4 de marzo de 2015

EL CIELO DE LOS TRASTORNADOS MENTALES

En el cielo de los trastornados mentales
los ángeles llevan bata blanca
y en sus alas hay publicidad
de varias multinacionales farmacéuticas
y los entrañables santos y santas
visten camisas de fuerza
y lucen en el pecho
sus miembros amputados
por defender sus creencias religiosas
como si fueran almirantes condecorados
y cuando Dios aparece
los santos y los ángeles
aplauden con la baba colgando
y Dios empieza a lanzar
pastillas de bonitos colores
en todas las direcciones
mientras dice:
"pío, pío, pío, pío
pastillitas ricas
para suicidas,
ansiosos y depresivos"
y de vez en cuando
Dios se para ante un depresivo
y le dice:
"vaya mierda de vida que tuviste, eh"
y el depresivo llora
y se va corriendo entre sollozos
a tragar pastillas en una esquina sombría
y Dios se va riendo entre las nubes
y luego se para ante un ansioso
y le dice:
"todos tus miedos son verdad... vas a morirrrrrrr"
y el ansioso se pone a punto de infarto
y se va corriendo y temblando
a tragar pastillas en una esquina perdida
y Dios se muere de la risa
y después se para ante un suicida
y le dice:
"anda, tírate de esta nube si eres tan valiente"
y el suicida se tira y se vuelva a matar
y Dios se revuelca entre carcajadas
y luego llega la hora de rezar
y Dios se sube a una montaña de pastillas
y desde allí con voz grave
dice a todos que se levanten
y se dispone a escuchar los rezos
de esa muchedumbre de trastornados
hasta que poco a poco
le va entrando el sueño
y se queda divinamente dormido
mientras que encima de su cabeza
el triángulo dorado de Dios
con su ojo inyectado de Prozac
sigue vigilando incansable
sigue vigilando a todas horas
no sea que cualquier día
los trastornados se rebelen
y acaben cortándole su sagrada cabeza.

87 comentarios:

  1. Así mismito es, ni más ni menos.

    Mi Toro

    ResponderEliminar
  2. Madre del amor hermoso como está el cielo... de ser así yo pido número en la última planta pero de abajo... al calor... que siempre me lo imaginé con ríos de ron y barbacoa día sí, día también... :)

    Muchos besinos Toro... Buen día!!

    ResponderEliminar
  3. Parece que em Portugal se vende muito Prozac...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este Dios es un poco cabrón; se me están quitando las ganar de rezarle y hasta de subir al cielo.

    Abrazo TORO.

    ResponderEliminar
  5. la vida en el cielo pinta peor que en la tierra... sigamos disfrutando de nuestras infelicidades cotidianas!!

    te paso una breve poesía de Silvina Ocampo, por tu gusto a los árboles...
    http://trazasdemono.blogspot.com.ar/2012/08/metamorfosis.html

    cariños,



    ResponderEliminar
  6. Hoy he estado a punto deescribir esta mañana un post similar, pero no le de dado luz verde, y tendría que rebucarlo entre mis huecos cerebrales, y ver si no se me ha perdido ya , un me lo ha robado cualquier demonios de estos que vuelan contantemente por ahí.

    Besos.

    Luego miraré en mi cerebro a ver si está o no.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Toro, una cosa, los locos del manicomio ese tuyo on un poco intransigentes, no?

    En mi pueblo van a abrir un manicomio nuevo...
    :)

    Saludos.



    ResponderEliminar
  8. ´Crudísima, pero buenísima tu poesía.

    Pintas unas escenas que tienen mucha fuerza, poderosas de verdad.

    Hay una parte de la vida que se puede ver así, pero también hay belleza. Una mezcla muy extraña.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Joooo, si tenía pensado una alianza con dios (Osssss), cambio y me quedo aquí, a la vera verita vera de esta maravilla tuya, como poema, y poema, Tor!.
    Porque aquí dios(ES) no pintan ni con bata verde ni colorada....
    Abrazosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Trastornado ...está...
    sí... ¡pobre¡
    besos

    ResponderEliminar
  12. Madre de Dios¡¡¡ como te lea...( la madre)
    Toro: ya quieres, que jinque el poleo? pues hoy,me duele la cabeza...
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Me recordó por un momento la crisis que vivimos en este país. ¡Un escrito pesimista! Espero que la realidad sea otra, amigo Toro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Los ángeles de alas publicitarias,las condecoraciones de los santos,el suicida que se re-mata,Dios subido a la montaña...de pastillas...,el triángulo dorado con el ojo de Prozac...vaya despliegue de imágenes potentes!

    Nos vemos en el infierno,no tardes...
    Muackkk

    ResponderEliminar
  15. ¡Vaya imaginación la tuya!...me encanta el cuento...como lo sueñe hoy.... me subo por las paredes al piso del veciñno.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Asi exactamente es mi vida Toro. Nunca mejor descrita.

    ResponderEliminar
  17. Cuantas verdades juntas amigo,abrazos

    ResponderEliminar
  18. Esto debería ser un cuento...
    Por qué no me los transforma.
    Lo que narra es tan real. Dicho con ironía por supuesto...

    ResponderEliminar
  19. Esto debería ser un cuento...
    Por qué no me los transforma.
    Lo que narra es tan real. Dicho con ironía por supuesto...

    ResponderEliminar
  20. ..............ya sé quien puso precio a mi camisa de fuerza......lo que no saben es que parezco cuerda.....pero estoy trastornada esperando a que se deslice......

    ResponderEliminar

  21. Dios se para ante en un depresivo
    Te sobra una preposición.

    ResponderEliminar
  22. Pues dile al Dios ese tuyo que me de a mi una pastilla del color que sea que sólamente veo demonios, y tengo ganas de que me dejen en paz de una vez.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  23. Quieren diagnosticar el enamoramiento como trastorno mental. Y los chalaos somos nosotros. Voy a pedir en change.org que la pastillita sea roja pasión.
    Un besito loco loco

    ResponderEliminar

  24. EN EL INFIERNO DE LOS TRASTORNADOS MENTALES

    En el infierno de los trastornados mentales
    las diablitas llevan faldas bien cortitas
    y corpiños bien ajustados
    y cantan cánticos de Sibila
    y a ellas acuden cegados
    todos los trastornados mentales
    porque saben que no hay mejor tratamiento
    que la música de sus bocas
    las caricias de sus manos
    el olor su sexo
    la vista de sus pechos
    y el tacto de sus glúteos
    y mientras esperan su turno
    se hacen más los locos
    porque nadie quiere
    que lo tomen por cuerdo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy!!!

      Olvidé un "de".

      No sé en qué andaría pensando...

      Un abrazo Toro.

      Eliminar
  25. Anda con el Minimal...uf esta que arde ,ya ve visiones..¡.no! si tiene razón ...ve voy corriendo que aqui hay una pandilla de golosos.
    gracias por tus bonitas palabras ...mira como tenga miedo te llamo y velas sentadito en mi alcoba....
    besos

    ResponderEliminar
  26. Diosss pero cuánta gente reunida allá en el cielo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Que mala leche tiene el dios ese... :(
    Salud

    ResponderEliminar
  28. ¡Blasfemo! te quedó tan espectacular, tantísimo... que Dios encantado amaneció divinamente, recitando tu poema a todos los muertos que le llegaron hoy, para que mejor se mueran de la risa... porque el stock de píldoras anda muy agotado.
    Besazo anisado.

    ResponderEliminar
  29. Muy trastornados, pero quieren seguir viviendo. Por algo rezan. jajajajajajajajaj.

    Besazo Torito.

    ResponderEliminar
  30. ¿Y no querrá nuestro querido psicópata darse un garbeo por allí arriba mientras ese dios está dormido y que disfrute un poco contándole la cabeza?

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Qué bien que apareciste, Toro, pensé que te había dado una indigestión de crepês de chocolate, jeje...
    Bueno, lo importante es que apareciste, estaba preocupada (¿buscaste bien la receta de los crêpes?) y, bueno (también), si tú lo dices, respeto lo que dices, si así lo sientes... lo respeto en serio, del todo, pero no lo creo... nada de nada... en absoluto...

    Te dejo un vídeo, es la monda... mas que nada para tener tema de conversación, jajajaja...

    http://youtu.be/EZ_Ls1ex_Gw

    Y este, fíjate: "Cada algo, tiene su cosa"... a ver si te queda claro... (fíjate en la esencia de lo que dice: "Aunque algunos afirmen"... jajaja...)

    http://youtu.be/I2I0hVtFH-U

    Y el último, para que cocines bien los crêpes y no sufras indigestiones:

    http://youtu.be/fkMKNRMaCfI

    Un beso, Toro. Tienes mucha imaginación y me alegro siempre mucho de leerte ( en serio). Que pases un ¡buen día, Toro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El segundo vídeo no tiene nada qué ver con las autonomías, eh, solo el mensaje, al dato... ¿te quedó claro?

      Eliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Si existe ese dios supongo que no será muy diferente del que pintas, recuerdo a Stephen Frears decir que un dios que crea un gusano que come los ojos de niños desde dentro no puede ser sino
    un cabronazo.
    Besos***

    ResponderEliminar
  34. Yo también me quiero rebelar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. El dios repartidor de pastillas analgésicas es mejor que se quede en su nube, borracho de Prozac.
    Excelente, Torito, te aplaudo.

    Un gran besote.

    ResponderEliminar
  36. Y esa es la puta verdad!!!
    Muacks :-)

    ResponderEliminar

  37. Vaya píldora...

    Esos renglones torcidos de Dios... el pan nuestro de cada día.

    Beso... con efectos secundarios.

    PD: O me convierto en otro renglón torcido más... aunque tal vez ya lo sea o lo haya sido siempre... o pronto ocupo la plaza que tengo reservada en el infierno... a ver si así, de una bendita vez, descanso en paz.

    ResponderEliminar
  38. Lo que no acabo de encajar es para qué sirven tantas pastillitas de colores... si al fin y al cabo ese dios no hace más que alimentar sus trastornos, de otro modo no estarían en ese cielo extraño.
    Sea como sea se me contagian las carcajadas, me has hecho reír. Una lástima de vida, será por eso que no puedo evitarlo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  39. No hay ningún cielo en los trastornos mentales, Toro, más bien hay infiernos.

    ResponderEliminar
  40. Siempre existirán personas que viven atemorizados en la religión, no lo entiendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  41. pero lo que nadie sabe es que al final del día dios se esconde en el "escusado" y se mete de todo para poder descansar sin ponerse histérico viendo como falló estrepitosamente a la hora de moldear a sus muñequitos. Un abrazo Toro

    ResponderEliminar
  42. Me dejas patidifusa y muy enganchada a tu blog... Me parece que me voy a quedar a trastear un poco por él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. El Dios de los trastornados mentales debe de ser así...El mío no.
    Esa descripción me recuerda a algunos médicos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Según leía era como una alucinación...pensé...y si ...y si...y si esto es contagioso!!????
    Besos
    Alas..

    ResponderEliminar
  45. Ostras!! el Dios que describes es muy cabrón jajajajajajajajajjajajjajaja
    Por un momento se me pareció al Maestro.
    :-)

    Besitos de luz de luna llena mi Toro bello.

    ResponderEliminar
  46. Una pastilla marca Vida, eso. Será mucho pedir?

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  47. Encoge el corazón ese panórama.
    Besos

    ResponderEliminar
  48. Un dios que castiga a toda la humanidad porque alquien se coma una manzana no es justo. Y si no es justo, yo no quiero ni conocerlo ni ser su amiga.
    De haber algo, tiene que ser un ente lo suficientemente perverso como para renegar de él. Por definición, es imposible que sea Dios.
    Creo que fue Schopenhauer quien dijo, que si Dios hizo el mundo, ese día debía de estar loco… exactamente no recuerdo la frase, pero eso venía a decir, ma o meno...¿no?

    Pues nada, yo me voy al infierno, al menos nos divertiremos, y espero que no nos toquen las narices.
    Eres un crack Toro.

    Besote.

    ResponderEliminar
  49. El suicida de tu poema es un suicida con vocación, eh?

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  50. ¡Nunca me lo hubiera imaginado!

    ResponderEliminar
  51. yo en mi juventud tomé kilos y kilos de prozac.... esa maravilla que de nada sirve... en fin.... yo para ir a ese cielo, casi que prefiero irme directa al infierno....
    besos.

    ResponderEliminar
  52. Todavía no aprendan que no se puede hacer caso a ciertas personas que todo lo desean manejar. Yo por si acaso me tomaré un Valium.

    Saludos

    ResponderEliminar
  53. Dioses, pastillas, depresión...La sociedad enferma y su búsqueda de un algo en qué creer...
    Abrazos Toro.

    ResponderEliminar
  54. Un brillante poema con la ironía que te caracteriza. Felicidades.

    ResponderEliminar
  55. Un brillante poema con la ironía que te caracteriza. Felicidades.

    ResponderEliminar
  56. Dios es el dueño de las multinacionales farmacéuticas. Él es el único que no toma nada; el descojono de la risa es natural.

    Besos.

    ResponderEliminar
  57. Jajajaja me encantas cuando te pones así, reivindicativo y aumentativo...

    Besos sin prozac (pero algún canutillo si? no?)

    ResponderEliminar
  58. Jajajaja me encantas cuando te pones así, reivindicativo y aumentativo...

    Besos sin prozac (pero algún canutillo si? no?)

    ResponderEliminar
  59. Jajajaja me encantas cuando te pones así, reivindicativo y aumentativo...

    Besos sin prozac (pero algún canutillo si? no?)

    ResponderEliminar
  60. Mucha gente disimula, pero ese cielo debe estar atestado... UN abrazo.

    ResponderEliminar
  61. 69 llegue a tiempo...
    mi número de la suerte favorito
    Siendo 70 me siento bien
    mi dia sera bello

    ResponderEliminar
  62. Vamos que has descrito de maravilla como debe estar ahora mismo uno de los cielos .
    Besos

    ResponderEliminar
  63. Amaría que los trastornados se rebelen Este texto da par adecir mucho.
    Sepa entender por eso mis regresos.
    Le dejo otro abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Si ese es el cielo, no quiero pensar cómo será el infierno.... :(

    ResponderEliminar
  65. Santo manicomio, ese en el que vivimos, que al menos nos proporciona drogas legales para sobrellevarlo... mejor.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  66. ¿Cielo? ¿ estás seguro que no te han confundido y en lugar de subir has bajado ? a ver... este Dios tuyo no llevaría cuernos, un rabo largo terminado en flecha , rojo como un tomate, sonrisa malévola, una peluquita rubia a lo garçon y se apellidaba Merkel? ¿lo ves? te has quedado en la entreplanta;))


    Muaaaaaaaaaaaaaakss!!!

    Muaaaaaaaaaaaakss!

    ResponderEliminar

  67. Yo soy el error... 503 de una larga lista...

    Beso... sin error posible.

    ResponderEliminar
  68. Uff hay muchos trastornados en el cielo y en la tierra !!!
    Buenísimo , besos

    ResponderEliminar
  69. Uff hay muchos trastornados en el cielo y en la tierra !!!
    Buenísimo , besos

    ResponderEliminar
  70. Hay muchos trastornados en el cielo y en la tierra !!!
    Buenísimo, besos

    ResponderEliminar
  71. Hay muchos trastornados en el cielo y en la tierra !!!
    Buenísimo, besos

    ResponderEliminar
  72. Hola Torito guapo. Pues a mi ese Dios no me gusta nada. Así son muchos humanos que están en el poder y juegan con la salud de muchas personas enfermas. Tal vez se pienses dioses por eso de que gobiernan. Un poema que dice muchas verdades de como está la situación para muchos enfermos hoy día en España.
    Un poema con rimas y con dolor de quienes necesitan medicina para no morirse e ir a ver a Dios.
    Me ha gustado mucho porque dices verdades como puños. Qué triste que quienes tienen el poder jueguen con la vida de las personas. Depender de una medicina para encontrarse medianamente bien ha de ser un sin vivir.
    Saludos y abrazotessssssssss

    ResponderEliminar
  73. Tal cual
    así es.
    ¡Magnifico! Besos
    Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  74. pastillas, pastillas, pastillas, pastillas, MIEDO, MIEDO, MIEDO , MIEDO y la deidad, pufffffff

    Besos grandes,

    tRamos

    ResponderEliminar
  75. Solo los depresivos y ansiosos que tragan pastillas recetadas por su dios, pueden creer que se curarán, por arte de la varita mágica de hipnóticos y ansiolíticos.
    Y el dios psiquiatra siempre temerá a su rebaño. Así es.
    En tu poema veo una triste realidad.

    Bss

    ResponderEliminar
  76. Me ha encantado. Así es pastillas para el consuelo del alma, para poder sobrellevar esta jodida vida, pastillitas para vivir bajo un dios inclemente.

    ResponderEliminar