8 de enero de 2006

19 DIAS Y 500 NOCHES

Una rágaga de música diluvió espléndida
llenando el aire de colores y sueños dulces
ni ánimo explotó en millones de confettis
mis pies giraban giraban giraban imparables
tributando un patético reconocimiento regio
al autor impagable de la rumba milagrosa
de esos ripios mágicos tiranos verdaderos
que esconden secretos de claroscuro corazón
que revelan pasiones conocidas y olvidadas
que iluminan en arco iris mil momentos
y un dolor.

9 comentarios:

  1. Es mi dioxxxxxx, le adoro

    Dijo hola y adiós,
    y el portazo sonó
    como un signo de interrogación,
    sospecho que así
    se vengaba, a través del olvido,
    Cupido de mí.
    No pido perdón,
    ¿para qué? si me va a perdonar
    porque ya no le importa...
    siempre tuvo la frente muy alta
    la lengua muy larga
    y la falda muy corta.

    ResponderEliminar
  2. Cool blog, interesting information... Keep it UP film editing schools

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo. Sabés que adoro a Joaquín. Y esa canción es perfecta.

    ResponderEliminar
  4. sabes que Sabina cuenta mas de Mi que cualquier otro artista?

    ainssssss

    ResponderEliminar
  5. Ha era una canción…ok ahora me quedo claro jejej…

    ResponderEliminar
  6. las músicas de nuestra vida que retratan nuestras verdades y nuestras miserias.

    ResponderEliminar
  7. 27/07/12

    Déjà vu...

    "No sabía muy bien por qué estaba enfadado.
    ¿Qué le pasaba con ella?
    Ni siquiera sabía si estaba enfadado...
    Ni qué le pasaba a ella con él..."

    Un beso de "esos"... al doblar la esquina...

    :)

    ResponderEliminar
  8. El flaco me ha acompañado siempre en mi recorrido por esta vida.

    Era mi poeta favorito hasta que empecé a leer al poeta de la vida.

    ResponderEliminar