3 de diciembre de 2017

EL CASTILLO DEL POETA LOCO

No queda magia.
No queda ilusión.
Las sonrisas son de hienas.
Las palabras tienen caretas.
Ahora todo es decepción.
No te puedes fiar ni de Dios.
Me encierro
hasta cuando sea
en el castillo del poeta loco
donde por las noches
bajo una luna
vestida de princesa blanca
pasea solitario mi corazón herido.
Acompañado del viento y del silencio
escribiré poemas y me alejaré del horror.

4 comentarios:

  1. Hoy debía decir algo en lo que creyera. No estaba de humor. Luego los resultados. Tan buena noticia! Creo en que voy a seguir un ratito más por aquí. Si no es molestia. :p me apetece. Estoy feliz.

    ResponderEliminar
  2. Yo no me fio de Dios....un gusto leerte....saludos

    ResponderEliminar
  3. Es precioso este poema cuando hablas del castillo del poeta loco...

    Y da alegría pensar que seguirás escribiendo poemas :)

    Pero... no todas las sonrisas son de hienas, aunque es cierto que no siempre se puede confiar; pero creo que aún queda gente de verdad...

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.