22 de noviembre de 2014

MANICOMIO 92

El inspector de salud
está supervisando el manicomio
con cierta intranquilidad
debido a los catorce locos
que caminan pegados a él
repitiendo todo lo que hace y dice.

64 comentarios:

  1. Toro hermoso, repasar lo perdido me ha tomado un ratito, entre alfileres negros, caminos sin rumbo, dejado de lado en un mundo al que no perteneces, ni yo tampoco.
    Y esas vidas anónimas, que bien sabes reflejar el dolor de cada instante.
    El inspector que no tenga miedo, esos locos són inofensivos, los hay más peligrosos en la calle.
    Te deseo un buen fin de semana, con un fuerte abrazo, hay otro para mí? Gracias.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Claro que hay abrazo Ambar.
    Abrazo lleno de cariño para ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias hermoso corazó, de melón dulce, bonito y noble.
    Para cambiar...Besosssssssssssssss.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Lo que hacen no es el problema, es lo que piensan.
    Eso sí que intranquiliza.

    ResponderEliminar
  5. Pon la (N) en el corazón, que se me ha pasado de largo.
    Besos y abrazo, para que no falte de nada.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. yo soy una de esas locas que caminan pegadas a él.......repetimos una y otra vez.....menos cuando va al baño y se encierra....jajajajaja!!!......no sabemos que hará???

    Feliz sábado.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego, es para mear y no echar gota :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Chan chan chan chan...
    ...se masca la tragedia...

    Muackkkkk

    ResponderEliminar
  9. Locura a la catorceava potencia.



    Besos Inspec digo mi Toro

    ResponderEliminar
  10. Entonces parecerán loritos jajaja, pero también los hay sueltos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¿ estará enfermo el inspector?

    Besos locos.

    ResponderEliminar
  12. Catorce locos que se volverán cuerdos con el inspector salud... Monos a tu estilo, pero no los he bordado, tu estilo es más...original. Un abrazo

    ResponderEliminar

  13. Ya lo imagino...

    Beso...

    :))

    PD: A ti y a los otros trece... ¡pobre inspector! Peligra su salud... física y, sobretodo, mental... :P

    ResponderEliminar
  14. No quería inspeccionar? Pues eso, a inspeccionar locos!
    Qué esperaba encontrar?

    ResponderEliminar
  15. Hola Xavi!!!!
    Y qué quería el inspector que hicieran??, si están en un manicomio!!!!
    Abrazos con mi cariño!!!!

    ResponderEliminar
  16. He visto -mentalmente- la escena y era graciosa. Mientras sigan haciendo lo mismo que él y no hagan de las suyas.

    ResponderEliminar
  17. Pues describe bastante bien la realidad ;)
    Besos***

    ResponderEliminar
  18. El inspector de salud debería estar más que tranquilo,
    ninguna mente tan lúcida y sobre todo sincera como la de los locos.

    Quizá debiera espabilarse él y todos y ponernos a imitarles todos a ellos :-)


    Muchos besos y feliz finde lokito!


    Cachis! no jugaste a la rayuela, debes practicar más a la pata coja :-)

    ResponderEliminar
  19. ¿Continúa?

    No me hizo gracia ------



    ------

    Jajaja



    Mentira!!!


    Buen fin de semana !! bicho


    :)

    ResponderEliminar
  20. Ya se puede llevar cuidado el inspector...
    Un abrazo Toro.
    Y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Siendo de salud no hay peligro, esa locura bien puede envolver una gran ola de sana felicidad...
    ¡¡¡Besitos con repetición a catorce voces!!!

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Pues que no se confíe demasiado el inspector, Toro. Que mira que los locos son imprevisibles.

    ResponderEliminar
  24. El inspector está muy bien acompañado...

    jajaja.

    Besos Toritolindo.

    ResponderEliminar
  25. te prometí que volvería a buscar una sonrisa por aquí. Y por fin la encontré.
    Menos mal.....

    ResponderEliminar
  26. Claro, quien les lleva la contraria a semejante séquito.

    No quisiera estar enfundado en su bata.

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Encima que le siguen e imitan se mosquea. Cuánta ingratitud.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Dile de mi parte que duerma tranquilo hoy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. N'han entrat 14 clons seus al metro. Jo hi era i els he vist. Tots ascoltaien lo aipod :-)

    Un petó metropolitanu (s'ascriu aixines?) :-D

    ResponderEliminar
  30. Bueno, pueden bailar la conga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Pues eso…borregos alienados, siguiendo al pastor. Prefiero ser oveja negra. ;)

    Besos y besos

    ResponderEliminar
  32. Hay que ver si los que repiten son los locos...
    un abrazo, Torito

    ResponderEliminar
  33. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 39

    Catorce vidas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Jajajaja, en todo caso son locos no peligrosos.

    ResponderEliminar
  35. *por la calle andan diciendo
    'poco nos llevamos todos'
    menos los inspectores. Estos, miran y miran y vuelven a mirar.

    abrazos

    ResponderEliminar
  36. (carcajadas) vengo de alfileres negras llorando de pena y caigo en tu manicomio 92 y sigo llorando pero ahora de risa.

    Muy bueno.

    jajajaa.

    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  37. Pobre hombre,jajajajaja
    cariños buen domingo

    ResponderEliminar
  38. Los locos son menos peligrosos que el fijo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  39. quizás lo que el supervisor debiera hacer es hablar con esas personas, no?, porque siguen siendo personas. ;) seguro que se le quitaba el miedo.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  40. Entonces no estarán tan locos, o no estará tan cuerdo él.. besos

    ResponderEliminar
  41. Los catorce lobos se acercan cada vez más, porque son los vigilantes que dejarán al inspector entre los muros del centro. Por siempre.

    Un beso y buen domingo.

    ResponderEliminar
  42. Que oportunidad de convertirlo en un paseo socrático se ha perdido.

    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Mmmmmm jajajajajajaaj... y mi Terremoto donde está?

    Besitos de luz mi toro bello

    ResponderEliminar
  44. Mientras no se contagie y lo tengan que internar a él también...
    Buen domingo, Torito, con un besazo.

    ResponderEliminar
  45. Dile al inspector que mañana lo supervisaré yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Buenísimo.
    Acabas de darme una idea, 14 locos para seguir a cada presidente's.

    ResponderEliminar
  47. Uno de los catorce locos, el de éste año, se ha agarrado a la cola del viento porque la nube casquivana era encantadora.

    ResponderEliminar
  48. Bueno siempre es mejor hacer el trabajo en compañía que en soledad.
    Besos

    ResponderEliminar
  49. Yo pronto tendré una
    en mi personal manicomio
    como me asusta tener que escucharla.
    Lindo poema creo.
    Besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  50. No me gustaría ser inspector ahí, la verdad. Biquiños!

    ResponderEliminar
  51. Me ha encantado la imagen, los 14 pegados al inspector... también me genera preguntas
    abrazo

    ResponderEliminar
  52. Que buena inspección ha tenido, al menos ha estado entretenido el hombre...

    Echaba de menos al Manicomio...

    Muchos besinos Toro!!

    ResponderEliminar
  53. Más o menos como en la "vida cuerda y lúcida"...

    Bss

    ResponderEliminar
  54. Me los imagino y me haces reir, besote

    ResponderEliminar
  55. Los locos agradecen una visita del colega. Saludos

    ResponderEliminar