17 de octubre de 2008

CONSUELO

¿Qué es lo que queda
después del consuelo?
apenas un hombre aturdido
ametrallado a palabras
de voces metálicas
un hombre encogido y ciego
abrazado a sus heridas
que puede desangrarse mañana
sin molestar a nadie
cuando esté tan solo
y las otras conciencias
bien lavadas y peinadas
ya lo hayan olvidado.

104 comentarios:

  1. Después del consuelo,

    la mirada,

    el camino

    y la piedra.

    (y yo...en alguna parte)

    Besos (muchos, variados, al gusto)

    Me gusta mucho este poema, Tunero...

    ResponderEliminar
  2. (Siempre estás....otra forma de decir Nunca, Siempre,Nunca)

    Ese taconeo y esos clavos me dejan muerta.

    Otro beso para la cajita.

    ResponderEliminar
  3. Consuelo será lo que busca el hombre cuando ya ha sido derrotado y no siempre resulta buena medicina... Un abrazo y realmente me ha gustado tu poema!

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuan ciertas son tus palabras! Necesitamos de esas palabras, de ese consuelo, de esas otras presencias pero en la medida de lo posible lo único que realmente tiene y le queda a un hombre es él mismo, al fin y al cabo nacimos solos y nos vamos a ir solos.
    Mucho darían hoy por comentar tus palabras.

    Petonets.

    ResponderEliminar
  5. Pues mira tú que tú lo has dicho...después del duelo queda el consuelo...porque si hago ha consolado...ha aliviado el dolor...

    Compartir esos momentos es bueno...después queda recomponerse por fuera a veces y siempre por dentro.

    Besos poeta.

    Ya está aqui el viernes.

    ResponderEliminar
  6. Uff...

    Queda el hombre

    Quedan sus palabras

    Quedan esos quereres anónimos

    Queda el corazón

    Queda el recuerdo

    Quedan los seres que quedan

    Queda el cielo, el Sol, el mar...

    Queda un suspiro y un te quiero.

    Y un beso de buenos días

    que te hagas esbozar una sonrisa.

    ResponderEliminar
  7. Queda el mañana…
    Eso queda, la esperanza, el recomenzar, el nuevo camino.
    Buen día Toro.
    Siempre es un placer despertar con tus palabras.

    ResponderEliminar
  8. Queda el alma cariño... el ángel... ese que te acompaña sin pedir cuentas... en los días buenos... en los no tan buenos... y con el paso de los años queda lal sonrisa de haber hallado alguien especial...

    buenos días mi fierecilla preferida

    un ptó

    Guardo tus palabras a fuego
    y las imágenes que me habitan el sentir

    ResponderEliminar
  9. Que gran verdad acabas de escribir...
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Consuelo es sinónimo de apósitos para remendar nuestro corazón.Precioso poema , como siempre. Mil disculpas por mi ausencia y mil besos para remediarlo.

    ResponderEliminar
  11. Es viernes pero llueve.
    Mucho trabajo por hacer.
    Y suerte de tenerlo.
    Entro aquí desde un sitio y otro.
    Demasiado negro (para mi gusto)
    Apenas vislumbro la salida.
    Algo habrá bien.
    Miro alrededor.
    Sí.
    ¿Te apetece un café?

    ResponderEliminar
  12. ser su propia luz

    es lo unico que siempre queda

    besitos Toro!

    (y cuando hacemos un picnic? ;) )

    ResponderEliminar
  13. El consuelo debería ser para el hombre, importarle un pimiento lo que otras conciencias hagan, y curarse sus heridas y mandarles a todos a la porra, yo creo

    Un beso guapote

    ResponderEliminar
  14. tus palabras transmiten tristeza, espero y deseo que esas heridas no sean tuyas. Un beso

    ResponderEliminar
  15. tus palabras transmiten tristeza, espero y deseo que esas heridas no sean tuyas. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Verdades como puños en tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Buenos días, toro...
    Después del consuelo... a veces queda una sensación de vacío inmenso. De saberte más tranquilo, pero con la sensación de no haber apaciguado aquello que desató ese consuelo. Queda la nada junto a las heridas. Y finalmente, o aprendemos de ellas o nos abandonamos a la melancolía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Pues no sé, después del consuelo vendrá el concielo, el connubes, el convayaustéasaber...

    A mí el consuelo no me gusta pero los mimos mucho... me dejas mimarte hoy? Mi conciencia sólo de lavanda y algo sucia en los bajos por aquello de los charcos... pero algo es algo, no?

    Besotes a gogó!

    ResponderEliminar
  19. Ese ángel hermoso que te habita es el que se trasluce a través de tus poemas, te acompaña siempre ¿no lo ves?.
    Perdona pero tu poesía del consuelo me ha enervado un poco. Me parece que perteneces a ese grupo de personas que no saben aceptar, que les cuesta mucho depender de los demás y recibir ayuda. Si es así, amigo Toro, a eso se llama soberbia, "orgull", el que no sabe aceptar y cree que los demás solo le quieren por compasión es que no sabe amar.
    Estoy muy sensible con el tema porque ayer me pasé un buen rato discutiendo con mi madre porque no quiere "dar la lata" y quiere ir a una residencia. Puede que el atender a una madre, un amigo, un hermano te complique la vida, pero el que no te permitan ayudarles te la destroza.
    Medita un poco sobre ello Toro.
    Un abrazo
    María Jesús

    ResponderEliminar
  20. Que bien lo has dicho. "Abrazarse a sus heridas..." me llega al alma.Besitos varios.

    ResponderEliminar
  21. Despues del consuelo solo queda soledad , quizas desde ahi volverse a buscar ..
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. uff...

    ahí diste en la herida...

    como siempre, me encantó

    un beso....infinito

    ALMA

    ResponderEliminar
  23. No me gusta el consuelo, no me gusta la segunda oportunidad, no me gusta la gente indecisa, no me gusta la gente que se victimiza ...
    Amo la gente que se juega hasta las tripas, que no tiene ataduras para decir o demostrar lo que siente ...
    PERDON, necesitaba expresarme ... después de haber leído tu poema ...
    Millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  24. Si, muchos quedan hundidos y finalmente, paradojicamente, desconsolados, y no se levantan nunca y se disuelven en la nada...

    ¡ HAY QUE LEVANTARSE Y LUCHAR CARAJO!

    Un abrazo y salud

    ResponderEliminar
  25. "Luis y Mª Jesús" dijo:

    "Perdona pero tu poesía del consuelo me ha enervado un poco. Me parece que perteneces a ese grupo de personas que no saben aceptar, que les cuesta mucho depender de los demás y recibir ayuda. Si es así, amigo Toro, a eso se llama soberbia, "orgull", el que no sabe aceptar y cree que los demás solo le quieren por compasión es que no sabe amar."

    ¿Soberbia? ¿El Toro?

    ¡No creo!

    ResponderEliminar
  26. Creo que tras el consuelo viene la sanación. Consolarse es aceptar. Aceptar el consuelo de otros es una forma de alejar el luto.

    ResponderEliminar
  27. Este poema me hace querer amapucharte, Toroherido...

    ResponderEliminar
  28. Siempre a oscuras en la intimidad para que nadie se sienta "intimidado".

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  29. Después del consuelo, tal vez venga la soledad, y la angustia, pero no de un hombre olvidado, sino de un hombre que tal vez haya perdido todo.
    mil besos Torito bello y GRACIAS

    ResponderEliminar
  30. No se lo que vendrá,no podría aseguralo.Más quisiera pensar,que mis ojos al mirar al horizonte veré a la esperanza guiñandome un ojo.....
    Escribes de maravilla...me encanta
    Mariella

    ResponderEliminar
  31. La soledad no deseada es un tormento, ese hombre tendría que estar en disposición para que otras soledades -o no- entrasen en su vida..a veces no hay esta actitud, sencillamente porque no se puede...o no se quiere,
    Verdad que me entiendes Torito?

    Besitos

    ResponderEliminar
  32. La esencia de un ser no se olvidan aunque haya pasado la trancisión.

    Besitos Torito lindo!

    ResponderEliminar
  33. Realmente soberbio toro... aveces el mejor consuelo no es una palabra... sino tal vez una gesto. Un saludo!

    ResponderEliminar
  34. que eslo que queda??
    depende de cada uno
    depende de la arcilla de su hechura
    depende de lo etéreo de su espíritu...
    después del consuelo
    de seguro vienen vientos nuevos

    muakismuakis

    ResponderEliminar
  35. personalmente nunca me olvido de una persona abrazada a sus heridas que se desangra mientras los demas si Olvidan... no.
    me repetire, pero es q la ocasion lo merece, entiendo de lo q hablan esas lineas, las encuentro desgarradoras y bellas y sobre todo reales.
    uno que sabe...

    de veras yo pretenia que cuando la gente entrara en mi blog, captaran el texto y la imagen y lo fundieran en una sola cosa, no pretenia nada mas, personalmente encuentro el desnudo o semi desnudo en ese caso, algo bello, algo en lo q recrearse por unos instantes... pero no se, supongo que no se expresarme tan bien como tu TOROSALVAJE.
    una forta abraçada X.!

    ResponderEliminar
  36. Consuelo es una palabra HORRIBLE.
    Prefiero que me abracen (el cuerpo nunca miente, Toro).

    bss
    musa

    ResponderEliminar
  37. Las conciencias ni se lavan, ni se peinan.... tampoco se consuelan ni autocompadecen.
    Cariños.
    LM

    ResponderEliminar
  38. Después del consuelo queda eso, un bollito de ser humano que se encoje y se mete para adentro buscando lo mas íntimo, lo mas profundo, allí donde todavía le quedan sus palabras de alivio.

    Lo triste es cuando no hay consuelo, ni olvido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Excelente, tu escritura es como un bisturí: va hasta lo más profundo del pensamiento y del sentimiento, a la vez preciso. La letra es breve pero el efecto continua presente después de leerlo.

    No te tenía en el blogroll de "Mis Fotos del Mundo" por ahora te pongo para visitarte más seguido.

    Un gran saludo!

    ResponderEliminar
  40. ¡Excelente!

    Después del consuelo
    sólo quedará nuestra luz
    y nuestra propia sombra,
    y al final, cuando haya nacido
    el más cruel de los olvidos,
    nos encontraremos con la soledad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Con la conSiensia lavá y reSien peiná reSien peiná...

    no recuerdo como sigue la canción.

    ResponderEliminar
  42. Si el final es el olvido, tratemos de no merecerlo.

    Besos y hogueras

    ResponderEliminar
  43. ¡Qué momentáneo es el consuelo, pero que necesario en ocasiones!
    Gracias por el consuelo de tus versos...

    ResponderEliminar
  44. Anónimo utiliza mis palabras como un dardo y no es justo; están escritas desde un sincero cariño. Pertenezco al grupo de los que no se dejan ayudar con facilidad y que, sin embargo, se realizan ayudando, sencillamente porque el hombre es un ser donal que ha nacido para amar y solo llega a ser verdadero hombre -a su realización- mediante la entrega, pero me ha costado mucho entender que aceptar el amor de los demás es también una forma de entrega, a veces la más costosa. No se si es aplicable a Toro o no porque no le conozco, pero su poesía me gusta, si a ti no solo tienes que no pinchar en su link y ya está.Los blogs son lugares amables donde no es necesario entrar
    Un saludo para tí anónimo

    ResponderEliminar
  45. Pero pobre aquél que no llegue a tenerlo, consolarnos aunque de forma momentánea ayuda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Y qué feroz desgarro provoca entender a la perfección cada uno de los diptongos e hiatos que solo tu puedes unir bajo tu mando...

    Y cuánta gente confunde consolar con compadecer... Y qué hermosura descubrir que hay quien aún las distingue aunque a la postre sirva de poco.

    Seguir ahí cuando ya se ha ido todo el mundo, eso lo aprendí yo hace poco.

    Bravo Toro.
    Grande Toro.
    Gracias Toro.

    Duckland.

    ResponderEliminar
  47. A veces o la mayoria de las veces creo que no hay un consuelo... solo una palabra triste... RESIGNACION.
    Pero tratemos de luchar para que esta palabra se destierre de nuestro vocabulario!!! Es mi deseo de todo corazón!!! Besos y feliz fin de semana!!! Mil gracias por pasar creí que jamas lo harías...

    ResponderEliminar
  48. queda una leve anestesia del alma. Y a seguir.

    ResponderEliminar
  49. Sabemos que ante ciertas cosas estamos solos, que nadie puede hacer nada por nosotros, por lo tanto, una vez asumido esto, ¿que queda despues del consuelo ? pues sigue quedando lo mismo ...

    Queda uno mismo para recomponerse y seguir adelante.

    Un beso Toro

    Me encanta el perfil de hoy

    ResponderEliminar
  50. Hombre, amables, amables, no diría yo tanto... Hay de todo.

    A veces a uno le gusta entrar en sitios que no le gustan. No sé si me explico. Hay que conocer un poco todo. Si no, es muy aburrido.

    Otro saludo para ti.

    ResponderEliminar
  51. Antonio:

    me atravesaron los metales de tus letras, amigo y me quedé atónita abrazada a las heridas ajenas que siento propias, a veces las conciencias lavadas y peinadas parecen brilantes y existen en su opacidad.
    Excelente como siempre

    ResponderEliminar
  52. en el peor momento el consuelo nisiquiera ayuda...al contrario escarva mas la herida...
    saludos desolados

    ResponderEliminar
  53. desgarra pero la realidad manda,
    un petonet

    ResponderEliminar
  54. Siempre habrá alguien que seque sus heridas cuando se desangre por ahí....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Excelente poema. Después del consuelo queda enfrentarse al dolor solo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. El consuelo es el inicio de la recuperación de un dolor, de una ausencia, de algo que perdimos...

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  57. El consuelo es la aceptación pervertida de la realidad que no queda más remedio que aceptar, o encajar, asimilar, digerir, integrar, asumir(¡mira que hay palabras para una realidad tan canalla!)


    un abrazo desconsolado.

    ResponderEliminar
  58. eso es la realidad, amigo????no sabía yo que éramos así, querido poeta, menos que esto es un sueño y despertaremos, jejeje, ojalá

    un abrazo

    ResponderEliminar
  59. Toro querido, vale tanto para el que consuela de alma como para el que recibe consuelo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  60. Un paso para la tristeza, para que la resignación alcance esa gloria tan tristemente correspondida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Yo no sé, a veces uno espera ese consuelo, y en otras te hace peor...

    Bss ToRo...

    ResponderEliminar
  62. Vale la buena intención, aunque sea breve, después sólo nos queda la esperanza.
    Tristísimo poema, pero hermoso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  63. El consuelo??? simplemente es eso el vacio de una palabra. Cuidate.

    ResponderEliminar
  64. El consuelo que es el abrazo de una amiga... se que luego me deja un poco de paz.... en ocasiones me quita un poco el dolor.

    Besos

    ResponderEliminar
  65. es posible que el consuelo sean lágrimas de un mar fecundo...somos sólo una mirada y ya nos hemos ido..pero que hermosa y terrible es a veces..saludos.

    ResponderEliminar
  66. al final es lo que nos queda, abrazarnos a nuestras heridas.
    me encantó este verso tiene toda la potencia del poema.
    un beso

    ResponderEliminar
  67. Podría ser que despues de alivir esa pena o aflición no quede nada más que la sarisfacción de haberlo logrado, que no es poco.

    Deseo que estés bien. Yo sigo echándote de menos.

    Besos tiernos y dulces para ti. Que tengas un buen fin de semana.


    ** MARÍA **

    ResponderEliminar
  68. Hola Toro, creo que el consuelo es interno, no nos llega del afuera. Eso creo... en fin.
    Un gusto leerte.

    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  69. Queda remontar, levantar cabeza, mirar hacia adelante, volver a empezar...siempre hay por lo que luchar, el recuerdo también estará. Saludos

    ResponderEliminar
  70. Hola Toro, una vez que la gente se va y quedas solo, adolorido y en silencio es cuando puedes abrir la ventana y ver que a pesar de todo, un dia nuevo vuelve a llegar y con el, espero, la esperanza, un nuevo camino y ojala una nueva ilusion, solo debes darle tiempo al tiempo.
    Una cosa si que para mi es fundamental, cuenta con tus amigos, esos a los que no les molesta regalarte su oido y escuchar tus penas, los que son capaces de sacarte a tirones de la cama, empujarte a la ducha y salir a disfrutar del sol, esos que te quieren bien y por ultimo, aquellos que te leen a diario y te incentivan a seguir escribiendo, pues lo haces de maravillas.
    Un beso y espero que al menos por hoy la senora tristeza te deje solo.

    ResponderEliminar
  71. "me acojo al derecho a tenerte"
    acabas de clavarme una estaca en el pecho.....
    bonitos recuerdos de un tiempo mejor....

    mmmmmmmmuuuuuuuuuuaaaaaaaaakkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  72. Contundente Torito,

    siempre,pero el misterio

    es así y nadie puede decir

    qué habrá después del consuelo.

    Y yo que sólo le temo al horrendo

    dolor del desconsuelo!

    Más besos desde la gris Amstelveen

    ResponderEliminar
  73. Tienes toda la razón. No nos cuesta nada consolar y desvincularnos del tema

    ResponderEliminar
  74. Y mientras el toro mugía
    consternado
    bramando a la luna
    no se daba cuenta
    que su hermosa sombra
    le hacía compañía
    pegada a él.

    ResponderEliminar
  75. creo sinceramente que las conciencias lavadas y peinadas un día se despiertan, todos tenemos que pagar un precio... este convencimiento me ha dado fuerza para levantarme en muchas ocasiones en que me sentía golpeada y maltratada (matafóricamente hablando).

    biquiños,

    no digo nada de la calidad del poema porque todos tus poemas son perfectos en su minimalismo.

    ResponderEliminar
  76. Solo.Solos.Así vivimos.Así morimos.
    Besos Toro

    ResponderEliminar
  77. ...los clavos de tu recuerdo.
    quines paraules TORO, son salvatges^^

    et caic mes bé?
    haha, en certa manera crec q potser segons que no ho hauria d'haver escrit, pero me va sortir tan de dins, lo que vaig escriure toro, que sem enrefot el que pugui pensar la gent.
    una abraçada amic.

    ResponderEliminar
  78. El consuelo es lo que se da cuando no se puede dar otra cosa, hay consuelos que más valiera nunca nos los dieran... Un saludo.

    ResponderEliminar
  79. ¿Quién te olvida , mi querido? ¿Cómo?
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  80. A veces es tan dificil encontrar consuelo.
    Profundas como siempre sus palabras.

    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  81. un hombre con consuelo no es un homBRE, no un hombre típico, de esos que dan BRAmidos, de esos de exagerados homBROS, no un hombre que BRInque ni un hombre BRUto, sólo será un HOMbre, HUMano, con HAMbre por ser HEMatomado, pero con sentimiento para escalar hasta el HIMalaya.

    ResponderEliminar
  82. Pero creo que es peor no tener consuelo por parte de nadie. Que te lo den, aunque sea por cumplir, es de agradecer.
    Besotes!! Cuidate.

    ResponderEliminar
  83. mmm he leído todos los comentarios...y es lo que me gusta, la diversidad y el respeto.
    Gracias a todos por eso...
    He aprendido con mi formación/preparación, que recibir - de los demas - es algo tan maravilloso como la entrega que hace mención Luis y Ma.Jesús..
    Y en relacion a qué queda después del consuelo... es algo muy íntimo! es diferente en cada uno, depende de qué aprendió, qué fue lo que aprendió en situaciones como esa...y de quiénes aprendió Aprender a recibir es tan noble como entregar...
    Un gesto, para mi, vale tanto o mas... a veces el silencio junto a una mirada contiene tanto o más..
    Te abrazo Xavi!!

    Ali

    ResponderEliminar
  84. ¡anda que no¡¡¡ YO me sé la receta del arroz blanco...

    besos sin saber...pero con sabor

    ResponderEliminar
  85. Muy lindo la verdad, dulce y cierto.
    Nati

    ResponderEliminar
  86. Después del consuelo quedan las ganas de la supervivencia.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  87. El consuelo de los desconsolados
    un alma silente, sin voz
    sin sentido
    destilando sus heridas
    invisibles al resto...

    ResponderEliminar
  88. Me gusta más pensar que lo que queda, es un hombre consolado y con animos de seguir adelante... no queda de otro, nunca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  89. POR ESO QUE DICES NO ME GUSTA EL CONSUELO...

    COMO DICE POR AHI UNA CANCION:

    DEJENME SI ESTOY LLORANDO... QUE NINGUN CONSUELO PIDO...

    O MAS A LA JOSE JOSE.... HOY QUIERO SABOREAR MI DOLOR... NO PIDO NI COMPASIÓN NI PIEDAD...

    TODA EMOCION MERECE QUE SE LE DISFRUTE....


    SALUDOS... MUY BUEN ESCRITO..

    =) TE ESPERO POR MI BLOG.. SI GUSTAS...

    ResponderEliminar
  90. de una cosa estoy convencido: la necesidad de consuelo que tiene el ser humano es insaciable...
    Nos leemos ;-)

    ResponderEliminar
  91. Queda una marea de emociones.
    Besos,

    Vulcano.

    ResponderEliminar
  92. El consuelo es efímero, así que después de él, no queda nada. La tristeza vuelve, salvo que la sustituya alguna alegría real.
    Las falsas promesas no curan heridas. Cuídate.

    ResponderEliminar
  93. siempre ud. con toda su maestría, nos pone a pensar.

    ResponderEliminar
  94. Ostras!! a veces el consuelo es eso, Pero la mayoria creo que no...
    verdad, o quizás no, sí, sí creo que sí.


    :)

    ResponderEliminar
  95. Hola...

    He llegado aquí a través de Ana... y me alegro mucho, la verdad.

    He leído tres posts, tres al azar, una primera toma de contacto. Y con sólo este poquito ya entiendo que no es casual que tengas tantos miles de visitas, y más de cien comentarios por entrada... ¡qué bárbaro!... ¡qué envidia!

    Me ha gustado mucho esta entrada, y me has hecho pensar... si eso es lo que queda después del consuelo... ¿qué había antes? Yo me encuentro en esa fase.

    Un cordial saludo, un placer pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  96. odio el consuelo

    cuando estoy triste o mal me "pierdo"

    te acuerdas

    estoy perdida

    no le has debido decir a nadie que estaba en tu guarida, es el lugar perfecto para estar triste y que nadie te consuele... solo un silencio que acompaña

    beso

    ResponderEliminar
  97. Claro, hago anclaje aquí, y no por que no haya leído lo anterior.
    Me dejaste pensando tanto...

    Consuelo sé que no existe, la metralla de voces sí, también los olvidos de conciencias -no voy a citar esas palabras magníficas con las que las describiste.

    Y también puede que no, y apesar de los apesares uno retorna, despacito, por aguas de tintas que alguna vez han enriquecido y fueron compañeros de este extraño mundo.

    Qué queda sino seguir?

    Gracias, Toro

    ResponderEliminar
  98. Tras el consuelo solo queda el desconsuelo.

    ResponderEliminar