4 de julio de 2020

4 DE JULIO DE 2020

Los sábados ahora
amanecen destripados.
Son sacos de tiempo
apilados en la estantería
de los futuros sin entusiasmo.
Se les ven las costuras
desde que la luz
empieza a besar las ventanas.
Y costura a costura
me alejo casi sin querer
de esta mañana enterrada
y voy retrocediendo en el tiempo.
Recuerdo sábados
de respiración entrecortada
por la ilusión deslumbrante
de mis primeros partidos de baloncesto.
Dónde habrán ido a parar
aquellos latidos de mil colores
que iluminaban los rincones más oscuros?
Dónde habrán ido a parar
aquellas horas sin hijos
que buscaban un niño que las quisiera?
Nunca lo sabré.
Después vinieron sábados
de estepas infinitas de tristeza
donde los fantasmas
de la familia arrancada
me olvidaban desde bastante lejos.
Cuando volví a la vida
y se hizo cargo de mi cuerpo
el pirata que no quería puertos
ni reinas de los mares
los sábados eran inventarios de horas mágicas
donde los teléfonos desfilaban
con números vestidos de hermosos corazones.
Fue pasando el tiempo
y los sábados se hicieron mayores
y empeoraron poco a poco su salud intrépida.
El pirata que me habitaba
empezó a arrastrar cadáveres de sábados
por el cementerio de los días que nacían muertos.
Los teléfonos se arrugaban
y sus números enfebrecidos y cansados
empezaban a mostrar síntomas de un tiempo que acababa.
Murió el pirata.
Murieron los teléfonos.
Murieron sus números tan soñadores.
Y la vida fue plastificando los sábados hasta volverlos insípidos.
Intenté resucitar al pirata.
Herví los plásticos de los sábados.
Acuné sus horas como si fueran las últimas horas de todo...
Pero nada sirvió.
Un mal día de marzo los sábados felices me dijeron adiós para siempre.
Desde entonces vagamos por este mundo muerto el fantasma del pirata y yo.

42 comentarios:

  1. Una maravillosa biografía llena de vida pese a los sábados muertos.
    Besos***

    ResponderEliminar
  2. Los sábados se fueron haciendo mayores, y ahí quedaron, siendo ahora deslucidos, ajados, medio tramposos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. El poema del perfil, certero,como siempre***

    ResponderEliminar
  4. Escribes con el corazón hecho pluma, que rasga los tejidos del alma hasta hacerla sangrar.

    Los sábados no resisten tu mirada punzante y nostálgica a un tiempo, las agendas caducan, a veces resisten un repaso y algún teléfono que allí se encuentra provoca una sonrisa y despierta sueños de antaño.

    Lleva este sábado al mar y sumérgelo en las aguas del Mediterráneo.

    Tus versos espabilan mi alma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Buen sábado amigo. Hermoso poema el de la derecha. El plástico de las sábados no lo quemes amigo, mejor recíclalo, los plásticos no se destruyen y el reciclar nos hace a todos bien, igual el pirata se convierte en quin gran capitán de los mares. Bueno, mejor te dejo...
    Besicos muchos. 😘😘🌹🌹

    ResponderEliminar
  6. Un precioso poema, Xavi.

    No diré nada del contenido, porque el continente me parece una pasada.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Entusiasmo. Ése es el quid de la cuestión. Fallan las ilusiones y el ánimo cae en picado.
    Qué diferente es la vida cuando falta motivación.
    Escribes bien ¿ lo sabías ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también echo de menos aquellas expectativas que le hacían especial ...

      Eliminar
  8. Uau!
    Cambia de barco anda
    Te deji6el mío unos pocos de amaneceres
    Y alguna tarde lustrosa
    Pero no te acostumbres
    La tierra firme no es para mí
    Ése tuyo huele a estepa y poco a sal y luna

    ResponderEliminar
  9. Bueno, tienes los viernes por la noche...

    A lo mejor no te puedes quejar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Insípidos e iguales, así son los sábados.

    ResponderEliminar
  11. Os piratas não costumam ser fiáveis, não.

    >Besos y buen finde

    ResponderEliminar

  12. Para mí son descanso y refugio de lo que me persigue y acosa de lunes a viernes...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...

    🥀

    PD: Tú, con tus versos, suavizas y haces más hermosos... los días y las horas... 🐚

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito el poema de la derecha, no lo había leído.

    Torito, espero que tu sábado mejore con las horas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta y admiro la sinceridad con la que escribes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hoen día no se diferencian de los domingos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Parece que no pasa nada, pero pasa de todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hablar de piratas un 4 de julio no está mal.

    Esta media noche por acá se podrá ver un eclipse parcial de Luna.
    ¿Tenés algún secreto para espantar nubes?... sino me temo que me o perderé

    ResponderEliminar
  18. Cuando se impone la realidad, esta nos aplasta sin compasión, POeta.

    Mil besitos con cariño para ti y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
  19. Un poema magnífico, que no quiero empañar con palabras.
    Una maravilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Me da pena que tenga que ser tan triste algo tan bonito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Y sigue el gran poeta.
    :)
    Gracias, por compartir tus poemas.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Los poetas no son instrumentos apagados, todo lo contrario. Los poetas alzan su lámpara en medio de la noche para alumbrar las conciencias, y cuanto más negro el panorama, más nos hacen falta. Despiertan el canto del pájaro que llevamos dentro del pecho (...) Su voz pone el dedo en la llaga, y al mismo tiempo es una caricia".
      (Amancio Prada)


      ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♫ ♪ ♫ El cantar tiene sentido ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫

      Eliminar
  22. Una maravilla de poema Xavi!
    Besitos para tu noche

    ResponderEliminar
  23. Esto que escribiste es hermoso...
    Escribir es arriesgado
    si escribes con tu sangre
    si escribes con tu vida
    si escribes con tu muerte
    cada poema es una herida
    que mana su desconsuelo
    y en ocasiones su alegría
    escribir es morir mil veces
    y resucitar más muerto
    escribir es vivir mil veces
    y suspirar por el cielo
    escribir es hundirte a ciegas
    en tus propios infiernos
    quedarte pálido y seco
    morir palabra a palabra
    hasta quedarte sin aliento.

    ResponderEliminar
  24. Definitivamente, me gusta lo que escribe, señor escritor
    Abrazo

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado mucho,piratilla de sábados entristecidos.

    Y respecto al perfil...
    a veces leerte es vivir palabra a palabra
    hasta recuperar el aliento.

    Un beso grumete.

    ResponderEliminar
  26. Sábados maravillosamente muertos. Un gusto en leerte nuevamente toro salvaje .. te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Hola torito, así va cambiando la vida, los sábados eran días que mis hijos esperaban impacientes porque el que hubiera cumplido con buen comportamiento durante la semana decidiría que haríamos ese día. Donde comeríamos, a dónde ir, levantarse tarde, sin escuela, ahora todos los días son iguales, se acaba la emoción. Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hablando de sabados, hace seis meses atras llega viernes el viernes y todo era alegria...... llegaba el fin de semana!! ahora todos los dias son iguales sin visitas, sin familiares sin sabados.....
    Muy sentidas tus palabras Toro
    te dejo mi beso y mi abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Un reflexivo poema amigo Toro, me voy pensando en tus letras.. mientras te dejo mis saludos.

    ResponderEliminar
  30. Por mas que se estruja la vida, leerte hace que cualquier día, cada día sea mejor.

    Besos animalito.

    ResponderEliminar
  31. Hola Torito. Así es la vida, se van quedando muchos amigos y personas queridas y lo que antes hacíamos los sábados pasa al saco de los olvidos.
    Espero que ese pirata sepa naufragar y convertir los sábado y otros días en buenos veleros que lleguen a buen puerto.
    Abrazosssssssssssss pirata triste

    ResponderEliminar
  32. Sí,ese día de marzo,además de las pocas ilusiones que nos quedaban de cara al sábado,murieron otras muchas cosas que,aunque en el fondo estaban ya moribundas,a nosotros nos convenía creer que aún estaba vivas.Esos días de marzo fueron un tortazo de realidad que nos despertó a todos del sueño del hombre-poder, rey de todos los mambos.Fue un baño de humildad para una especie que nació sin alas pero que se creía que podía volar más alto que los pájaros sin pagar tasa alguna.
    Me ha encantado este poema-biografía,realista como la vida misma.

    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  33. Este poema es de antología.
    Es un poema lleno de matices y verdades. El paso del tiempo, con sus luces y naufragios, metido en sábados.
    Me ha encantado y conmovido.

    Bss.

    ResponderEliminar
  34. La memoria archiva los recuerdos y el corazón los traduce...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.