6 de octubre de 2008

OTOÑO URBANO

Apenas lo veo.
En la ciudad las estaciones
se detectan por la temperatura.
Los árboles en la ciudad
se vuelven locos.
Se les caen las hojas en verano
y florecen en invierno.
Están desquiciados de cemento y humo.

117 comentarios:

  1. Sí.

    Qué pena, ¿verdad?

    Mi alergia es circular.

    Un día va a haber vilanos en invierno.

    Besos, Tunero!

    ResponderEliminar
  2. Tenemos que salir a respirar porque el cemento y el humo se deposita en nuestras almas y nos hace ver gris el azul luminoso.
    Un abrazo
    María Jesús

    ResponderEliminar
  3. En la ciudad los árboles se vuelven locos? Jaja, qué buena frase.
    Acá se está volviendo reloca la primavera!
    Todo florece, todo va tomando color, el sol brilla en un cielo azul, la cordillera majestuosa en el poniente.
    Lindo, lindo.
    Y yo me voy a pasear un rato a la gran ciudad de cemento y humo.
    Pero allí están mis afectos.
    Te dejo un abrazo, amigo Torushhhhhh!
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  4. Bueno ...también es verdad...que como ya somos más ricos...y pagamos muchos barrenderos...los muchachos se afanan...y limpian y recogen una y otra vez las hojas que caen...veras cuando llegue un día de viento fuerte y no les dé tiempo a recoger tanto ejjeje...


    Me encanta el NECESITO...

    Besos de lunes...

    soy yo...pero como no me funciona la tecla del Alt gr no puedo poner la arroba (las comas tampoco)...y tengo que publicar como anónimo..

    Más besos. MANGELES

    ResponderEliminar
  5. Estamos acabando con el mundo en una lenta agonia..y lo malo es que mucha gente ni se da cuenta..o simplemente pasa del tema..

    Un besazo y que tengas una estupenda semana..

    ResponderEliminar
  6. ahhhhhhhhhhh la naturaleza!!!!!


    :)

    besos Toro!

    ResponderEliminar
  7. No podría vivir sin el verde... me puede.

    Solo de imaginar ir a ver árboles como si fuese ir a ver cuadros a un museo, me enferma.

    Besos y en las próximas vacaciones, piensa en un guayuco como equipaje y date una hartada de selva, vale?

    El poema del perfil es es una belleza. Cuantas veces lo he dicho?

    ResponderEliminar
  8. Bien cierto... pobres árboles despistados...
    B7s!

    ResponderEliminar
  9. Eso les da esperanza a las golondrinas... ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Las estaciones en la ciudad van por libre. En el centro de Zaragoza siempre hay al menos 2 o 3 grados más que en los barrios, pero no podría vivir sin ese descontrol. Soy ciudadana. Un urbanita en toda regla.

    ResponderEliminar
  11. Me sorprende gratamente haberme encontrado con tu blog en mi comienzo. Es admirable la creatividad que tienes en cada una de tus entradas.
    Reconozco que soy mas de verano, de mar y de atardeceres, de sonrisas y alegrias....el otoño es bucólico aunque recnozco que tiene un encanto personal que inspira a la gente...Un saludo
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  12. Que no pasará con las personas.

    Miras donde nadie los hace.

    ResponderEliminar
  13. Pero la luz...esta luz tornasolada y dorada a la vez: no me engaña, es otoño. Ahora cruzo con pasos rápidos la muralla a camino de otro día. Las manos en los bolsillos ya que los abrigos rebeldes han decidido que no salen hasta el 30 de octubre! ¿y quién se pone a discutir con ellos?
    Besos primaverales

    ResponderEliminar
  14. Me aferro a que la naturaleza es sabia y poderosa, el hombre por su mucho que se empeñe no podrá modificar sus principios. Cuando ELLA se sienta amenazada, nos reducirá a cenizas y se empezará un nuevo ciclo.... la historia es cíclica.

    Un abrazo amigo. Marea@

    ResponderEliminar
  15. Tan desquiciados como nosotros, Toro, cómo para no estarlo!

    Besos con rebrotes verdes. Buen lunes tenga usté...

    ResponderEliminar
  16. Bello muy muy real

    por ello es menester

    soñar y soñar....

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  17. Igual que nosotros.

    bsos como hojas
    musa

    ResponderEliminar
  18. Es lo que tiene la ciudad: ruido, bullicio, rapidez... Nos olvidamos de lo verdaderamente importante. saludos.

    ResponderEliminar
  19. ¿Acaso no estamos todos los que vivimos en la ciudad desquiciados de cemento y humo?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Vuelves a tenerme por aqui, leyendote y me quedo sin palabras nuevamente.

    besotes de esta peke

    pd: se te echa de menos por mi rincon

    ResponderEliminar
  21. Coincido con Steki en subrayar la locura de los árboles. Saludos, toro.

    David

    ResponderEliminar
  22. me gustó mucho el último verso

    desquiciados de cemento y de humo.

    ResponderEliminar
  23. Ayer, en la cola del cine tenía delante mio una chica con camiseta de tirantes, brazos al viento, y detrás otra con abrigo y botas...como se come esto? o_O

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Yo siendo tú me consideraría mudarme a Montreal. Me han dicho que esa ciudad es super verde y que las estaciones son un espectáculo. Imagínate que a los poetas de allí no les queda más remedio que escribir todo el tiempo poemas comomNecesito, porque viven enamorados.

    Buenos días ♥

    ResponderEliminar
  25. i no només els arbres toro, hi ha molt histèric a la ciutat!
    bon dilluns (que després d'un 6 a 1 només pot venir una gran setmana!!)

    ResponderEliminar
  26. Me gustaría vivir en una ciudad donde se sintieran las estaciones. Aquí todo el año es igual, en verano solamente sube la temperatura -en CCS- hasta 32 grados máximo, en Invierno baja un poco menos que 20 y ya! no hay novedad!

    un beso.

    ResponderEliminar
  27. Muchos días lo gris se torna colorido cuando nuestra mirada lo permite, y las caras serias se vuelven luz, y las hojas que caen se enredan con nuestros pies esperando que tengamos un momento para jugar, y el frío mas difícil de llevar se torna cálido cuando vas agarrado de la mano de alguien...aunque siempre está en nuestras manos la decisión...y yo decido mandarte besos dulces y cálidos, que aunque lejanos espero sientas cerca, su

    ResponderEliminar
  28. "Ahora que me encuentro mudo/ por no saber escribirme" (genio)

    Después de leer Necesito, yo creo que a ese Otoño Urbano le van a entrar a brotar hojitas verdes por todos lados, se van a poner las zapatillas de correr y van a huir de la ciudad para llevarte a dar un paseo en andas y darte un abrazo, de esos abrazos de árbol que tanto te gustan a vos :)


    Yo te veo :)

    Besos

    ResponderEliminar
  29. "bailar sobre nuestros miedos."

    qué bueno está ese de la derecha.

    besos, again.

    ResponderEliminar
  30. Crueles realidades, el pago por la modernidad es demasiado. Pensar en esto me estresa y saco mis espacios para la comunión con la naturaleza... es vivir.

    Te abrazo torito con aire fresco que circula por mi apartamento, aún campestre.

    ResponderEliminar
  31. Usted tiene razón
    en la ciudad
    en lo urbano.

    Me hicistes recordar el dia que visité Puerto Ayacucho en Venezuela, allí, recuerdo... que respiré aire puro... para aquel entonces habitat natural, sin casi nada de cemento y humo.

    Un beso ♥

    M.

    ResponderEliminar
  32. Sé de quien opina lo mismo
    desde antes de marcarme el corazón
    con un beso sin saliva, pero con nocturnidad y alevosía.
    Me voy a ver ese otoño
    para sonreír más todavía.
    Un (b)eso...

    ResponderEliminar
  33. Con esto de la censura uno escribe una animalada y no se da cuenta hasta dos horas después...


    :(

    ResponderEliminar
  34. En resumen amigo. están podridos de polución, igual que todos nosotros. Llegará la era del fin del petróleo. La verdad si no llega, no creo que el mundo llegue muy lejos... Saludos!

    ResponderEliminar
  35. y espeando que la humanidad se vaya para poder vivir en paz!!
    Nos tragará el cemento?
    Besos querido.
    Oye,yo te quiero, sabes.

    ResponderEliminar
  36. Me fascinó el poema de la columna, Toro... a medida que lo leía me respiración iba creciendo. (ja!)
    Besotes.

    ResponderEliminar
  37. Cuanta razón tienes, es que hasta a los árboles hemos querido civilizar, lástima que no humanicemos más la civilización.
    Feliz semana guapísimo.

    ResponderEliminar
  38. y aun asi les ignoramos.
    yo si veo el otoño. en mis sabanas de franela, en la calefaccion, en mis jerseys de media manga, en el frescor de cada mañana cuando abro las ventanas... ahi apunta ya el otoño.

    besos.

    ResponderEliminar
  39. Me encantó el comentario de Jac.
    ...hasta dos horas después...

    es que soy de las que revisa los comentarios, para ver si quedó bien,... Uhmmmm... me dá la impresión de que es tu manera de manternos cerquita de ti, viniendo cada media hora, cada hora y cada dos horas...

    Bueno... ya me ví, me leí, nos vemos, Lindo dia Toro ♥

    M.

    ResponderEliminar
  40. Esa postal que nos describis de árboles y hojas secas no deja de ser romántica...

    Besitos Tori!

    ResponderEliminar
  41. ..y asi y todo, en esa penumbra, yo logro verte...
    Mi corazón lo hace por mi!

    Linda semana para tí Xavi!!
    Besitos,!

    Ali

    ResponderEliminar
  42. Los árboles de BCN son grises, es cierto; parece que estén atrapados por el paisaje urbano, que fueran parte de ese atroz mobiliario con el que los urbanistas saturan las aceras de cualquier ciudad.
    Sin embargo, en otoño, cuando sopla el viento (¿puede ser del oeste?, se suele despejar esa niebla parduzca que parece invadir la ciudad y queda limpia, con otro esplendor.
    Con todo, como dicen los asturianos, BCN me priva.

    Un abrazo, Torete.

    ResponderEliminar
  43. porque será que a veces el mundo con sus cosas parece estar de cabeza.

    ResponderEliminar
  44. Todos estamos desquiciados de cemento y humo. Muy buen trabajo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Pero siguen su curso a su ritmo. Florecen y se renuevan a pesar de todo. La naturaleza siempre ha sido sabia.

    Besos, amigo.

    ResponderEliminar
  46. Tal vez el otoño urbano está haciendo mella, tanto en los árboles como en ti (lo digo por tu verso paralelo "Necesito")...
    Rega tus sentimientos con la misma agua con la que regarías las hojas de esos árboles para que no cayeran a deshora.
    Besotes! Cuidate.

    ResponderEliminar
  47. Al menos los árboles
    son más afortunados,
    tienen las estaciones cambiadas.
    Nosotros nos estamos deshojando
    todo los meses del año;
    el ser humano se asfixia
    entre el hormigón y acero
    y somos incapaces de florecer
    ni tan siquiera un simple pensamiento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. te quiero Toro.
    te dejo algo en mi blog.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  49. mi fierecilla preferida!!!
    ¿¿¿Pues a qué esperas???? todavía no te has dado cuenta... la playa más playa te llama... quiero decir que ... te grita ¿no la oyes?

    :)

    ResponderEliminar
  50. El otoño en la ciudad se disfruta de distinta manera..
    Besos otoñales

    ResponderEliminar
  51. Yo te busque toda mi vida.

    Ahora, no tengo mas remedio que atesorar tu recuerdo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. Todo en las ciudades parece perder el norte y la orientación. Ojalá en algún momento sepamos y podamos recuperarla.

    Petonets

    ResponderEliminar
  53. Cuanto más se desquicia, o desquiciamos, la Naturaleza, más nos desquiciamos los humanos.

    Tu poema NECESITO es uno de los más bellos que he leído nunca. Me ha cautivado de veras.

    Un beso, Xavi, y mil gracias por no olvidarte nunca de mi blog.

    ResponderEliminar
  54. ¿Como se te ocurren esas cosas?¿te lo han dicho ellos-los árboles?
    Besos

    ResponderEliminar
  55. M'agraden tant els teus poemes...gràcies per passar, i no és tard, és avui!!!!
    Aquest poema és de premi, de veritat! Petons!

    ResponderEliminar
  56. Todo en su correcto siclo, aca mi querida primavera me congestiona pero su color, su aroma y su luz me inyecta de energia
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  57. Hola....soy yo....mangeles...pero como voy de anónima...pues es para decirte buenas noches jejeje..no hace falta que lo hagas visible jejee

    ResponderEliminar
  58. Jeeejjeje me han enseñado una arroba de izquierdas y ya no soy anónima jejee (ctrl-alt @) jejjeje


    besos amigo xavi

    ResponderEliminar
  59. cuánto me queda aún por aprender, maestro???
    genial
    un abrazo

    ResponderEliminar
  60. Es una danza de locos... todo. Nosotros, el tiempo, los árboles.. la historia es adecuarse o morir en el intento. Vamos a adecuarnos a ser mas locos que nadie, y a pensar que la ciudad tiene mucho de humo y cemento, pero también tiene estrellas, noches preciosas, y gente que hace olvidar.
    Un besazo fuerte, Toro. Cuídate, mucho.

    ResponderEliminar
  61. fíjate que hoy voy a darte la razón, ya ves... cuando la tienes la tienes... lo has contado muy bien.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  62. Y nosotros como los árboles Toro

    Besos

    ResponderEliminar
  63. Pobres árboles, luchando en las ciudades por sobrevivir. Lástima que no puedes ver la primavera que yo estoy viviendo ahora, cálida, florecida, plena de matices...
    Hermosas letras las tuyas, es muy grato leerlas.
    Te envío un saludo cordial desde el sur de Chile

    ResponderEliminar
  64. Vuelve a verlos Toro, están preciosos, están calientes de alegría y fríos de espera. No les hace mella el cemento y humo, ellos tienen el control.
    Sí, se vuelven locos, a veces necesitan un buen vino y un corte de cabello.

    Besos y saludos,

    Asómate de nuevo a la ventana.

    Vulcano.

    ResponderEliminar
  65. YO TAMBIEN ESTOY DESQUISIADA, LO HAS NOTADO?
    ME GUSTA MUCHO COMO ESCRIBES.
    BESOS
    TE QUIERO
    MAR

    ResponderEliminar
  66. PD: ACA ES PRIMAVERA Y TODO HUELE A JAZMINES.

    ResponderEliminar
  67. Aquí en el trópico estan siempre verdes... debe ser que van a terapia.
    LM

    ResponderEliminar
  68. Es cierto eso. Pobres árboles delirantes, aún así, no podemos negar su belleza y, mucho menos, su grandiosa manera de encarar las circunstancias. De ellos hemos de aprender.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  69. La Humanidad puede ser insoportable...

    ResponderEliminar
  70. La Humanidad puede ser insoportable...

    ResponderEliminar
  71. La humanidad puede ser insoportable...

    ResponderEliminar
  72. lo tenía en la punta de la lengua. Me lo has quitado de la boca.
    "el sol es una estufa de butano"
    Luis

    ResponderEliminar
  73. Te he enlazado en mi blog. Espero que no te moleste. Saludos.

    ResponderEliminar
  74. El Otoño urbano parece Verano y el Verano ni se sabe. Das en la diana siempre. BESOS
    anamorgana

    ResponderEliminar
  75. por estos lares....el otoño le roba la luz al mar y eso no me gusta.....

    Besos

    ResponderEliminar
  76. Estamos todos un poco desquiciados, ahogados, viviendo mientras soñamos, soñando lo que vivimos, derramando las hojas de la memoria por las aceras de cada ciudad.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  77. NO solo los arboles... la sociedad esta urbanizada y todo esta perdiendo su esencia y costumbres...

    besotes. y cariños para ti. :)

    ResponderEliminar
  78. En tiempos caducos, la tristeza es de la misma especie, viene y se va.

    ResponderEliminar
  79. mmmmmmmm Creo que ellos se despojan de todo y se permiten reverdecer con nuevos bríos...en próxiams estaciones......

    Cariños
    Mariella

    ResponderEliminar
  80. Están como nosotros, algunas veces desorientados, perdidos, fuera de contexto, lejos del calor de su hábitat, ¿y que me dices de esas margaritas que salen entre algunas grietas, intentando abrirse paso entre el cemento?. Que cosas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  81. Sin palabras me quedo algunas veces con tus poemas del perfil. Otro beso.

    ResponderEliminar
  82. Hay que disfrutar lo bueno de lo que toca. Algo tiene que haber, enfocarse ahí y sacarle el jugo.

    Besos, Torundio.

    ResponderEliminar
  83. Y yo que creía que había escrito ya???...a mi es que llega el otoño y las hojas no me dejan ver ni lo que leo!!!!

    Cada estación tiene su encanto...si lo buscas, lo encontrarás.

    Besitos♥

    ResponderEliminar
  84. Hola!!!!!!!!!!

    Lo notamos en los árboles, porque no lo queremos notar en las personas, tienen poco espacio personal, si tu vienes aquí al campo notaras que no permitimos que se nos acerquen tanto como en la ciudad, no es por desconfianza, sino es porque tenemos mucho espacio personal y es bien nuestro.

    Creo que así esta mejor.........

    Un besote y abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  85. ...la selva de cemento, agrégale a esto el calentamiento global...

    ResponderEliminar
  86. ¡¡JaJaJa!!

    Amén
    Amén
    Amén

    Beso Beso Beso ♥

    M.

    ResponderEliminar
  87. Sí, los árboles, también.


    un abrazo

    ResponderEliminar
  88. no quedo lo que dejé ayer:-(
    pero lo dejo hoy ;-)
    otoños urbanos
    son mi placer culpable
    adoro esta estación!!!

    muakismuakis

    ResponderEliminar
  89. En pos de remediar semejante despropósito te llegará en breve y desde andrómeda, una desquiciada y brillante huertana que (re)dislocará no solo la estación sino todo lo que pueda alcanzar.
    Acójala como se merece, Señor Toro.
    Se lo pido como favor.

    (B)eso.
    Duckland.

    http://viajeatokelau.blogspot.com

    ResponderEliminar
  90. Con burbujas y agua tibia....

    ResponderEliminar
  91. Un día es verano -hoy-, otro invierno -ayer-, y nosotros como bobos queriendo entender.
    Me gusta pisar las hojas caídas. crgggjashh

    Besico otoñal, por si llega

    ResponderEliminar
  92. ...y de turistas sudorosos perdidos de aquí para allá.

    ResponderEliminar
  93. es qualcom trist això dels arbres, em sap greu, quan els veig desvalguts pero dignes entre tanta merda m'entren ganes d'abraçarlos, es polit abraçar un arbre. Lo que pasa es que aquests arbres que descrius accentuen sa nostra grisor quan no estem gaire alegres ni coloristes... no fan mes que clavarme una pena mes gran al cos, pq penso que potser ens hem tornat tots bojos i hi queden massa poques coses pures, l'amor? l'amistat? la COHERENCIA? el Respecte? nose, "desquiciados", una enfermetat q se contagia i pul.lula lliurement per les nostres vides, per les nostres habitacions, per els nostres carrers, per els nostres cors... per sort encara hi ha tactiques per desterrar la bogeria gris que es la que ho enmreda tot i recuperar la bogeria colorista que es la que ho il.lumina tot, però tot, lo que se diu tot, perque es coherent...
    Un dia d'aquest anire a un bosc d'aquests PRO xD la fageda den jorda per exemple, a veure arbres que si saben en quina estacio estan, es polit un bosc de tardor lluny de la ciutat gris que devora el verd a que si?
    Una abraçada sentida TORO.
    Les teves paraules atreuen i fan que se't aprecii, no perdis aquesta manera d'expressar, no et venguis ni fingeixis que cada dia es una festa...
    Pau^^

    ResponderEliminar
  94. Che Toro, qué hermoso lo escribiste debajo de tu perfil, no lo había leído... me gustó, me identifico...
    Besis!

    ResponderEliminar
  95. El mundo por montera....toda una forma de vida...besos gran poeta.

    ResponderEliminar
  96. No sólo los árboles, querido amigo, todo está desquiciado...

    Un beso

    ResponderEliminar
  97. El truco está en entrar en un centro comercial: si hace frío es que es verano y si hace calor es que es invierno. ;)
    Un abrazo otoñal, de esos de colores: naranjas, ocres y marrones, como un mar de árboles en pleno Montseny.

    ResponderEliminar
  98. el desquiciamiento, parte de la decoración urbana por estos dias, como siempre magnifico hermano, un fuerte abrazo para ud.

    ResponderEliminar
  99. Cierto, y las hojarascas y el dorado del sol se pierden entre el gris de los pensamientos urbanos...
    besos!

    ResponderEliminar
  100. Parece mentira pero el gris es lo que nos consume en la ciudad ....

    =S


    Besos!!

    ResponderEliminar
  101. No hay duda de que lo más lindo del Otoño son las hojas que se caen de los árboles, sus colores, su textura y lo que se puede hacer con ellas.

    Te saludo y me despido

    Atentamente:
    Jessie

    ResponderEliminar
  102. En la ciudad
    las estaciones
    se adivinan
    por el color del brillo que refleja el sol
    en los rostros grises
    de las gentes grises
    hechas de humo y polvo.

    ResponderEliminar
  103. Somos tan inconscientemente destructivos que matamos al árbol de la vida.... ahora los árboles son los locos.. luego seremos nosotros

    besos

    ResponderEliminar
  104. Maravilloso, mi amigo. Nadie como tú para pintar en palabras ese otoño urbano y pronto.

    Abrazos,

    Maya

    ResponderEliminar
  105. sería bien chocante que ocurriese algo asi... Es como un cuento al revés.

    Besos...Qettah

    ResponderEliminar
  106. Como casi todos en este mundo tan cambiante. Nada es lo que parece, nada es lo que se ve, por eso hay que palpar para poder llegar a sentir la realidad.

    Como siempre en pocas letras, marcas un ritmo en su significado. Me gustó amigo, Toro.

    Besos tiernos y dulces para ti.


    ** MARÍA **

    ResponderEliminar
  107. Creo que no solo el otoño, todas las estaciones se viven de manera diferente en las ciudades.

    Yo por lo menos las aprecio muchísimo más en mi Valle que en Bilbo.

    Un besito Toro

    ResponderEliminar
  108. Hoy también he hablado del otoño en mi blog, pero del otoño del Pirineo...

    Me encantan tus poemas. Que lo sepas.

    Besos,

    ResponderEliminar
  109. barcelona,
    ciudad tóxica,
    cemento en los ojos, en la boca, sueños inundados de cemento...
    follar y volar en esta ciudad
    encrucijada de lo que enloquece y lo que anticipa la muerte.

    ResponderEliminar
  110. Y no es raro ver payasos colgándose de los árboles y atragantados con sus gritos más soeces.

    Abrazos!
    Sarco.

    ResponderEliminar
  111. Los árboles en las ciudades son como los animales en un zoológico.

    ResponderEliminar