17 de noviembre de 2009

UNA TORMENTA MAGNÍFICA

El mundo necesita una tormenta magnífica.
Que el agua llegue a los balcones de los edificios oficiales.
Que suba por las escaleras y entre en los despachos.
Que arranque a los sinvergüenzas de las sillas
y que se los lleve con toda la furia posible
golpeando sus inmundas cabezas contra las paredes.
Que los arrastre hasta las cloacas
y que las ratas acaben con ellos
con sus carnets de partido
con sus manos ladronas
y con sus almas corruptas
devorándolos hasta el tuétano de los huesos
en un admirable acto de canibalismo.

141 comentarios:

  1. Que quienquiera que fabrique tormentas magníficas te oiga. Pero que te oiga ya.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. OTOÑO URBANO.

    Apenas lo veo./
    En la ciudad las estaciones/
    se detectan por la temperatura./

    Los árboles en la ciudad/
    se vuelven locos./

    Se les caen las hojas en verano/
    y florecen en invierno./

    Están desquiciados de cemento y humo.

    sin duda el otoño es una mágica estación , para esta lectora , la mejor de todas:=)

    ===============

    las tormentas arrasan con todo lo bueno y lo malo
    no hacen diferencias, las diferencias las hacen quienes elijen a sus representantes.
    por allí parte todo,y eso es una piedra que nos hace tropezar reiteradamente

    besitos de luz torito
    gracias por pasar

    ResponderEliminar
  3. La virgennnn Toro!!!
    Se van a quedar los despachos vacíos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico Toro. Casi la puedo ver.

    Lástima que no nos caiga esa breva.





    John W.

    ResponderEliminar
  5. Yo ma habria contentado con lo de la ola, que me parecio fabuloso. Lo de las ratas es un poquito extremo, pero no puedo negar que hay quien se lo ha ganado a pulso.

    ResponderEliminar
  6. jolina...qué enfadado estás.
    Así no queda nadie. Todo vacío.
    Besos Toro, cálmate un poquito cielo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Viva el diluvio universal a la moderna!
    ¡Agua!, ¡agua que lo limpie todo!

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que arranque a los sinvergüenzas de las sillas y que se los lleve con toda la furia. Que caiga esa tormenta, en la camara Diputados y de Senadores de mi país.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. pero solo a los politicos... bueno y a los asesinos y pedolfilos...

    ResponderEliminar
  10. Hola Toro Salvaje,

    Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, pero eso tal vez es obvio.

    Admiro la fluidez, simplicidad, aparente facilidad, con la que narras tu pequeña historia.

    ¡Un fuerte saludo!

    ResponderEliminar
  11. Una tormenta de la se'n acabarien lliurant, com sempre. Parlem de tormentes, oi? :)

    ResponderEliminar
  12. Y LOS VAMOS A METER A TODOS EN EL MISMO SACO?
    ...........
    ACUERDATE QUE TODO LO QUE DESEAS PARA LO DEMAS DE INFINITAS FORMAS SE TE DEVUELVE.
    BESOS Y TE QUIEROS PARA TI AMIGO.
    MAR

    ResponderEliminar
  13. Y LOS VAMOS A METER A TODOS EN EL MISMO SACO?
    ...........
    ACUERDATE QUE TODO LO QUE DESEAS PARA LO DEMAS DE INFINITAS FORMAS SE TE DEVUELVE.
    BESOS Y TE QUIEROS PARA TI AMIGO.
    MAR

    ResponderEliminar
  14. Sí, una tormenta magnífica. El problema es que no duraría para siempre (o sí?) y en ese caso la raza humana se las ingeniaría para destruirlo todo otra vez, moralmente, violentamnte, hasta que una nueva tormenta los vuelva a arrasar.. Y el ciclo no tendría fin. Aunque pensándolo bien, qué pasaría con los poetas como vos? Qué pasaría con los niños, que aún ocnservan su inocencia?
    Cariños!

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, podrías escribir una buena novela o un buen guión basado en esto eh...

    ResponderEliminar
  16. Tranqui que el 2.012 está a la vuelta de la esquina

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Más que un poema es un alegato, ojala el dios del trueno Thor te oiga y lance su furia contra el congreso, la Zarzuela y la Moncloa.
    Quizá así al tocarles de cerca serian más sensibles
    Gran post Raging Bull
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. y que deje la tierra limpitaaaaaaaaaaa asi volvemos a poner semillitas :)

    ResponderEliminar
  19. Oye Toro....
    Contigo, por las buenas ¿eh?
    :-)

    Guapo Toro....guapo Toro...

    :-)

    Besos ji ji
    muchos mmuchos eh?

    ResponderEliminar
  20. Pero amor mío,
    por qué castigar a las pobres ratas así ???

    Un beso tan magnífico como tormentoso, Torito.

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué Dios te oiga, hijo mio!
    ¡Qué Dios te oiga!

    Reza 4 Ave Marias y todo se solucionará.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. ...Y nos deje una brisa fresca y olor a tierra mojada.
    Amén

    ResponderEliminar
  23. Toro, Creo que todos ellos tienen "Bunkers". O como se diga.
    Y pagaríamos los débiles como siempre.
    Te he entendido es una metáfora.
    Gracias guapo por estar aqui.
    Cuídate que la vida es bella,en mi próxima entrada te lo demostraré, no se cuando será porque estoy magullada, pero pronto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Y después todo en calma, como tiene que ser después de la tormenta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Qué bueno sería que una hubiera una epidemia provocada por un virus que sólo atacara a los deshonestos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Sea la tormenta nuestras voces. (y nuestros votos, o no votos)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Una exhalación y más que exhalación, pero llama más al odio que al amor y por ello no puede ser buena, no a mí juicio, pobre juicio.

    ResponderEliminar
  28. Siiiiii¡¡, que estalle ya.

    La ira de TORO. No comprendo cómo a alguien le pueda extrañar la Santa Ira de Dios.

    Besos querido.

    ResponderEliminar
  29. Ouchs!!! sería una tormenta tremendamente purificadora!!
    besos querido mio!

    ResponderEliminar
  30. Yo la llamaría una tormenta perfecta, y que arrase todo, como las lluvias tardías.
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Cuanta razón, Torito!

    Que se desate ya la dichosa tormenta!

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. esa sería realmente la "Tormenta Perfecta"

    ResponderEliminar
  33. Quizás ya empezó esa "tormenta"...
    y pocos se dan cuenta de lo silenciosa y desvastadora que "es".

    Por cierto... me fascina el misterio
    de las tormentas.
    Ninguna se parece a otra... quizás sea eso.
    Aunque describir una tormenta en palabras(sólo una)sería maravilloso.

    Un abrazo

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  34. Y bailemos Toroooooo, bailemos la danza de la lluvia y las tormentas perfectas!

    Jajajajajajá! hoy estás bravo!

    Besazo Salvaje!

    ResponderEliminar
  35. ¡Interesante tormenta!
    je, je

    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Una tormenta magnifica, pero, sabrá discernir? No arrastrará también lo bueno. Es que las tormentas tienen eso, que no eligen...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  37. Soberbio Toro salvaje, enserio. Me ha encantado. Eres un artista!!

    ResponderEliminar
  38. Como nos quedemos esperando señales del cielo lo tenemos crudo...
    Lo que hace falta es que la gente honrada de un paso al frente y se involucre.
    Muchas veces tenemos lo que nos merecemos...

    De cualquier forma, gracias! para cambiar algo hay que empezar por la voluntad de hacerlo...


    Besos

    ResponderEliminar
  39. Firmo cada una de las palabras que tan bellamente has usado para construir el poema. Falta haría algo así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


  40. chisssss!!!!!!!!!!!

    Cuidado que puede haber un topillo infiltrado y se encargen un arca con cargo a las arcas para salir a flote de las cloacas.

    Jaaaaaaaa.......... Si la hay quiero verla en directo !!

    Yo no rezo torito que muchos han implorado a Dios... yo creo en otro tipo de justicia, tiempo al tiempo todo llega
    besitos

    ResponderEliminar
  41. Acá en Buenos Aires ya está lloviendo... ! Diluvio por doquier... a ver si a los nuestros les da por enjuagarse un poco la boca!!! Maradona ya está temblando, arrepentido, y la Presidenta pingüina anda encargando madera, mucha.
    Coincido con una de tus lectoras... ¿qué culpa tienen las ratas?
    Me alegro de poder leerte de nuevo, toro. Ojalá se te despejen las broncas mañanas y la esperanza te brille más.

    ResponderEliminar
  42. y con esos pensamientos, ¿no seremos todos iguales?
    Con esos deseos no nos dañaremos? es una cadena si hay agresor es porque hay agredido, si alguien domina es por que alguien se deja dominar.....
    Pues adelanté esa tormenta.....No podemos quedarnos callados, pero la violencia y los odios engendran violencia y odios. jo
    Besitos y amor, oye que lo entiendo, lo entiendo, pero duele es doloroso....

    ResponderEliminar
  43. Por favor, por favor, que la tormenta tenga su epicentro en Buenos Aires.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  44. Pero una tormenta de cojon y bomba!!!
    Por lo del canibalismo no hay problemas, Justiniano lo mismo hace un estofado de gato que un politico de mierda al Jerez!!!
    Estos politiqueros asquerosos se han atado las sillas para que no se les mueva a ninguno, pero tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover a cantaros...

    ResponderEliminar
  45. Toro, será que si danzamos al ritmo de tambores, podamos hacer que caiga?

    Ojala que sí!

    Un beso tronado y abrazo apretado para vos
    MUACKS!



    *estuve sin internet, pero al fin quedo, sigo por aquí :)

    ResponderEliminar
  46. Me gusta como lo acabas,...


    ...en ese fantástico último verso.





    Un beso no, o sí, atormentado.




    B.N.C.X.

    ResponderEliminar
  47. Si amigo Toro, si porqué está claro que nosotros ya no podemos hacer nada ni con nuestro voto, ni con nuestra voz. Nos han arrancado la palabra, nos han robado la fuerza, se han autonombrado señores de la democracia y ya no hay nada que hacer. No nos engañemos. Solo nos queda la calle, las pancartas, los gritos y las carreras, como cuando hace años, muchos años algunos decidimos por lo menos salir a correr y a intentar terminar con el dictador. No lo logramos solo con nuestras carreras delante de aquellos grises que apaleaban, pero ayudamos a que la situación se le fuese de las manos a aquel gobierno dictatorial y represor.
    Hoy estamos atados de pies y manos. Hay que buscar alguna salida para no morir en la asfixia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. Totalmente de acuerdo, aúnque no dudes que se lo montarán para que caigamos nosotros. Esto seguro.


    Agur un saludo.

    ResponderEliminar
  49. TORMENTA MAGNIFICA¡¡
    ¡que llueva, que llueva la virgen de la cueva, los pajarillos cantan....¡¡¡
    ya te digo¡
    un besazo con cariño

    ResponderEliminar
  50. ¡Agua que purifique!

    ¡Que llueva, que llueva!

    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Buenos deseos, si señor...¿es ya Navidad?...

    Besossss

    ResponderEliminar
  52. Quiero verlo, igual que tú. :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Es genial la pasión y la fuerza con la que transmites, igual que el agua en estado furioso... arrasas el conformismo en el que a veces nos acomodamos!
    Y si... que se los lleve el agua, que limpie la inmundicia pero no que no deje salir más ratas...

    ResponderEliminar
  54. Un Rabo de Nube...Un barredor de tristezas.. como dice Silvio, creo que ese día llegará, como todo, tiene su tiempo.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  55. Otoño urbano.
    Es que las junglas de cemento confunden a la naturaleza...Supongo que tanto como a mi...

    La tormenta no esta nada mal... pero que salgan a flote los honestos... confio en que algunos deben haber todavia... Por el bien de todos!!!

    Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  56. Siii Toro que se los lleve urgente y que nos perdonen las ratas por la indigestión!

    Besos

    Noe

    ResponderEliminar
  57. Si sucediera....quisiera decir adios con la manita a unos cuantos mientras se los lleva la corriente. jijiji

    ResponderEliminar
  58. te has pasado un pelin Xavi. Pareces Justiniano!!

    No dudo que algunos lo merezcan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. De acuerdo Toro.

    El mundo necesita de esa tormenta magnífica pero, mientras tanto, es preciso que actuemos nosotros.

    De muchas puertas tenemos nosotros las llaves.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  60. TORO,mejor un huracán desatado,un tornado airado y un tsunami enfurecido.
    besos.Mj:)

    ResponderEliminar
  61. En verdad que si se necesita una tormenta o un maremoto, para sensibilizar a muchas persona que no se acuerdan del que no tiene.
    Seria deseable que una tormenta de felicidad nos sorprendieran sin avisar, y todos pudiesemos disfrutar

    Bona nit

    ResponderEliminar
  62. Wow que manera mas sutil de bajar la taza de habitantes en el planeta, cuando suceda me lo recuerdas, no quiero estar de invitada en la sala del cenado, me gusta soñar tonteras de vez en cuando, tengo tiempo libre pero no lo pierdo de esa forma jajaj besos Toro …!!!

    ResponderEliminar
  63. ...y si es posible que esa lluvia sea mundial!

    UN beso Torito!

    ResponderEliminar
  64. Has vuelto a hacer cambios Toro, cada día que entro noto un cambio distinto jaja ¿o es que me lo parece a mi?

    Una tormenta que se lleve a los corruptos, a los que hacen tanto daño, a los que se aprovechan de los más débiles... y que sirva, a su vez, para limpiar el alma de todas las personas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  65. Hay tormentas q si son muy necesarias!!!....
    puede haber una q tambien devore los recuerdos del alma???
    un beso grande!!
    TQM

    ResponderEliminar
  66. Esa tormenta magnífica me gustó muchísisisisimo para arrancar a varios sinvergüenzas de sus poderosas sillas, pero qué pasaria con la otra parte del mundo que tiene sillas comunes, de esas simplitas sin nungun lujo?
    Yo quiero una tormenta inteligente que detecte quien tiene que ir a la cloaca y quien debe quedarse en la tierra sembrando flores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  67. Dia de furia! Para Toro, tormenta para el mundo, pero selectiva, hay mucha gente buena.

    ResponderEliminar
  68. Yo lo haría extensivo a la inseguridad de mi país. Pero a ellos nunca les toca.

    Te noto disgustado... ¿O me equivoco?

    ResponderEliminar
  69. que esa tormenta se forme de viento y libertad

    ResponderEliminar
  70. Magnífica!!!!!
    Aqui también vendría bien una tormenta de esas!!!!!!

    Cuanta alegría traería!

    ResponderEliminar
  71. Que arrase, limpie y desaparescan, pero que quede los que utilizan sus manos para construir caminos limpios y libertades con esperanza sobretodo respetando a los demás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  72. ojala esa tormenta magnifica pase tambien por México.

    un abrazo, hermano

    ResponderEliminar
  73. Trato de no desear mal a nadie, pero en esta te apoyo, habrá algún político que no sea corruptible?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  74. Eso, y que empiecen sin prisa por el pito!
    Salud

    ResponderEliminar
  75. Pues mira, Toro, por una vez estoy totalmente de acuerdo. Sé que no debería ser así pero...
    Besos

    ResponderEliminar
  76. Vamos Salvaje todavía, te hago el aguante a full!!!

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  77. ¿Nada más? Me parece poco... pero bueno :)

    Me encantó, estoy de acuerdo.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  78. me parece una idea genial, ¿a dónde hay que ir para contratar esa tormenta?

    ResponderEliminar
  79. Creo que lo expresa PATO está implícito en tu poema ya que la tormenta solo arranca a los sinvergüenzas y usas una imagen literaria.
    La corrupción pública considero que es un reflejo de la social y en consecuencia deberían ser arrastrados ciertos banqueros, empresarios, militares y pueblo llano.
    Espero que no vuelva el canibalismo a nuestra sociedad y que la justicia actúe con prontitud y que sus veredictos no se midan tanto en tiempo de pena como en devolución de lo robado.
    De todas formas la queja que emites la comparto.

    ResponderEliminar
  80. Si, por favor, que llueva, que el agua limpie todos los rincones y arrastre la suciedad. Que tras la tormenta, el aire quede limpio y transparente.

    ¿Cuanto crees que durar´´ia?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  81. Genial Toro, bien podría ser un Tsunami, pero no necesariamente que arrase a la población inocente, sino a los cerebros que aniquilan libertades y absorven el poder ;)

    Besos y cuando tengas un momento pásate por este link que te dejo, por que hemos creado un juego y nos gustaría contar contigo si te apetece claro:
    http://versoscalados.blogspot.com/2009/11/palabras-encriptadas.html

    Besos.
    Arwen

    ResponderEliminar
  82. Se acabaría el mundo, después de estos vendrían otros, y mi larga experiencia me dice que, al final, la mayoría acaban siendo unos sinvergüenzas, una verdadera pena, quizá sea demasiado excéptica pero no sé..., ojalá tuviese arreglo.
    Besos, Toro.

    Voy a revisar por ahí abajo, creo que tengo algún Justiniano pendiente.

    ResponderEliminar
  83. Y digo yo que a ser posible, se pase por las sedes centrales de los bancos y que un huracán espectacular, succione esas mentes apoltronadas en sus sillones de dioses con pies de barro.
    una sonrisa

    ResponderEliminar
  84. Sería fantástico Toro, pero si
    nos llega el agua nos arranca a
    todos de la silla, buenos y malos,
    no seria mejor que les llegue
    SOLO a ellos la gripe A y que
    paguen por sinverguenzas?.
    excelente

    Feliz semana
    un abrazo
    RMC

    ResponderEliminar
  85. que venga ya una tormenta como esa... ¡que alivio sentiríamos muchos!

    biquiños,

    ResponderEliminar
  86. Me gustan tus post, tan equilibrados y desequilibrados a la vez.
    Pasaré por aquí seguido. Besos desde Copenhague.

    ResponderEliminar
  87. Que alguien oiga esta llamada a la limpieza.
    Besos querido Toro
    anamorgana

    ResponderEliminar
  88. Gracisa toro. Era más que nada una reflexión, yo siempre estoy bien,ajaja.

    mua!

    ResponderEliminar
  89. Sí. Comparto. Este fin de semana, con amiguitos tomaremos por sorpresa un banquete en el mercado.

    ResponderEliminar
  90. Tormentas a doquier, que arrasen todo el mal, que limpien...
    que se pueda respirar. Que llueva, que llueva sin cesar.

    Besos tormentosos

    ResponderEliminar
  91. SUPER OTIMO y cuanta razon tienes!!! si, pena nuestra impotencia en poder hacer todo que dices...
    abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  92. En cualquier momento Torito, en cualquier momento se le cumple su deseo como que sigamos asi...

    Un beso grandeeeee!!!!!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  93. No desesperes, ya llegará el día.

    ResponderEliminar
  94. Siiii,¡bailemos la danza de la lluvia,invoquemos al trueno!!!
    Tu poema es como la tormenta que invocas, irrumpe magnífico en el corazón.Besos admirados,replicante***

    ResponderEliminar
  95. Mas salvaje que nunca.

    Bravo!!!

    sALUDA Liliana.

    ResponderEliminar
  96. Mas salvaje que nunca.

    Bravo!!!

    sALUDA Liliana.

    ResponderEliminar
  97. uffffffffffff fuerte tormenta, has mezclado todas las cosas....

    Pero no te olvides que lamentablemente siempre algo que arraza, empuja a lo bueno también... dificil encontrar el equilibrio...

    Peroooooooo como metáfora e ilusión y grito de cambio está buenísimo.


    cariños.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk
    :)

    ResponderEliminar
  98. Toro: Abandona cataluña. Es un lugar podrido. Vente a Madrid. Aqui la crisis no se nota, hay optimismo y prosperidad. Y el dia que echemos al puto zp, va a ser la leche.

    ResponderEliminar
  99. Paso a saludarlo y para decirle que el poema recitado por Susana es hermoso le felicito,no quería dejarlo pasar por alto.

    Reciba un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  100. Yo necesito una de esas tormentas.. para aplacar el silencio.

    Besos

    ResponderEliminar
  101. No sé si una tormenta bastaría... son tantos que lo mismo necesitamos un diluvio y tó!

    Besos que se los lleva la corriente!

    ResponderEliminar
  102. Eso sería justicia poética ;)

    Un poema muy muy bueno.

    Haces versos más largos últimamente, ¿no?

    Lluvia de besos,
    Mun

    ResponderEliminar
  103. Con que limpiase las almas , sería sufuciente.Lo demás vendría solo.
    un beso

    ResponderEliminar
  104. Tesoro, ¿no te quedarán entradas de primera fila para gozar del espectáculo?
    Resérvamelas

    ResponderEliminar
  105. Toro, queria decirte que el martes pasado hablé de tu blog en la emisora de radio,sé que no necesitas publicidad pero sabes que me gusta mucho como escribes y me gusta compartir lo que creo que vale la pena.

    Me enviaron varios mails dandome las gracias por tu blog y el merito es solo tuyo.
    Una de tus fervientes seguidoras me decia que eres adorable,le debes un beso a Arantza Guinea de Flotando en los versos.
    Gracias de nuevo por permitirme hablar sobre tu blog.
    Besitos.
    Cris

    ResponderEliminar
  106. OH MY GOD!! Sabes lo que creo cariño? que pasada la tormenta las ratas sobrevirian y volverìan a hacer lo mismo, es increìble como tienen tantas vidas.

    Muchos besososssss, gloria

    ResponderEliminar
  107. Yo no podría decirlo mejor, estoy completamente de acuerdo en todo lo que dices, yo les prendía fuego a todos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  108. Y si no puede ser una tormenta, que tal una gran hoguera? :-)
    un abrazo

    ResponderEliminar
  109. Sr, sra o srita Toro (ya que no lo conosco): sólo tengo una certeza de su nombre: que usted tiene cuernos. Por lo tanto, ¿para qué invocar una tormaneta, si usted tiene armas naturales?

    Que daría yo por un par de cuernos (los de verdad, no ppor producto de un engaño de mi novio... por supuesto)para barrer de verdad con esa estirpe... aunque no lo haría público, sería la mejor poesía (aunque sí me gustó esta tormenta)

    Saludos respetuosos señor, señora y/o señorita Toro

    ResponderEliminar
  110. Señor.
    Sin ninguna duda.
    Y a no ser que haya un imprevisto, inesperado e improbable cambio de planes así será para siempre.

    ResponderEliminar
  111. FE de Erratas

    En vez de tormanenta, debe decir tormenta

    :P

    ResponderEliminar
  112. La revolución en todo su violento y expiatorio esplendor.
    Ësa que hace falta, la necesaria.

    La que tú describes tan estupendamente, Toro!


    ( También LAS RISAS son necesarias, incluso en la compañía de la muerte.)

    Dos saludos!

    ResponderEliminar
  113. Si eso ocurriera, las ratas del mundo iban a reventar de un atracón, me temo. Te aplaudo.

    ResponderEliminar
  114. Oh!...Bendita esa tormenta!!!!!...y qué limpio se queda el aire después!....me encantan desde siempre las tormentas, cuanto más estrepitosas mejor.......y ésta, ¿dejaría también tan limpio ese aire corrupto del que hablas!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  115. Tu mente sigue funcionando a mil revoluciones. No se me habría ocurrido mejor tormenta para sacar a las ratas de sus despachos!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  116. Me has dejado sin habla. De almas corruptas sabemos mucho en Barcelona.
    Felicidades por tu blog. Me quedo en él, con tu permiso.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  117. RISAS.

    Todas aquellas risas/
    que nos iluminaron/
    vendrán a despedirse/
    al mismo nicho/
    donde reirá la muerte.

    siempre y cuando nosotros conservemos sus lazos, a veces se rompen y el olvido y el silencio son los grillos de todo acto final

    besitos toro
    ojalá las risas que he conocido me acompañen al final

    ResponderEliminar
  118. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  119. si
    sería magnífico, Toro

    de verdad

    un abrazo

    ResponderEliminar
  120. Lo malo es que si se produjera esa tormenta, antes de llevarse a alguno de esos indeseables se llevaría a muchos justos.
    Aunque puestos a imaginar, podría ser una tormenta selectiva.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  121. Si, por favor una buena limpieza... que llueva a cántaros
    http://www.goear.com/listen/8772fbe/A-cantaros-pablo-guerrero
    Besos

    ResponderEliminar
  122. Y seguro que habrá otro Noé también Xavi, seguro...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  123. Llegará ese día. Creo que hay dos caminos: uno es la tormenta magnífica llamada revolución y el otros es dejarlos hasta que se coman entre ellos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  124. Llegará ese día. Creo que hay dos caminos: uno es la tormenta magnífica llamada revolución y el otros es dejarlos hasta que se coman entre ellos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  125. Creo que te estás volviendo justiniano... ¿has visto 2012? ¿crees que un apocalipssis de nada podríaa arregar essssto?? Escéptica soy

    ResponderEliminar
  126. entonces sería una vorágine...estaría bien... creo que sí.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  127. ¿Ves?.... por eso hay que seguir luchando.
    Bss.

    ResponderEliminar
  128. La lluvia con su vocación de limpia. Una buena temporada de huracanes es lo que atraviesa este país, pero hay culos demasiado bien pegados al asiento...

    ResponderEliminar
  129. Así debería ser pero lamentablemente antes de llegarles el agua por los tobillos a esos personajes,nos ha cubierto a todos los demás.
    Y me acuerdo del Titanic donde se salvaron los que tenían que haber caído antes.

    ResponderEliminar