17 de diciembre de 2014

CHINEANDO 2

Wang Feng ha inaugurado
otro restaurante cantonés
y me ha invitado
a comer gratis
y luego hemos bebido
una botella de licor
que tenía dentro
cinco dragones verdes
y nos hemos emborrachado
y al rato lo he confundido
con el puto Fu Manchú
y le he dicho que tenía cara de flan
y se ha enfadado conmigo
y me ha amenazado
con la maldición del ojo de tigre
y entonces le he partido 
una silla en la cabeza
y lo he dejado sin sentido
y ha salido su madre chillando
por la puerta de la cocina
y la he derribado rápidamente
con una de mis llaves secretas de kung fu
y tal como caía le he quitado
la dentadura postiza 
que atesoraba residuos de pollo
y me la he guardado en el calcetín
para regalársela en navidad
a mi tía que es muy vieja
y tiene la misma cara amarilla
por problemas del hígado
dado que es una gran borracha
y mientras tanto
han huido todos los clientes
y luego he entrado en la cocina
y he bautizado con cerveza china
a los tres cocineros cantoneses
y ahora se llaman Paco, Pepe y Juan
y los he liberado de las garras
del maldito imperio amarillo 
pero como no querían irse
los he sacado a patadas del local
y les he dicho que como vuelvan
me los como con patatas fritas
y ahora por fin no se oye nada
y con mucha calma
me bebo otra botella de dragones
para acabar de celebrar la inauguración.

59 comentarios:

  1. ¿Wang Feng cantones? Al menos dime que Pepe es de la Polinesia...

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el cuento chino
    de regalo de navidad
    pediré una botella
    de dragones verdes .
    besos Toro salvaje.

    ResponderEliminar
  3. Un poco "chinao" sí pareces estar, sin ánimo de ofender. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Un ambiente onírico sin lugar a dudas.

    Besos.

    ResponderEliminar

  5. Nada como los parientes... eh?
    Tengo una tía que solía llevar la dentadura de su marido, o sea mi tío, en el bolso y cuando llegaba la hora de comer, él le hacía una seña y ella, con total naturalidad y calma, sacaba la herramienta de masticar de mi tío, le quitaba el papel con que la envolvía y se la pasaba para que se la colocase y empezase a hincar el diente a lo que se terciase... :S :O

    Menos mal que al final mi tío se puso unos implantes fijos y nos ahorra el espectáculo... :D

    Qué coincidencia... ayer comí 'rollitos de primavera' con salsa agridulce... mmmmmmm... ¡qué ricos! :)

    Por cielto... ¿cuándo te vas a invital a algo?
    Agalao! :P

    Beso... flamígero de dragona...

    ;))

    ResponderEliminar
  6. Muy buenos los tres últimos que has escrito.

    ay los chinos... engorda mucho su comida y se infla la tripa.
    a propósito dellos, no utilizan el transporte púbico, no se ven chinos en las villavesas. Imagino que se llevarán y traeran y andando, no sé, por la calle tampoco se les ve mucho, como también hacen su economía, que se prestan dinero entre ellos, así van mucho mejor que los que tenemos préstamos en el banco. ¿que no?

    saludos

    ResponderEliminar
  7. A ti te salió gratis la invitación --><-- pero al pobre chino le saliste bien caro
    besos

    ResponderEliminar
  8. Pues eso es una fiesta y lo demás tonterías, eso sí procuraré no olvidar tu estilo inagurando

    Besos sin dragones

    ResponderEliminar
  9. Estooo...si eso ya quedamos otro día...eh Toro-Chú-Loro...

    Besos tres delicias?
    :P

    Tira el calcetín! puajjjjj

    ResponderEliminar
  10. Pues nada que siga la fiesta!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Fiu... cualquiera te invita a tequila.

    Besos grandes :)
    Eres genial

    ResponderEliminar
  12. estoy recordando viejas entradas del atico...del 2008..uffff

    Un cafe?

    http://skyscraper2.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. http://cantireta.blogspot.com/2013/03/allos-3-delicies.html

    Pelò potsel no t'agladalà gaile pelquè ala la Xina està supelant a Eulopa en impoltacions, sobletot de gats que no palen de saludal amb lo blaç amunt i avai

    :-D

    petons gambel·los

    ResponderEliminar
  14. tira, tira, maño. Cualquiera se te pone chinesco
    mucho desparpajo manchú.
    Y eso, ¿a cualquier hora, o solo cuando la china no vigila?
    ah, pues

    besos

    ResponderEliminar
  15. Así que eras tú............el que estaba repartiendo a diestro y siniestro...........hemos salido despavoridas del restaurante........eso si no hemos llevado la botella de los dragones.........para brindar a tu salud.....

    Chin-Chin-!!!!!!.........por el Sr. Toro.

    ResponderEliminar
  16. Es como una peli de chinos,pero con protagonista a Chuck Norris...jajaja
    Besos chinos

    ResponderEliminar
  17. Esto me sonó un poco al orate de Terremoto Crazy.
    ¿No podrías acabar con todos los chinos? sin ofender a nadie, los chinos no me gustan más que en la cabeza (aquí decimos chinos a los rizos).

    Besos Terrem.. digo Toroloco.

    ResponderEliminar
  18. Qué imaginación tienes, jodío.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Bruce Lee al lado tuyo sería una "caca" y has hecho muy bien con liar la que has liado. Si te bebes otra botella de esas del dragón, puedes ir a manifestarte al Congreso de los Diputados, subirte encima de Los Leones, y ya veremos que "madero" tiene cojones para bajarte de allí.

    Abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  20. Xavierito, y las bebidas también...
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Es bastante ingeniosa esta entrada,enhorabuena, Toro Salvaje.

    Bs.

    ResponderEliminar
  22. Pero que ingenioso eres toro...Bruce Lee, no te llega a los talones.
    Enhorabuena por tus genialidades...
    Un abrazo toro.

    ResponderEliminar
  23. Saávese quien pueda, ingenio y locos al poder.

    很多吻

    ResponderEliminar
  24. Acabo de leer tus hermosas palabras, tan diferentes de este escrito tuyo como siempre tan original y maquiabélico, ¡ja, ja, ja...!
    Muchos besos. Por cierto, hje aprobado todos mis exámenes de este trimestre y estoy muy contenta. Siento que mi sensación de felicidad contrasta enormemente con tus sentimientos.¡Qué le vamos a hacer!

    ResponderEliminar
  25. si sigues así, espero que sea broma, vas a acabar tan amarillo como tu tía... y lo que es peor te regalarán un calcetín relleno de dentadura postiza de segunda mano, con residuos de pollo, por navidad...¡qué ilusión!...
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Eso es que es muy amigo yuyo, la gente no invita a nadie hoy día gratis a comer ( ni a beber que yo sepa...).

    Eres muy afortunado por gozar de un amistad así, un hermoso tesoro para tu corazón cálido.
    Me alegro , Toro , de verdad.

    Y te felicito por ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. ¿La maldición del ojo de tigre en qué consiste?, ¿es buena o mala?

    Yo quiero una maldición así, un día de estos...
    ¿ me presentarás al chinito?





    ResponderEliminar
  28. ¿ crees que si inagura otro restaurante me invitará a mi también a la fiesta?

    ResponderEliminar
  29. Me lo pensaré antes de entrar la próxima vez a un Cantonés.

    ResponderEliminar
  30. Chinea, jajajaja, que me encanta!!!! Besos ;)))))***

    ResponderEliminar
  31. Creo que tu amistad con Terremoto te esta llevando por mal camino....jajaja

    Besos ToritoTerremoto*.

    ResponderEliminar
  32. ¿No serian botellas de anís el mono en lugar de dragones lo que te has bebido? :)
    Salud

    ResponderEliminar
  33. Creo que no deberías de beber tanto, así no confundirías a unas personas con otras.
    Y , al final , Toro echaste a los clientes del bar, ¿ te querías quedar con el negocio?

    La verdad es que me da pena del chino que sin comérselo ni bebérselo perdió su clientela.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Todo sea por sentir esa calma, ese silencio que se necesita a veces.
    Un beso Toro

    ResponderEliminar

  35. En todo caso, la publicidad*, la amistad y la gratitud, aunque me suene a chino, parece que se han convertido en cantones hermanados, caray ...
    Besos

    ResponderEliminar
  36. ¡Menudo cuento chino quieres colarnos!
    Anda, confiesa que eres un hijo secreto de Wang Feng y ya estabas hasta los... de que te tenga esclavizado en la cocina. jajajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. ¿sabes lo que me encanta de estos poemas tuyos -China 1 y 2- la hiperaceleración que se siente al leerlos... no sé como lo heces, ya lo he sentido en otros poemas tuyos, como si uno tuviera que leerlos sin respirar a tooda pastilla para que de tiempo a visualizar todas las cosas que describes en tus letras....al final casi hay que tomar un .... aahhhhhhhh! sin aire!! el chineando 1 va a 240 km/h este un poquito más lento .. calculo que a unos 200 ... veo volando por la ventanilla a los dragones que persiguen al arroz tres delicias y a los rollitos primavera ;))

    Muaaaaaaaaakss!! Xavi Chan!



    ResponderEliminar
  38. Esos dragones embotellados sustitutos del lagarto, ¿serán una maniobra más del gran imperio amarillo?
    Donde esté el sake...

    BSS

    ResponderEliminar
  39. Tu llave secreta parece que abrió algo interasante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Si consigo, o respirar o dejar de reír, te comento...

    Eso, que un beso, Toro. Para Fu Manchú no.

    ResponderEliminar
  41. Yo tenía a un dragón amarillo dentro de uno de mis blogs ( Toro, espero que no te lo hayas llevado tú).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. ummm..¿.estamos preparados en occidente para botellas de licor con cinco dragones?
    Seguro que a mi con medio dragon ya me tumban.

    ResponderEliminar
  43. Hola toro, veo que eres muy bravo. Como sigas así te vas hacer mucho enemigos.
    Cuidado con los dragones que te pueden comer o echar llama por su boca y quemarte. A ver si vas a pensar que estas en el infierno ardiendo por tanta agresividad :-)
    Cuida tu hígado que solo tenemos uno.
    Cuídate salo.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
  44. "En tiempos de paz", te revelas, y vas contra todo y todos. Me gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Estoy viendo Toro Salvaje y ¿adivina de quién me acordé?¡Brujo! ¿Cómo supiste?


    Bueno me voy, chaito.

    ResponderEliminar
  46. Cara de flan...jajja que risa me he pasado.
    Bss

    ResponderEliminar
  47. Y con esa calma el dragón se quedó dentro , ¿ no?, y solamente te bebiste la botella...

    ResponderEliminar
  48. Torito... eres prolifico interesante, genial

    :)

    ResponderEliminar
  49. No me imagino a "cara de flan" endadado, debe tener muy malas pulgas...

    ResponderEliminar
  50. Hay que ser cuidadoso con los dragones cuando están verdes

    ResponderEliminar
  51. Jopelines que borrachera llevas!!! Eres increible, jajajaja
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  52. Jejejejeje, los de Kung Fu Panda te robarán la idea para una escena fenomenal.

    =D

    ResponderEliminar
  53. Se empieza llamando dragones a unas lagartijas esmirrías y mira lo que pasa... jajaja
    Buen día, Toro.

    ResponderEliminar
  54. jajajajajajjjajaj casi me orino de la risa leyendo esta cosa JAJAAJAJJAAJAJAJAJJAAJAJAJ.. Tienes una imaginación increíble. Quiero una botella de ese licor de dragones verdes, a ver que tal me va!

    :-)

    Besitos de luz chineando. ()me gusta mucho la comida china)

    ResponderEliminar
  55. JAJAJAJAJAJAJA! Menos aml que has puesto etes post divertido, pues los dos últimos me transmite pena y soledad. Un abrazo ,amigo

    ResponderEliminar
  56. En estas poesías te luces Toro, mezclas la rabia, mentira, estupidez y casi hablas con una sinceridad pasmosa, muy adornada eso sí, pero esta loca seguidora tuya, la ve.

    Un abrazo,

    tRamos

    ResponderEliminar