29 de septiembre de 2011

MANICOMIO 38

Aunque no es culpa suya
que Jacqueline "La Diosa"
no supiera volar
ni tampoco resucitar
Terremoto Crazy está triste
y terriblemente conmocionado
porque la encuentra a faltar
y por culpa de ese disgusto
el pobre apenas tiene apetito
ya que ayer mismo en la cena
tras dos platos de macarrones
y un enorme chuletón de ternera
con montañas de patatas fritas
sólo devoró cinco raciones
de la exquisita tarta de chocolate
en vez de las seis habituales.

169 comentarios:

  1. Creo que las chuletas no eran de ternera, pero no se lo digas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. emmm..pobrecilla, quizás lo supere y vuelva a comer las seis )
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que las chuletas no eran de ternera, pero no se lo digas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hay que presentarle urgente a Jorge Hané y su mundialmente afamado Reduce.... (si quiere propaganda que me page).

    Besos sin angustia oral al Toro :)

    ResponderEliminar
  5. a mi lo que me gusta de terremoto, es que no es un desbordado.
    no se por que, los tan centrados como él, me enamoran locamente.

    besos

    ResponderEliminar
  6. Tiene que comer mas, sino quedará flaquito. Pobrecito él, ea, ea.Ven con mama

    ResponderEliminar
  7. Desganao está, el pobre.

    Toro, no voy a comentar más en este blog, estoy cansada de leer obscenidades: una que se ofrece para pajear, la otra que da la teta...insufrible.

    ResponderEliminar
  8. Pobre Terremoto Crazy...
    a este paso se me va a quedar mu' flaco.
    Dale un besin de mi parte a ver si se me anima!

    Muaa!

    ResponderEliminar
  9. Aina, necesitas gafas.

    Además del sonotone.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. una oda al colesterol es Terremoto
    y un aplauso pa'ti

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  12. Acabo de leer un comentario :o ...serà comPañera de Terremoto?? no...el està mas cuerdo TORO!!

    Beso


    LalY

    ResponderEliminar
  13. Pero ese Manicomio es de lujos...muchos se harán los locos con tan de comer completo... jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Es lo que pasa con los desarreglos emocionales, que te pueden quitar el hambre...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Y digo yo que si en este manicomio no hay recortes...porque mira que les dan de comer..
    Igual piensan que si se atiborran luego no se mueven tanto... por la pesadez...
    o eso, o es que nuestro pequeño Terremoto se come lo de los demás... pobrecito, está tristón... en el fondo es un buenazo... verdad Toro?

    No entiendo como le tienen tanta mania.

    Me encanta tu manicomio... me voy con una sonrisa y con ganas de tarta...

    Besitos mil.

    ResponderEliminar
  16. No quiero imaginar lo que come cuando tiene hambre. Mejor no invitarlo nunca...

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Ya se sabe que los "disgustos" te hace perder el apetito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Pobrecito... si que está desganao, si... Esperemos que se le pase antes de que se ponga anémico :(

    Besos

    ResponderEliminar
  19. A mí me pasa algo parecido el desamor me quita el hambre...
    Eso es una suerte eh?
    Vamos perdiendo kg sin hacer el más mínimo esfuerzo :)

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  20. Hay amigo por suerte no tenía hambre, jajajaja buen escrito muy entretenido.
    Besos Torito que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  21. Voy a prepararle algo rico a ver si recupera el apetito *

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  22. Lo que necesita es un estimulante del apetito para que se pueda comer las raciones de tarta que se comía antes o una copita de vino quinado antes de empezar a comer. Besos de la espia rusa y mios.

    ResponderEliminar
  23. Jo, pues debería haber tomado las seis porque el chocolate es antidepresivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Es que cuando la "Diosa" está en esos momentos...se pone terriblementedemente...por ese motivo ya sabemos lo que pasa...yo le aconsejaría tirarse mas por las verduras porque eso ayuda mucho a comprender a la "Diosa" tan hermosa y sensible.

    ResponderEliminar
  25. Y...no me digás tan solo "Que bien" no es lógico aunque pensando inlógico esta bien que digas tan solo "Que bien"

    ResponderEliminar
  26. Qué suerte he tenido... después de tanto tiempo, vuelvo para encontrarme con uno de mis escenarios favoritos para historias y un protagonista maravilloso... ojalá a mí me sucediera como él y perdiera un poco el apetito con los disgustos (me temo que estoy más loca que él porque me sucede al contrario).
    Siempre un placer leerte, Toro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pobrecito, pero que mal lo está pasando. Creo que le voy a invitar a un par de raciones más.

    Un beso

    Mercedes

    ResponderEliminar
  28. que triste, me comí yo la otra porción...

    ResponderEliminar
  29. A todos nos falla el apetito cuando las cosas no van bien...!!!

    En fin... No hay mal que por bien no venga, dice el relato popular...!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Como dice Joaquín Sabina, hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos. Por sus locuras de Jacqueline "La Diosa", por la cobardia de Terremoto Crazy. Pero no durará mucho ha comido demasiado....

    ResponderEliminar
  31. me dio hambre Xavi!!!...
    en una de esas Terremoto Crazy comparte algo conmigo ( si es que queda!!)
    besos de luzzzzzzzzzzz

    ResponderEliminar
  32. Es tasan primitivo el pobre, que casi da pena.
    Me gustan tus personajes, Toro.

    ResponderEliminar
  33. Ya sabía yo que en fondo tenía su corazoncito.
    Oye, me ha entrao hambre y no he matao a nadieee!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Pobre Terremoto. Debe aumentar la dosis de chocolate, eso lo ayuda a aliviar la pena...
    Ahora ya se, que no puedo adoptarlo... me arruinaría y seguro que yo, pelearía por el chocolate, es mi vicio jajajajjjajaj

    Besitos achocolatados, mi Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  35. Ya se sabe que al final lo único que cuenta son los pequeños detalles, no las grandes gestas heroicas. Además el cinco es un número mucho más carismático que el seis.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Josuuuuuuuuuuuú, cuátos kilos pesa terremotocrazy????

    Abrazos

    ResponderEliminar
  37. ¿Cinco raciones? UY ¡mala rima la del cinco! Mejor que sean las 6 habituales ¿no?....

    ResponderEliminar
  38. Estoy convencida de que Terremoto Crazy necesita atención inmediata del sicólogo y la dietista del manicomio para tratar su caso, pues con este estado depresivo y de inapetencia va por muy mal camino con consecuencias imprevisibles... ;-)

    besos

    ResponderEliminar
  39. Porque en el fondo tiene su corazoncito,me da mucha pena Terremoto Crazy y esa sexta ración de tarta que seguro debió guardar para Jacqueline a título póstumo.No quisiera irme a dormir esta noche pensando en el hambre que debe de estar pasando el pobre Crazy.Le mando ánimos y deseos de que el hueco dejado por Jacqueline pronto sea ocupado.
    Y que tenga cuidado Crazy que de ahí a la anorexia hay solo un paso-o dos-.Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  40. Si no hubiera repetido macarrones...

    ResponderEliminar
  41. Mejor así hace dieta mientras sigue esperando a que Jacqueline "La Diosa" vuelva a resurgir en su forma corporea y alguna lección de vuelo aprendida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. jo que tio.. no sabe lo que quiere.. bueno claro está en el manicomio. pobre chaval ;P

    ResponderEliminar
  43. La verdad, consideré el aspecto físico de Crazy esbelto y eléctrico. Pero descubro que es un rechoncho que come como caballo. Como quiere que las Diosas se le acerquen, tiene que recurrir a sistemas persuasivos fuertes, como arrojarlas por un balcón. (Super carcajadas) este crazy es adorable.

    ResponderEliminar
  44. Ahra entiendo: ese manicomio es privado, de los que quiere Esperanza Aguirre. En uno público, y con los recoerts que hay ya se hubiera muerto Crazi de hambre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  45. Hay cosas que te quitan el apetito...

    ResponderEliminar
  46. Todos somos Terremoto!
    creo que alguien va a dejar el aburrido paraíso para internarse en ese manicomio.
    Como siempre salgo con una sonrisa-risa de aquí!


    M.

    ResponderEliminar
  47. Pues sí que está triste, sí. Qué pena...

    Besos.

    ResponderEliminar
  48. A mi los disgustos también me quitan el hambre!!!! yo le comprendo la verdad!!!!
    De todas formas, este tipo, es de los que es mas barato comprarles un traje que invitarlo a comer no????
    Besos.

    ResponderEliminar
  49. La depre nos pega de la misma forma, envidio su conciencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Las chuletas no eran de ternera, la lleva dentro, nunca se separarán.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Porque la extraña... yo cuando te extraño a vos, me como 5 milanesas con puré, 4 platos de lasagna, 2 caramelos y 7 tazas de café.
    ¡Y a la cochina SOPA que te aleja de mi, que ni me la nombren, porque solo con verla me lanzo sobre ella y la arrojo por el inodoro!
    Bueno... no puedo seguir tipeando este comentario... tengo que ir a lavarme las manos que se me enchastraron con helado de chocolate granizado.

    ResponderEliminar
  52. Dime donde se encuentra este manicomio! Estoy pensando en hacerme la loca un rato y que me ingresen ya que el menú no está nada mal, eh?!

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Mientras te leía,me he acordado que tenia un trozo de tarta de choco,y me la estoy zampando,unnmmmm!!,que rica..Besos Toro

    ResponderEliminar
  54. QUIZÁS

    La inminencia de la belleza o su ímpetu
    tal vez la sorpresa con que nos alcanza
    acaso la contemplación en que nos sume
    el vacío prolongado que funda,
    su destello y la ceguera posterior
    su rumor
    y el presentimiento con que nos carcome
    quizás también el sigilo y el zarpazo
    pero ante todo,
    es su invitación hacia la muerte
    lo que nos embriaga del amor.

    ResponderEliminar
  55. Si es que es un sentimental... seguro que le hace un santuario allí en la loquería ¿estará permitido eso? Bueno no...las velas...no.

    Besos

    ResponderEliminar
  56. Eso le pasa por no pedir curriculum a la doña, ahí le hubiera puesto si volaba o no.
    Menos mal que la tarta de chocolate nos alivia de esos disgustos.
    pobre terremoto.
    Un besote Toro y gracias por estos relatos que no tienen precio por originales y graciosos

    ResponderEliminar
  57. Uno de los más graves síntomas del mal de amor es la inapetencia.


    Besos , Toro - y

    ¡bon appétit !

    SIL

    ResponderEliminar
  58. Si, está triste... si sigue así pronto adelagazará y ya no será terremoto sino más bien un temblorcito :(

    besitos Toro Salvaje **

    ResponderEliminar
  59. las reacciones frente a la culpa y el dolor son tan personales...

    ahora que por con ese menú, manicomio 38 es casi un poema de ciencia ficción, jaja.
    besos

    ResponderEliminar
  60. Nos parecemos, cuando sufrimos bajamos el apetito.
    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  61. demasiado dulce tanto chocolate, que tome cacao

    ResponderEliminar
  62. locos hay en todos lados, pero son re felices porque no saben ni donde estan. :)

    Un abrazo grande,

    petra

    ResponderEliminar
  63. es que una ración es una ración....y más si es de chocolate, que llena mucho.

    ResponderEliminar
  64. Pues si que estaba apenado. Es que con los disgustos, lo primero que se te quita, son las ganas de comer.
    Besos Toro

    ResponderEliminar
  65. ¿Te soy honesta?
    sí que me sentí en un manicomio.

    ¡Me encanto! :D

    ResponderEliminar
  66. Hay tantas forma de matar.. y nos parecen inexplicables tantas formas de morir.. Besos bien vivos por si acaso Toro.

    ResponderEliminar
  67. Se nota que está arrepentido...el pobre!!! ;) quita, quita, que a ése no me lo pongas cerca! =)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  68. Hola Toro.

    Está claro que a este tío no hay que invitarlo a cenar ni por todo el oro del mundo, y no porque acabe tirándote por el balcón, eso es una pequeñez comparado con la ruina que lleva a cuestas con su voracidad insaciable.

    Adiós Toro.

    ResponderEliminar
  69. Si que se le nota la tristeza, al pobre
    T C...

    Besoslocos. *Soco

    ResponderEliminar
  70. Me engordé solo de leerte... voy por un te digestivo...
    bs

    ResponderEliminar
  71. Este Toro es la monda, me tiene sorprendida, resulta que nos cuenta historietas de manicomios y halaaaa venga comentarios, pero yo a este ya le voy calando (que me he fijado que tienes muchas chavalas en los comentarios) vaya un granujilla, un beso.

    ResponderEliminar
  72. Es lo aue tiene la depre, que a uno se le va el apetito, ains....

    jajajajaja!

    Bss.

    ResponderEliminar
  73. Pues habrá que darle un recostituyente y un antidepresivo, ¡pobrecito!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  74. Es lo que tiene el mal de amores...
    Pobre Terremoto Crazy!
    Mientras no le dé por devorar croquetas!
    ;)
    Molts petons!

    ResponderEliminar
  75. Ya sabrá superar su tristeza pues Terremoto Crazy.. no es tan crazy ! Siempre con la sabiduría desestimada en los locos, supera con inteligencia toda adversidad y con gran inteligencia de su parte.
    Beso grande amigo.

    ResponderEliminar
  76. Pues sí que quedó afectado...
    Estoy en un intento de "regreso" a los blogs; a ver si lo consigo...
    Un abrazo GIGANTE ( o dos).

    ResponderEliminar
  77. Tiene que probar uno de esos jarabes que abren el apetito!!! Pobrecillo!

    ResponderEliminar
  78. Vaya empacho¡¡ seguro que la dieta Dukan no la conocen en el Manicomio deberías publicarla por el bien y la salud de los residentes.
    Besos

    ResponderEliminar
  79. no entiendo el sentimiento. nunca he comido tanto ni siquiera en los peores tiempos, mas bien todo lo contrario. Siempre sagaz este manicomio

    ResponderEliminar
  80. Es que el amor cierra el estomago... bueno un poco sí, no?
    :)

    ResponderEliminar
  81. los que adelgazan, mal lo pasan

    Muacks

    ResponderEliminar
  82. pues menos mal que no tiene apetito por el disgusto, ¡madre mía, que lima!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  83. jajaja...me hace reir este personaje,por Dios!
    Pero parece que no tiene sentimientos...
    :(

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  84. Es que a muchas personas las penas les da por comer desaforadamente.

    ResponderEliminar
  85. Pobre de terremoto Crazy que no le apetece comer,me ha recordado a un paracaidista en prácticas que casi casi ese era su menú diario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  86. Claro...
    El pobre...
    ¡Es para estar desganado!
    ¿No?
    Salud

    ResponderEliminar
  87. No... si ahora van a ser las toxinas de los lipopolisacáridos que provocan alteraciones y agresividad. Al final tal vez sea cierto y mejor lo hacemos vegetariano. ¿Tú qué crees, Toro? Las chicas del maniccmio creo que no andan muy contentas.

    Besos

    ResponderEliminar
  88. JAJAJAJAJJA!!!!!!

    Mirá que conseguís que Terremoto sea malo eh!!!!!!!!!!

    Me hiciste reír a carcajadas, pérfido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  89. Ya se le pasara la tristeza
    recobrara el apetito y de seguro
    la afamada cordura con que
    nos tiene acostumbrado.

    Esperemos...

    Saludos

    ResponderEliminar
  90. comer sólo es un consuelo,
    lo mejor es antes o después...

    ResponderEliminar
  91. Oh mi vido!!! claro esa porción faltante es porque esta depre...
    te quiero amigo!

    ResponderEliminar
  92. Esto me sobrepasa!!!, jejejeje.........no puedo decir nada mas ... Verónica.

    ResponderEliminar
  93. ¡Qué mal...tampoco!
    Ya está...dejalo así

    ResponderEliminar
  94. El disgusto le ha provocado inapetencia... ¡mecachis!... jajaja

    Un millón de besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  95. la tristeza lo modera....que ternura me da...

    ResponderEliminar
  96. Lo emocional siempre termina con una descompensación física... Tendrán que ayudarlo con una buena dosis de vitaminas, para equilibrar su inapetencia. ¡Pobre Terremoto!

    ResponderEliminar
  97. No quiero ni pensar lo que ocurrirìa si Jacqueline cumpliera con todas las expectativas de Terremoto....jajaja


    Besos.

    ResponderEliminar
  98. Perdòn mis respetos a Terremoto....no sabìa que Jacqueline ya no existe fìsicamente jajaja, me tengo que poner al dìa con las historias estimado Toro.

    poco a poco lo lograrè.

    (eso creo jaja)

    ResponderEliminar
  99. La Diosa lo único que sabía era utilizar muy bien el photoshop...
    Aprenderá Terremoto después de esta desilución?? Besos!

    ResponderEliminar
  100. Ohhh, por Dios! Ha dejado algo en la heladera!
    Todo eso que comió es alimento de 1 semana y media para mí! :S
    Dónde le entra?
    Gracias por escucharme hoy , y por estar ahí para mí.Aunque te leí con lágrimas , , me robaste una sonrisa y me detuve en tu foto, esa la que me diste ! :)
    Bss muchos! ♥

    ResponderEliminar
  101. Ostras!!! menos mal que perdió el apetito....que se pase por mi cocina que se va a poner moraoooooo!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  102. ojala vuelva a comer como debia... alomejor es que el amor se le esta escapando....

    un abrazo desde santiago de chile...


    nunca me dieron el si... aun espero esa noche...

    ResponderEliminar
  103. Hola Torro, pobre Terremoto, pero ya ni modo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  104. Preocupante, muy preocupante. ¿Medidas a tomar?


    Petó

    ResponderEliminar
  105. Le dejaré a TC, un desayuno con sabor a chocolate. Se lo merece, lo ayudará a sobrellevar la ausencia de Jacqueline y a ver si se anima.

    Bocadito de Chocolate

    :-)

    Besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  106. Estará con la andropausia.
    Feliz finde .Scarlata)

    ResponderEliminar
  107. Pobre T.Crazy, espero que pueda recuperar su apetito...

    ResponderEliminar
  108. La falta de apetito es un síntoma muy común en el mal de amores... Pobre terremoto!!!!

    ResponderEliminar
  109. Pues menos mal que me dejó una de chocolate,,,es mi perdición..un saludete desde Murcia....

    ResponderEliminar
  110. ¿a que tipo de apetito te refieres? será al sexual porque del matérico alimenticio está que se sale ¡ menudo gordo ceboso y pallá está el Terremoto que está como una idem.....¡es hora de que lo eches a volar a ver por donde sale!

    ResponderEliminar
  111. atento a no tener mas hambre...te va a dar indigestion:))))
    besos

    ResponderEliminar
  112. Sin duda, su sufrimiento no tiene parangón. Nadie sufre como él. ¡Sólo cinco! Creo que es hora de intervenir.
    Muy divertiiido.

    ResponderEliminar
  113. Si que está deprimido el pobre! xD

    Un beso y pasa buen finde

    ResponderEliminar
  114. ¿sabes qué?

    mi madre todavía me llama Panchita, ahora ya no me da vergüenza como cuando era pequeña.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  115. cuántas veces me he acercado al mundo de los locos, dios mío con el temor de perder la cordura...

    ResponderEliminar
  116. Es que Terremoto Crazy también tiene su corazoncito... ¿o es que estaba a dieta?

    ResponderEliminar
  117. Ya se sabe que el mal de amores quita el apetito y con esa cena tan ligera igual hasta el sueño.


    Besos

    ResponderEliminar
  118. Es posible que esa noche no pudiera dormir, con tan poco alimento...
    Pobrecito.
    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  119. Desde luego que en el manicomio dan impresionante bien de comer. Engordan al personal a base de química y una alimentación desorbitada. Por lo visto su misión es amansar a las fieras y discrepo con el método.

    Saludos a Terremoto y cía.

    También existe una sopa...
    sabrosa...sopa sospechosa.

    ResponderEliminar
  120. Ays que Terremoto está triste...
    ¨
    Mándale un beso con sales de frutas!

    Y otro for you, más sabroso

    ResponderEliminar
  121. Todo queda entre dioses y locos jejeje
    Yo creo que la diosa echo a volar y se espachurró solamente su blanco cuerpecito de tierra y minerales jejeje
    Cuanta locura anda suelta jejeje
    Un beso torico

    ResponderEliminar
  122. Míralo por e lado bueno, y lo que se van a ahorrar en el manicomio en el apartado catering:)

    Menos mal que no tiene apetito, que si llega a tenerlo...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  123. Si es que es capaz de sufrir hasta por lo que no es su culpa, ni su causa. ¡Gente como él necesita el mundo!

    Y con todo, afortunado: ya quisiera yo que me cupiera toda esa comida en el cuerpo!

    :) Besos

    ResponderEliminar
  124. Me encanta pasarme x aquí xq siempre me voy con una sonrisa. Gracias, hoy lo necesitaba mucho. Dale besos a Terromoto de mi parte. No pensé q le iba a guardar tanto luto a la Diosa...
    Bsos

    ResponderEliminar
  125. Pobrecito, se nos va a quedar en los huesos a este paso.

    Bss

    ResponderEliminar
  126. se le fue el apetito, ocurre en estos casos.

    ResponderEliminar
  127. Estoy que no estoy casi, pero me paso a besarte Toro. Besos de sirena andaluza con tu permiso

    ResponderEliminar
  128. terremoto crazy me cae demasiado bien. Debería tener su propio blog...

    ResponderEliminar
  129. Eso se le pasa en cuanto vea las noticias de cualquier telediario...

    ResponderEliminar
  130. jajaja
    Qué buenas historias, me ha encantado conocer tu blog, Toro!

    Volveré!:)
    Besos con sabor a cereza

    ResponderEliminar
  131. No te aflijas Toro, porque en este tiempo que he estado ausente me dí una vueltita por el manicomio y te digo, que a escondidas....se comió la sexta porción de postre!!!

    Un abrazo muy grande y los extraño!!!

    ResponderEliminar
  132. Y eso que sobró la comida de la malograda Jaqueline.
    Un abrazo, Toro

    ResponderEliminar
  133. pobretico le dará un mareo si no come algo sólido

    ResponderEliminar
  134. Terremoto tesoro, eso es sufrir por amor, lo demás es cuento. Miratúdeti, ese Manicomio tiene un generoso servicio de comida, ni locos acusan recibo de la crisis!
    :)
    Besos Salvaje.

    ResponderEliminar
  135. Las contradicciones nos acompañan siempre, estemos cuerdos o locos.
    Besitos, Toro.

    ResponderEliminar
  136. Hola Toro se ve que tenia hambre pero de verdad, las raciones siempre no son iguales, a lo mejor por eso no comió el sexto trozo de tarta, jajajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  137. jajajaajajjaa me encanta el nombre: TERREMOTO CRAZY, me lo pondria de titulo del blog! un beso

    ResponderEliminar
  138. Habrá que hacer algo con el pobre Terremoto Crazy, no puede seguir en esas condiciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  139. definitivamente XAVI, la sensibilidad, la pena y la conmoción que sufre nuestro querido Crazy, deben ser directamente proporcionales a las dos toneladas y media de peso que el cuerpo de este alma sensible soporta... por cierto ¿sobró algo de tarta de chocolate? anda pregúntale y dile que sea bueno por favor y me pase un pedazo :-)


    Un besito XAVI y feliz finde.

    ResponderEliminar
  140. El problema que tenéis las chafarderas es que os falta información.
    Y eso os lleva el error.
    Si ya es una desgracia vivir la vida de los demás porque la vuestra suele ser una porquería todavía es más grave hacer el ridículo.
    Chafardera y ridícula.
    Algo habrás hecho para ser así.

    Lo que desconoces es que Aina y yo somos amigos.
    Desconoces que nos escribimos bromeando siempre y que competimos a ver quien le hace al otro el comentario más bestia.

    Siento defraudarte pero puedes ir a chafardear a otro sitio con tu hocico repugnante.

    Hala, a cascarla...

    ResponderEliminar
  141. Obviamente tu comentario lo he borrado porque no quiero que huela mal mi blog.
    La respuesta te la dejo para que la disfrutes.

    ResponderEliminar
  142. ¿A quién se le ocurre no saber resucitar? Me parece que Jacqueline no era suficiente mujer para Terremoto :))

    Besazos, Toro.

    ResponderEliminar
  143. Creo que es bastante común, el hombre esta decepcionado...
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  144. Aprovecho que has puesto la moderación de comentarios para pedirte disculpas por lo que ese anónimo haya dejado acá, te aseguro que ha visitado unos 300 blogs con su incordia a cuestas. Entre varios colegas hemos detectado el IP y la zona de donde los manda, pero parece que algo sabe de esto, pues puede manipular ciertos datos. Parece que es de Uruguay pero intenta hablar como español. Te pido disculpas, pues -aunque víctima- en cierta forma me siento responsable de que haya entrado en los blogs a los que yo sigo.
    Un abrazo y espero que no publiques este comentario.

    ResponderEliminar
  145. Sí que se ha deprimido. Por eso, para que pudiera vivir dentro de él, sugerí que se la comiera. Pero no me hizo caso, ahora sólo le queda el triste camino hacia el estado catatónico...Saludos.

    ResponderEliminar
  146. Cagontoloquesemenea!
    Otra vez que iba a entrar a mi manera, como un elefante en una cacharrería, y hay habilitación de comentarios.

    ¿Cuántos Terremotos Crazy d´esos hay esparramaos por ahí que fastidian hasta los tempos literarios de ficción?

    Ofú qué pereza...Se me ha olvidao lo que iba a decirte Toro.

    ResponderEliminar
  147. Creo que lo de terremoto es grave. Si sigue comiendo tan poco, puede perder peso y enfermarse.

    Un beso torito y feliz fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  148. Yo creo que tienes razones poderosas...igual que yo para pensar que no es motivo suficiente para semejante ira...

    ResponderEliminar
  149. Será que con ella cerca, le apetece más lo dulce que lo salado...

    Pues que se anime hombre, que las diosas se parecen a las musas en lo caprichosas!

    ResponderEliminar
  150. La culpa es de Jacqueline. ¡¿Cómo andaba sin paracaídas por el manicomio?!
    Ojalá Terromoto recupere el apetito (pero si no quiere la sexta porción, mandala para argentina).

    ResponderEliminar
  151. Y entonces entendemos la importancia de saber volar...

    Muchos saludos atrasados, Salvaje Toro.

    ResponderEliminar
  152. Hola Toro, se te extrañaba amigo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  153. Me da tanta tristeza que Terremoto este sin apetito :(
    :(


    BESOS

    ResponderEliminar
  154. Y eso que no le gustaba la sopa, que si le llega a gustar.................

    ResponderEliminar
  155. ¡Qué lástima me da! Oye, ¿estará a dieta?

    ResponderEliminar
  156. Qué sera cuando tenga apetito!!

    Besos

    ResponderEliminar
  157. lo ve? la diosa sigue ocasionando pesares en la vida de terremoto, cómo para no haberla querido quitar del medio..

    ResponderEliminar