2 de marzo de 2018

FLORES Y CABEZAS

Yo quiero escribir flores
pero esta tarde no hay manera.
Aparecen cabezas muertas
tras todas las flores que escribo.
Y las desvanecen.
No dejan pétalos ni tallos
y se me quedan mirando
con ojos rebosantes de dolor.
Quieren vivir y no pueden.
Cabezas soñando resurrección.
Desisto.
Las miro y me dan pena.
Cabezas de mujeres y hombres
que no tengo ni idea de dónde son.
Quizás estas cabezas mudas
vivieron sus vidas
como bellas flores
de suaves pétalos de colores
y gozaron de amores apasionados
que la desmemoria
de la muerte cruel jamás les arrebató.
Cabezas de alma y corazón.
Cabezas malheridas de amor.
Cabezas de un pasado que ya murió
enterradas en el más triste de los olvidos
por un tiempo que no conoce la compasión.

46 comentarios:

  1. Todas las cabezas muertas pueden alimentar miles de tiernas y hermosas florecillas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tus palabras se parecen a las que acabo de publicar, los muertos y sus muertes nos estropean la vida y el corazón.

    JK

    ResponderEliminar
  3. Son palabra y alma. Cruz y libertad. Son tanto de tan poco que parece mucho el peso sobre la humanidad.

    Abrazo de luz

    ResponderEliminar
  4. Yo siquiero tengo ganas de escribir flores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Espero que todo vaya bien en tu vida.

    ResponderEliminar
  6. Los muertos están en nosotros, cada día nuestro estado de putrefacción es mayor.

    Detesto las flores en los entierros, me desagrada su olor a descomposición.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes de la existencia de las flores, hoy no las ves, quizás mañana.

      Un besazo.

      Eliminar
  7. Si tus flores la destruyen la cabezas que ves con sus ojos fijos, serán almas deamlubando por el mundo y que se te aparecen para que no escribas lo que quieres.
    Gracias por tu visita y tu comentario, por lo que veo has captado el sentir de mi poesía.
    Beso, feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Yo en realidad prefiero flores muertas o secas que el olor a cadaver de humano.

    Bs Ilduara.

    ResponderEliminar
  9. Dejé de entender la vida,
    Y a la muerte, lo más lejos posible hoy la quiero...

    ResponderEliminar
  10. No sé que decir...solo dejo besos***

    ResponderEliminar
  11. Esa cabezas quizá podrían recordar tus amores pasados? Amores que aún no estén olvidados y te pidan una mirada atrás?

    O quizá signifiquen que todo termina, que no hay nada que dure eternamente?

    O puede que aunque tú quieras volver a amar, tu pasado aún te lo impida y por eso ves cabezas muertas?

    Puede que sea el miedo a ser feliz...

    Sea como sea, siempre es bello tu poema, hables de lo que hables, tienes ese don...

    Un beso grande, Toro.

    ResponderEliminar
  12. Me quedé pensando en que al fin y al cabo todos somos la misma esencia llena de sueños y roturas.
    Al final somos polvo igual al resto de polvo.
    Hasta las flores mueren.

    Bss.

    ResponderEliminar
  13. Hoy es mi cabeza la que está espesa porque no entiendo tu poema. Igual no hay nada que entender y es esto.
    Buen finde Torito

    ResponderEliminar
  14. "Escribir flores", qué bonito.
    Sigue intentándolo. Escribir flores es la forma de lograr que las muertas descansen en paz, y nos permitan a nosotros vivir en paz.

    ResponderEliminar
  15. Flores y cabezas, vida y muerte...

    "Cabezas de alma y corazón.
    Cabezas malheridas de amor.
    Cabezas de un pasado que ya murió
    enterradas en el más triste de los olvidos
    por un tiempo que no conoce la compasión."

    Un fuerte abrazo, Toro poeta.

    ResponderEliminar
  16. Cabezas rotas...todos seremos eso mismo alguna vez.

    Muackkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  17. A veces lo que queremos y sentimos es totalmente distinto a lo que acaba saliendo...

    Mil besitos para tu finde, amigo Toro.

    ResponderEliminar
  18. No llego a entender este poema tuyo...a no ser que sufras un desengaño en el alma aquella que duerme en un almario. Besicos mil Toro

    ResponderEliminar
  19. Flores y cerezas leí en un principio. Debo estar influenciada por los árboles que me rodean y que empiezan a florecer.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  20. Cabezas olvidadas que no olvidan. ¿ Será ése el infierno ?
    Desasosiega esa eternidad, Toro ...

    ResponderEliminar
  21. Pobres cabezas, fueron flores y ahora no se resignan a ser abono.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. "Era lo último que iba quedando de un pasado cuyo aniquilamiento no se consumaba, porque seguía aniquilándose indefinidamente, consumiéndose dentro de sí mismo, acabándose a cada minuto pero sin acabar de acabarse jamás."

    Cien años de soledad - Gabriel García Márquez

    ResponderEliminar
  23. en las cabezas se gestan los sueños las realidades y el juicio
    nada raro que las veas Toro
    mejor flores y cerezos
    de cabeza nos traes con tus emociones

    besitos

    ResponderEliminar
  24. Hay tardes que se dan la vuelta y hacen lo que quieren.
    Te deseo un buen domingo Toro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. flores con cabezas! me acabas de inspirar un dibujo Toro!

    ResponderEliminar
  26. A viste, uno a veces quiere escribir flores y le sale otra cosa.
    Aunque tu otra cosa por lo menos se entiende. Jeje.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  27. Seguiremos alimentando flores por lo tanto poesia...
    Me has recordado mi último poema.
    Feliz noche toro.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Solo quedan las ganas
    de haber sido la mejor historia de amor.

    Mi beso.

    ResponderEliminar
  29. No estoy muy bollante de ánimos , pero he vuelto a tu blog.

    Me quedo con el silencio de las flores muertas , al igual que su silencio en vida.


    Besos.

    ResponderEliminar
  30. A veces el pasado viene y sin dejarnos sin cabeza
    nos deguella aamedia luz después de una cerveza

    ResponderEliminar
  31. Alma y corazón.
    Como tu poesía.
    Escribes flores, siempre.

    Un beso.
    Feliz fin de semana.
    :)

    ResponderEliminar
  32. Esas cabezas seguro que han salido huyendo para no ahogarse en sus tumbas con el agua que está cayendo,ASÍ ES QUE ACÓGELAS

    ResponderEliminar

  33. "Ya llega el tiempo en que, vibrando sobre el tallo
    cada flor se evapora igual que un incensario;
    bajo la atardecida sones y aromas giran,
    ¡melancólico vals, vértigo desmayado!

    Cada flor se evapora igual que un incensario;
    el violín solloza, corazón aterido,
    ¡melancólico vals, vértigo desmayado!
    Es bello y triste el cielo cual gigantesco altar.

    El violín solloza, corazón aterido...
    un tierno corazón que odia la nada inmensa.
    Es bello y triste el cielo cual gigantesco altar,
    en su rojo coágulo se ha sumergido el sol.

    Un tierno corazón que odia la nada inmensa,
    recoge fiel las huellas del luminoso ayer.
    En su rojo coágulo se ha sumergido el sol...
    como en una custodia, luce en mí tu recuerdo."

    (Charles Baudelaire/Armonia de la Tarde=42 Flores del Mal)

    Beso... Xavi.

    ResponderEliminar
  34. Siempre regreso a tu guarida querido Toro Salvaje con la única intención de aprender de los grandes.
    Bello escrito
    Gracias

    ResponderEliminar
  35. Ramillete de cabezas, como flores de abril. Precioso dislate

    Un beso

    ResponderEliminar
  36. y ahi estas tu
    tesoro de la memoria
    recogiendo ramilletes de cabezas
    que reboratn ante tus ojos
    como testigo
    para recordar sus petalos
    de vida y muerte entre las flores

    Besos amor

    ResponderEliminar
  37. Las cabezas están celosas.

    Escribe de ellas también.

    ResponderEliminar
  38. Fíjate, como cabeza tremendamente horrorizada, no sabría que decir.

    Parece que es un mal común, no creo y solo tiene receta.

    Voy a hacer galletas.

    saludos

    ResponderEliminar
  39. Y es que en este mundo quién no pierde la cabeza¿?... Habría que escucharlas, porque seguro que tienen cosas interesantes que contar…

    Bsoss miles, mi querido Toro, y feliz finde!

    ResponderEliminar
  40. Esa parte de mí, enorme, admiradora de las matemáticas y la física, siempre ha estado empeñada en ver la existencia humana como una gran victoria de la naturaleza. Ha llegado a crear un ser capaz de contemplarla, admirarla, explicarla, cuestionarla... capaz, sobre todo, de hacerse preguntas y buscar respuestas, esa es su victoria y nuestra herencia.
    Vamos, que si sólo escribieras flores pensaría que te han abducido unos extraterrestres flipados.

    Besos.

    ResponderEliminar
  41. Es que el desamor hay que saber vivirlo. Como todo en esta vida. Y es que nadie nos enseña. Y claro, luego pasa lo que pasa.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  42. En un país azotado por los cárteles las cabezas y las flores -en ese orden- son el pan de cada día.


    Un abrazo

    ResponderEliminar