16 de noviembre de 2009

HIPOCRESÍA Y DIENTES DE VAMPIRO

Nadie me habló nunca de la hipocresía.
Todos hacían ver como que no existía.
Nunca oí esa palabra las tardes de domingo
en las bocas mentirosas de las visitas.
Tampoco en las llamadas cada vez más espaciadas
que recibíamos de amigos o familiares.
Ni siquiera cuando en verano aparecíamos en los pueblos
como pájaros de mal agüero anunciando el fin de la tranquilidad
y éramos cambiados por vestidos o electrodomésticos de ocasión.
No.
Nadie me habló de la hipocresía.
Y yo ni imaginaba lo que era.
Pero poco a poco fui creciendo.
y observé aterrado los dientes de vampiro.
Dientes de vampiro por todas partes.
Tampoco me habían hablado de ellos.
Ni de la hipocresía.
Y huí.
Huí tan lejos como pude.
Huí no sólo en quilómetros.
Huí mentalmente y de corazón.
Lejos. Muy lejos.
Todo lo lejos que pude de la hipocresía.
Y de los dientes de vampiro.

134 comentarios:

  1. ¿Se puede huir de la hipocresía?
    Yo creo a veces que es una enfermedad que siempre te alcanza y te toca el hombro y cuando te das vuelta ahí estan sus dientes filosos para comerte mejor.

    Extraordinario poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho este poema :) Aunque los vampiros son seres demasiado nobles y honestos.
    Un beso,
    Mun, casi la primera

    ResponderEliminar
  3. Curiosamente los ogros y los vampiros tienen una extraña relación y/o semejanza.

    Lo siento Toro, pero no te creo. Alguna vez todos practicamos la hipocresía como recurso o método evasivo, o ya en casos muy avanzados resulta ser un deporte favorito.

    ResponderEliminar
  4. Es un hermoso y terrorífico poema, replicante.Besos***

    ResponderEliminar
  5. Huir de la hipocresía, propia y ajena, es un ejercicio mental que deberíamos practicar más a menudo para poder vivir mejor.
    Un abrazo Toro

    ResponderEliminar
  6. TORO qué wapo está tu blog, no sé qué le has hecho pero está precioso.

    Yo a mi niño le doy una charlita de vez en cuando sobre estos temas, para que se vaya orientando y no le pille de sorpresa. Todo eso nace del egoísmo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Ayyyyy no nos hables de vampiros, que estamos como locas con el estreno de Luna Nueva pasado mañana... jejej

    Vuelven los Cullen ummmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  8. Y por cierto que Antena 3 pone Crepúsculo el martes por la noche. ¡La tienes que ver!

    ResponderEliminar
  9. Curioso coincidir en un tema, Toro!!
    el otro día una pareja amiga llevaba a su púber hijo a una cena en la que coincidimos. Y el niño, esponja, en algú momento de la noche preguntó con i ngenuidad qué era eso de ser "hipócrita". Me enterneció sinceramente que aún no fuera consciente de que algo tan común existe. Canto a la ingenuidad. Que no se nos olvide que existe otro mundo y otros pensamientos limpios. Coincido en eld esprecio por la hipocresía, pero amigo, que tire la primera piedra...

    Un besazo pero gordo, las ganas que tenía de volver a tus palabras.

    ResponderEliminar
  10. la hipocresia es como los dientes del vampiro,que saquea el alma,quitarle la vida,de sangre vacía.

    a mi tampoco me hablaron de la hipocresia,pero a veces Toro,ando por la calle y siento la soledad de la gente,la veo en los ojos,en la falsa sonrisa,en la manera de mover el cuerpo al andar,una multitud en soledad,caminando con la mascara de la felicidad.

    abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Huir no es la mejor opción
    TORO.Lo mejor es enfrentarnos a ella y evitar sus embites ,hacerle quiebros como en una buena faena y si se resiste,entrar a matar.
    Besos y sé feliz.MJ

    ResponderEliminar
  12. Precisamente la hipocresía consiste en eso... en ir de incógnito.....

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Jamás consigo meterla en un bolso de viaje. Sobre todo cuando por circunstancias del guión tenemos que utilizarla, en fin. Si tiene por desgracia los dientes afilados ....

    Excelente Toro.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Que punteria la tuya de escribir sobre vampiros justo en estos dias. Se te va a llenar el blog de fans de Edward Cullen, y tu ni idea tienes.

    Creo, como Pato, que de la hipocresia no podemos huir, pero se vale intentarlo y yo se que tu trabajas en ello lo mas duro que puedes.

    El blog gordito me gusta :)
    Hace juego con.....

    ResponderEliminar
  15. Y fijo que en la mañana de domingo, en la misa dominical, nadie tampoco te habló de ella....

    Besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  16. Hola Toro, me alegra mucho que lo consiguieras. Yo no he sido capaz. También lo he intentado, pero no he podido hacerlo nunca.

    Aquí estoy atrapado en medio de todo.




    John W.

    ResponderEliminar
  17. Me parece que debe de existir un balance entre los sueños y la realidad, es cruel tal vez, pero asi es, para cuando se tenga que enfrentar por lo menos se sepa de qué manera combatirla o pasarle lo mas lejos posible. Muy, pero muy hermoso lo que has escrito. Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  18. Sublime Toro. Sin más que decirte. Creaste un clima excelente. desde el título ya dejás sin palabras. excelente.
    CAriños!

    ResponderEliminar
  19. La hipocresía es el pan nuestro de cada día... No seamos hipócritas!

    ResponderEliminar
  20. Siempre defenderé y le daré la mano a mi-vampiro,...


    ...y siempre desearé de corazón los buenos días,




    ...aunque me lastimen,...incluso quitándome el nombre,...mi nombre.





    ...Pero yo tendré la mirada de mi-vampiro.






    Buenas tardes Xavi en tu casa.




    Ese beso, el de su nombre y el de su magia.

    ResponderEliminar
  21. Hipocresía palabra temida por todos.

    cariños
    besos muchos muchos muchos.
    :)

    que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  22. Has cambiado la letra a más pequeña, casi siempre me encuentro con algún cambio en tu blog, eso está bien, hay que seguir creciendo, Toro, y tu blog está muy crecido.

    Es difícil huir de la hipocresía, porque está por todos lados, y cuando menos lo esperemos nos la encontramos de frente, creo que es uno de los peores males de la sociedad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Para mí, la única forma de huír de la hipocresía es no siendo hipócrita.

    ResponderEliminar
  24. creo q nunca es demasiado lejos para esas dos cosas

    ResponderEliminar
  25. Y has podido? del todo? porque la hipocrecia es algo q veo a diario y ya me acostumbré a convivir con ella. se llama : socia mancomunada, ja!

    en cuanto a los colmillos...no sé que decirte...ya te han mordido?

    ResponderEliminar
  26. que casualida a mi tampoco me hablaron de ella y los dientes de vampiro los probé mas de una vez...

    un beso

    ResponderEliminar
  27. Si hubieras estado advertido...
    ¿Cómo habrías actuado?
    Quizás ... hubieras huído antes ?

    El punto es dónde.
    Dónde se está a salvo de la hipocresía y los dientes de vampiro?

    Besos desde mi alma y sinceros, Torito.

    ResponderEliminar
  28. La hipocresía nos rodea, mi querido Toro, y a veces aunque divisemos los dientes de vampiro a lo lejos, aún así logra engañarnos.

    No lo seamos nosotros :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Huimos y a veces nos alcanza Toro y nos abofetea sin piedad y nos deja tirados al borde del camino sin conocimiento.

    La hipocresía y sus apóstoles llevan buenos disfraces y la mayoría de las veces nos dan el golpe cuando menos lo esperamos.

    Buen trabajo Amigo!

    Mi beso Salvaje.

    ResponderEliminar
  30. Hipocresía: Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.
    Pues alguna vez he sido hipócrita y hasta tengo colmillos un poco vampíricos, como verás tengo la honestidad de reconocerlo.
    Yo creo todos los hemos sido alguna vez, pero completamente de acuerdo en que hay que huir de los la utilizan habitualmente

    ResponderEliminar
  31. ...y es verdad, a veces nos toca aprender a reconocer los más bajos instintos humanos cayéndonos y levantándonos nosotros solos Toro. Gran verdad.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Yo amigo, por mis años y lo vivido, veo tanta hipocresía a nuestro alrededor que algunas veces gritaría.
    Las cosas que mas me duelen, son las que van a favor de la clase baja y siempre están los que se preocupan para que las cosas no sean tan fáciles.
    No se si me entiendes, pondria tantos ejemplos.....
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  33. HUyendo de esas cosas hoy nos encontramos aqui...
    No tan solos ya.

    ResponderEliminar
  34. Si eres hipócrita con un hipócrita no hay falta, ¿no? Creo que estoy aprendiendo a hacer eso. Es demasiado hiriente dejarla suelta y, además, como es torpe, es fácil descubrirla y dejarla amarrada, aunque eso no quita la sombraa de malestar que deja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Así que también tú eres un exiliado. Ahora no me siento tan sola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Pues conseguir huir de la hipocresía es todo un logro...

    ResponderEliminar
  37. Yo también huí de ambos y soy fugitiva, tendré que seguir huyendo siempre.
    Igual me encanta deschavarlos, probá hacerlo es muy divertido.

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  38. Concuerdo contigo Toro Salvaje aborrezco la hipocresía pero me encanta sentir como se acercan los colmillos en mi cuello relamiéndome ante la incertidumbre... besos sin colmillos

    ResponderEliminar
  39. Huir... pero hay algún lugar libre de ella?...
    Espero que lo halles.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  40. Cuando oigo hablar de hipocresía pienso irremediablemente en el Tartufo y en "Ces gens-là" de
    J. Brel.
    De que te chupan la sangre. Seguro. Hasta la medula se llevan de poder hacerlo.

    Pero vaya que existe. Lo peor es que cuando la gente intenta ser sincera, los más prefieren ver esos dientes vampirescos.

    Te beso, Toro.

    P.S Si encuentras la receta esa para amputarse los recuerdos, ya tardas... ;)

    ResponderEliminar
  41. Haces bien en huir, no es buena consejera.

    Cambiastes algo del blog, verdad?
    Me llama la atención algo y no me doy cuenta que es.

    Ojo con tu respuesta, prefiero que darme cuenta sola... :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Perdón, me llevo el (que) es que sobra.

    Animalito!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  43. La hipocresía es un traje blindado hecho a la medida de quien lo usa, para quedar bien consigo mismo, mientras burla a otro.

    Viene "vampirísticamente" decorado para todas las actividades sociales.Algunos merecen un Nóbel.

    Saludos siempre, sin hipocresía

    ResponderEliminar
  44. La hipocresía vive en medio nuestro, es el pan que nos dan los poderosos sentados en sus sillas de oro, que roban a sus semejantes, la hipocresía crece y crece, no hay quien la pare, el mundo es una lava de esa imperfecta señora, que mancha y mancha la inocencia de aquel que aún cree, discúlpame pero es así.

    Besos

    ResponderEliminar
  45. ojalá pudieramos huir lejos, muy lejos, bien lejos... B7s!

    ResponderEliminar
  46. Yo no consigo apartarme de los vampiros y dejo inconscientemente que se nutran de mi. No he aprendido aún a decir basta...Así que me alegro por tí. Quizás estes por el buen camino Toro.
    Me ha gustado la fuerza de la palabra, del sentimiento. Has sabido trasmitir la angustia y el terror.

    Besos

    ResponderEliminar
  47. Quizás es que huir no es la solución, pues a veces la hipocresía y la huida se confunden.
    Pero tampoco me hagas mucho caso que aún estoy huyendo del lunes, asqueroso como la hipocresía.

    Besos sin haches, Toro

    ResponderEliminar
  48. De eso trata la hipocresía, de que los demás hagan como que no existe. La unica forma de librarse de ella y delos dientes, es ponerlos en evidencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  49. Toro

    La hipocresía y la mentira, son hermanas y van de la mano.

    Cada quien tiene que aprender a discernirlas,
    yo diría que no es cuestión de huirle, de huirles,
    es cuestión de afrontarlas,
    de rasgarle el velo
    y que ambas sepan
    quien tu eres,
    así
    solo así,
    serán ellas
    (la hipocresía y la mentira)
    las que huirán de tí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Claro que ni la conocias, hasta que un dia te la topas de frente y te dá su bofetada y es entonces cuando lo unico que podemos hacer es ir "esquivandola".
    Espero que lo consigas :).
    Saludos.
    Julieta

    ResponderEliminar
  51. Hipocrita sociedad que llama ironicos a los que no aguantamos su hipocresia.
    A la mierda los hipocitas y sus formalismos.
    Pagar a un dentista para extirmar los dientes a los vampiros me sale un huevo de caro, asi que me planté hace muchsimos años una buena bufanda de acero donde los que intentan chuparme la sangre salen mas que mellados...
    Somos seres solitarios, asi nos llaman a algunos, pero por lo menos ni hipocritas ni chupopteros!!!
    Toro, ya los conoces, no hay porque huir, al final ellos te conocen tambien y son los que precisamente huyen!!!

    ResponderEliminar
  52. Cuántas veces, de adolescente, me decía mi madre:
    -Jardi, aprende a ser un poco hipócrita, que te vas a llevar muchas bofetadas.

    Pero claro, una cosa es no llegar, y otra pasarse de la raya.

    Y es que yo soy muy temperamental... ejem!

    Besicos,

    ResponderEliminar
  53. Espero que sigas siempre, siempre alejado de la hipocresía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. Corre, Toro, que no te pille nunca más.
    Esos dientes diabólicos están al acecho...
    Besos Toro querido.

    ResponderEliminar
  55. Me hiciste recordar una canción:
    poco a poco fui creciendo y mis fábulas de amor se fueron desvaneciendo como pompas de jabón....sigue...
    La hipocresía siempre estuvo ahí, es triste enterarse y es más triste saber que seguirá estando... pero el amor siempre estuvo, está y estará.( es el antídoto)
    Besos:)

    ResponderEliminar
  56. Recuerdo un tiempo en que mi unico metodo de supervivencia en este mundo fue la hipocresia.
    Sonreia a todo el mundo mientras moria.

    No se en que momento me di cuenta de que no serviria de nada.

    Ahora veo a gente asi y no los culpo, siempre encierramos detras de nuestra hipocresia algo triste y terrible que nos hace escudarnos en ella. Aunque no todos, por lo general si.

    Un beso.

    Pd.- De los dientes de vampiro, te dire que estoy deseando de volver a verlos en cuento pueda.

    Sobre todo los de Edward Cullen.
    Y algun que otro licantropo que no esta mal tampoco. Seguro que no sabes ni de lo que te hablo. Jaja

    ResponderEliminar
  57. Ojala hubiera un lugar tan lejano donde pudiéramos huir de todos estos enemigos que nos asolan de día y de noche, y que tocan a nuestras puertas incesantemente y desean entrar y con ellos la tormenta.

    La hipocresía que sentimiento y decisión que lastima tanto el alma de los seres humanos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  58. No existen las verdades completas, lamentablemente para algunos y para goce de otros, la verdad se da siempre con medias tintas... y depende más del que la escucha que del que la emite.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  59. que cosa tan desagradable la hipocresía. Antes me asstaba. La temía. Hasta que descubrí que la mejor manera de vencerla se encientra no en enfrentarla sino en ignorarla. Siendo abierta y sincera, se me ha olvidado que existe. Algunasveces se asoma y me atemoriza, pero luego me acuerdo que no me puede conquistar porque l destesto y es la antítesis de mi...

    ResponderEliminar
  60. seguro q encontraste un buen lugar

    ;-)
    besos

    ResponderEliminar
  61. a veces la hipocresía puede ser una arma de “cortesía”
    a veces el intercambio es signo de un distinto poder

    cuando nace y crece el interés
    el arma se convierte de doble filo
    y el poder se mide con el tener

    … queriendo o no
    nos vemos girando en ese círculo
    o bien ser “bichos raros” excluidos de él

    cada cual elige su lugar

    petonets

    ResponderEliminar
  62. Muy lejos han debido irte para huir de ella.

    Besitos

    ResponderEliminar
  63. Pues yo creo que los hipócritas, interesados, arrivistas, falsos...son mucho peores que los vampiros.
    Pero si has logrado escapar de todos esos especímenes, estaría bien nos dieras la receta
    Un abrazo grande y tierno

    ResponderEliminar
  64. No se puede huir...se esconde de mil maneras distintas...

    Un besito de buenas noches toro

    ResponderEliminar
  65. Ahhhhhhh quiero ser el comentario 69 ;-)

    ResponderEliminar
  66. Esa es otra de las palabras que me gustaria desterrar de mi vida...
    Cuando la veo pasar cerca de mi... trato de ahuyentarla de alguna manera... no quiero vendarme los ojos... pero si pudiera huir de ella, lo haría, solo que y para no ser HIPOCRITA... creo que es casi imposible!!!
    Esta vez... coincido en el poema de tu perfil... a mi tambien me gustaria amputarme algunos recuerdos... habra algún especialista???
    Si conoces alguno, pasame los datos si???
    Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  67. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  68. Buena metáfora, Toro: gran metáfora...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  69. Vollllviiii!!!
    Que bonito quedó el cambio de muebles en tu casa...
    Me gusta... esta muy acogedora sabias???
    Dan ganas de quedarse un ratito a hacerte compañia!!!
    Bechioosss miles again... !!!

    ResponderEliminar
  70. Y qué te dirás cuando te alcance?, ¿que te alegras de verla?, ¿que no la saludaste porque ibas con prisa?, ¿que la llamas pronto?

    Disfruto tanto con este blog como con sus comentarios. Ahora, a saber si soy sincera o no Me buscaré el mordisco, por si acaso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  71. Imposible huir de la hipocresía, está por todas partes. Muchas veces disfrazada.
    t.e.
    Besos
    anamorgana

    ResponderEliminar
  72. La mejor forma de conocer de la hipocresía es sufrirla. Es un doloroso proceso de aprendizaje.
    Creo que es imposible alejarse de ella.
    Hay tanta necesidad de agradar en este planeta...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  73. A veces es lo mejor. Y no por ello eres cobarde, sino todo lo contrario un valiente.
    Aunque ten cuidado... porque también a veces nos salen colmillos sin quererlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  74. Difícil huida... ¡Nos tienen rodeados! Quizás el refugio esté dentro de nosotros mismos, nuestro castillo.


    un abrazo

    ResponderEliminar
  75. me gusta¡(el poema)
    la hipocresía la detesto, y no puedo con ella,la mejor forma de luchar contra ella es la sinceridad, aunque te tachen de algo peor.
    un besazo

    ResponderEliminar
  76. Creo que a muchos nunca nos hablaron de hipocresía... queríamos ser de piel y alma.

    Pero eso no viste, es dificil vivir desnudo.

    Te llenas de mordiscos, arañazos y ...cicatrices.


    Un abrazo Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  77. TODOS SOMOS HIPÓCRITAS...

    ResponderEliminar
  78. Está muy bien eso de huir bien lejos de los hipócritas. Yo también lo intento pero es muy difícil, siempre terminan engañándote. Pero mira tú por donde que no me disgusta eso de alejarme de los dientes de vampiro...Seré masoca?
    Buenas noches Sr.Toro

    ResponderEliminar
  79. La hipocresía se mastica, huele, te atrapa...y me alegro que no te alcanzara, porque así tus palabras siempre llegan directas, claras desnudas de falsedades y mirando a la cara.
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  80. como dice una persona un poco más abajo,a veces no tienes más remedio que utilizar la hipocresia para no ser descortes con la persona que ves cada dia

    Precios poema

    Bona nit

    ResponderEliminar
  81. Huir mentalmente y de corazón...

    Buen remedio ante la hipocresía que nos rodea, haciéndonos girar a su antojo.

    Tragando saliva para no responder a sus dentelladas.


    Estupendo poema, con un título que le va a la par!

    Toro Salvaje, nada... nada... de hipocresías y dientes de vampiro!

    Que te toque poco...!

    Pero sí mi saludo.

    ResponderEliminar
  82. Podemos evitar la hipocresia...creo que si. Pero tambien hemos participado en ella alguna vez.
    Mentiritas "blancas", esquivos, proteccion. A mi me provoca mucha inigestion. Pero ciertamente a algunos les queda mucho mejor. Siento que termino siendo el vampiro que chupa su propia sangre.

    Besos grandes,
    Aglaia

    ResponderEliminar
  83. Muy Bueno!! y si son como vampiros de energía , hipocresía y falsedad que cosas feas del ser humano, pero se puede enfrentar yo creo que con sinceridad porque no se la esperan!

    Un beso

    Noe

    ResponderEliminar
  84. Lo bien que haces oara que no consuman tu sangre!!! espectacular amigo, un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  85. Se logra algo de tranquilad huyendo mentalmente y acabando físicamente con los hipócritas...jajajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  86. Te adoro Toro, que placer da leerte, si quieres clàvame los dientes!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  87. Y como se huye de la hipocresía, aún en esos kilometros de distancia me han dicho que hay dientes de vampiro...:(
    besos querido mio!

    ResponderEliminar
  88. La Hipocresia

    Hoy esta triste mi corazón
    al saber que a los que consideras
    tus amigos te traiciónan
    te dan la puñalada por la espalda
    y luego de frente es otra cosa.


    La hipocresia es el mar
    de las personas...
    y mas cuando ellas
    dicen ser tus amigos...

    Amigo es algo especial
    por que en ellos
    tu confias...

    buscas un amigo especial
    el cual tu valoras y ellos le da igual
    a ellos no le importa

    Hablan de ti por la espalda
    sin saber que tu lo sabe
    eso no es amistad
    es hipocresia repugnable.

    si quieres una linda amistad
    tratala con cariño
    tu no sabes cuando
    necesitar
    la mano de un amigo...
    la mano
    sincera
    leal
    la mano verdadera
    de un amigo.

    pòr eso te digo a ti
    deja ya la hipocresia...

    se valiente de verdad
    extiende tu mano amiga
    pero hazlo de verdad
    no con hipocresia...


    dedicado a todas
    los que dicen ser tus amigos

    y en realidad lo que hacen
    es finjir contigo...

    Madeline(autora)

    Toro, lamentable, pero así es,
    lo que nos puede ayudar es tratar de ser siempre honestos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  89. destilas rabia e impotencia y te entiendo perfectamente porque cuando lo descubres el mundo ya es distinto, tú también

    ResponderEliminar
  90. Con 11 años, el maestro Benito me dijo que la hipocresía era pintar la fachada, con ayuda de los vecinos, y no cuidar su propia casa. Lo entendí y por eso mi pseudónimo ('nick') es mi nombre y soy fácilmente rastreable.
    Muchas veces huir, ante la adversidad, es darse la vuelta y seguir avanzando, en vez de detenerse y ejercer de hipócrita.
    P.D.: Los vampiros sólo se encuentran en América y no chupan la sangre; la lamen.

    ResponderEliminar
  91. http://www.youtube.com/watch?v=xAMkM44uDgM

    Besos Toro (con abrazo)

    ResponderEliminar
  92. Hipocresía y dientes de vampiro son un maridaje perfecto, pues ni de hipócritas y vampiros podemos librarnos por mucho que huyamos y esa es, ay, la desgracia de esa huida sin escapatoria de la que hablas.

    ResponderEliminar
  93. Pues dí que si, que les den!!!!!!!!!!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  94. Y puede saberse dónde te llevo tu huida??

    La hipocresía es una ¿pandemia? y lo de los vampiros es por la peli esta que vuelve locos a los jovencitos "Luna nueva"

    Un saludo cordial

    Tinta

    ResponderEliminar
  95. me mordieron esos dientes!!!
    nadie tiene que contártelo,
    los ves y ya sabes

    yo te dejo un besazo sin colmillos

    ResponderEliminar
  96. Tiene un punto bonito este texto, no se como explicarlo, pero me siento identificada con lo de las visitas espaciadas de los familiares y este tipo de cosas. Hay mucho vampiro suelto, y no del sexy follador que sale ahora en todas las pelis y series que aun tira que te va,jajaja. Así que si tu has ido (de lo que no me cabe la menor duda) olé tu.
    Me he puesto al día con todas tus entradas. Me encantó el gato sin pelar y los alcoholizados de viernes.
    Me encanta tu blog, ya te lo he dicho verdad? jajaja.

    Me alegro muchísimo de que te gustara mi canción, enserio, más viniendo de ti :)

    ResponderEliminar
  97. Uffff...potente relato Toro, ya lo creo...muy potente...supongo que no hablas de las "mentiras piadosas" a las que se refiere Sabina y en tal caso, la hipocresía es un arma de doble filo, pero los dientes de vampiro lo son más. Un consejo "indiferencia" ante la hipocresía y "ajo" contra los vampiros... ;)

    Un abrazo y te invito a dar unas "caladas" conmigo...

    Besos.
    Arwen

    ResponderEliminar
  98. HIPOCRESÍA. En la boca retorcida/ la hipocresía viaja/ con impaciencia feroz/ buscando el momento impune/ para arañar la mejilla/ que horas antes besaba.

    Qué exacta definición!

    Otra forma de darle dimensión a una actitud que, las más de las veces, aceptamos.

    El beso de Judas, sin duda.


    Que tengas un buen día, lleno de todo y vacío de besos judaicos!

    Gracias!

    ResponderEliminar
  99. Y has conseguido escapar de ella??..Porque por desgracia es como un cáncer que se extiende y en nada la tienes viviendo al lado..
    Un beso muy dulce

    ResponderEliminar
  100. Desgraciadamente existen eso aves de mal aguero, y esas mascaritas tan desagradables.
    Besitos

    ResponderEliminar
  101. Idealizar aquello que no existe para crear una falsa afinidad es una perversa costumbre social.
    Vaciar, chupar, robar lo que uno dispone es una pretensión que va más allá de la envidia.
    No me extraña que huyas de ambas.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  102. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  103. No seamos hipócritas...
    esa mala amiga nos acompaña a todos casi cada dias...
    Creo q todos fuimos hiprócritas alguna vez.
    Muy bueno Toro!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  104. ¿Encontraste algún lugar a salvo? Yo, por más que lo intento no lo encuentro. Mándame una postal desde allí. Besos

    ResponderEliminar
  105. Por mucho que quieras alejarte de ella, siempre te alcanza. Ella y los dientes de vampiro estan por todas partes y hay que ser muy perspicaz y estar alertas para no dejarse embaucar...o morder.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  106. haces, hiciste bien, yo igual, cdo infelizmente la descobri, hui, hui, huyo...fantastico como escribes,
    beso

    ResponderEliminar
  107. a veces me alcanzan y me quedan el alma y la mirada con alguna herida, si.

    besos

    ResponderEliminar
  108. Y has hecho bien porque de la hipocresía cuanto más lejos mejor, aunque para convivir en sociedad, siempre hay que aguantar una pequeña dosis, no queda otra.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  109. Vivir en la diversidad me ha ayudado en la vida.
    Mi vida tambien tiene durezas que el tiempo de tanto golpe construyó.
    Hoy, puedo elegir
    Hoy los reconozco--- y tambien les doy su lugar.
    Veo tu sello, el dolor...a través de él descubres tu genialidad...y por eso te quiero y te admiro Xavi!

    Ali

    ResponderEliminar
  110. ¿Y pudiste huir? Vayas donde vayas, habrá. En mayor o menor medida.

    Un beso

    ResponderEliminar
  111. hipócrita
    pecado y error
    quien libre de él esté que lance una piedra

    sin duda tu texto es todo un exorcismo para ese ente que nos corroe y nos aniquila silencioso

    ResponderEliminar
  112. has tomado la decisión correcta: huir.

    saludos.

    ResponderEliminar
  113. Qué dificil es no toparse con la hipocresía. Me parece que ni huyendo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  114. Torito me puedes decir donde es?? ese tan lejos por que aunque yo huya lejos parece que no es suficientemente lejos.Tengo uans ganas locas de toparme con un pocod e honestidad y con bocas con ortodoncia..



    Mariella

    ResponderEliminar
  115. TE AMO OJITOS...Y eso no es HIPOCRECIA.

    ResponderEliminar
  116. Yo he intentado no serlo y juro que sin querer aveces peco de ello.

    Hay situaciones en las que se te obliga a mantener una compostura. Cuando realmente quieres atacar y sacarles los ojos a algunos.

    ResponderEliminar
  117. Hola... ahora tenes que entrar a mi blog por transformacionespoéticas...

    gracias.
    besos muchos.
    Espero encontrarte como siempre por alli... muakkkkkkkkkkkk
    :)

    ResponderEliminar
  118. Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

    Beso

    ResponderEliminar
  119. Siempre esta,y duele ver que tan cerca esta de nosotros.
    Me gustaron tus palabras.
    Un abrazo amigo...

    ResponderEliminar
  120. Es lo mejor que se puede hacer: crear distancia respecto a los hipócritas y a quienes tienen dientes de vampiro.

    Buena estrategia.

    Besos cercanos.

    ResponderEliminar
  121. La hipocresía es a la sociedad lo que la ropa para nosotros, nos protege y calienta...es una sociedad la nuestra muy muy protegida por ese ropaje, por esa hipocresía. Haces bien en huir mentalmente y de corazón ...pero piensa que estás desnudo y te puedes hacer daño o faltarte el calor...la hipocresía ayuda a mantener a cada uno en su sitio y de forma confortable...pero Toro, es un hecho que tú no has nacido para eso, lo demuetran tus escritos de rebelde sincero.Admiro esa fiereza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  122. No es fácil enseñar a diferenciarla, la teoría no es suficiente.... Lo mejor son las prácticas, ahí comprendes enseguida la sutil diferencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  123. Yo estoy huyendo de ella.. sabes??... duele saber q la gente q quieres es hipocrita...
    un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
  124. ¿Hay alguien que no sea hipócrita?.
    Me doy asco pensando en tener que sonreir a algunos, apretar las mandíbulas para no decir lo que me sale de dentro. Cada uno está "pillado" por algo, en mi caso por atender a mis hijos.
    Todos somos hipócritas Toro, aunque no lo reconozcamos,
    Besos

    ResponderEliminar
  125. A veces la adornan de mil maneras, que si por educación..., que si por no hacer daño..., que si por no discutir..., etc., pero como la mona, la hipocresía, por mucho que la vistas de seda, hipocresía se queda.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  126. Siempre creí que pasaba de los hipócritas...que me daba igual los Judas...pues no, amigo, uno no tiene suficiente para dejar de asombrarse... siempre aparece algo que te muestra que no los tenía calados a todos los que eran...
    Un besito.
    Los vampiros me gustan un poco más... por eso del cuello... ;)

    ResponderEliminar
  127. ¿Y qué tal se sobrevive en ese ambiente?

    ResponderEliminar
  128. ¡Ños! qué delicia, me abrazo yo también a los dos...

    ResponderEliminar
  129. Mientras hayan seres humanos en el mundo,habrá hipocresía.Por eso me gustan tanto los animales porque actúan así como son y no engañan nunca.

    ResponderEliminar