus platicas …quizás mi querido Toro … no están muertas… solo permanecen dormidas …Besos Toro salvaje

    ResponderEliminar
  121. La palabras fallecen cuando dejamos de nombrarlas.... :(

    ResponderEliminar
  122. Sí, las palabras mueren a veces, tienden a cambiar de aspecto, se desdibujan y hasta pierden color... como casi todo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  123. Aquí todo nace , vive y muere , hasta las palabras.

    (No iban a ser menos.)

    ResponderEliminar
  124. Increíbles tus palabras, me encanto visitarte.

    ResponderEliminar
  125. Puede que la palabra escrita pero la que se dice y se escucha esa no muere,(al menos de muerte natural) los besos tampoco...Pero no siempre hay que quedarse esperando las de los demás...

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.