8 de enero de 2006

LA CASA

Todos mis preciados recuerdos
duermen en el sueño de la casa
allí reposan mis primeras imágenes
mi madre muy joven siempre cerca
mi padre alto lejano delgado
mis abuelas vestidas de posguerra
con el paso del tiempo mi hermana
más tarde dos hermanos gemelos
vecinos animales amigos familia
historias que olvidar no quiero.
Dos lágrimas caen melancólicas
recordando todos aquellos años
mi infancia ya exterminada
mi adolescencia tan añorada
mi juventud tan seca y dura
después la casa se me alejó
con mi ansiada independencia
afortunadamente siempre esperaba
para darme refugio de dolores
con mi madre rigiendo el timón
y mis tres hermanos amaneciendo
al mundo inhóspito e inevitable.
Ahora la casa permanece muerta
abandonada en la indiferencia
solamente habitada por sueños
de todos los que la quisimos
gobernada por la larga ausencia
de ecos de risas y tristezas
de la memoria de todos nosotros
de nuestras fantasías y tinieblas
regida por el espíritu amable
de quien siempre mandó en ella.

13 comentarios:

  1. Te estoy releyendo como si fueses un libro. Me asombras

    ResponderEliminar
  2. Qué dulcemente nostálgico es este poema. Tan evocativo. Y tan real, me pareció estar viendo a todos esos afectos dando vueltas por la casa. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  3. Como duele tu dolor…quisiera abrazarte, mejor tu me abrazas a mi, mis lagrimas hoy son libres.

    ResponderEliminar
  4. Quería comprenderte mejor y mira donde me encuentro, no he podido continuar sin expresarte mi cariño, una y tantas veces como haga falta.
    Si supieses lo identificada que me siento con tus palabras (desde el inicio) ...
    No es malo añorar pero con una pequeña sonrisa esbozada en tu cara, mirando adelante, siempre adelante.
    Solo te te puedo ofrecer mi más grande de los abrazos

    (me has enganchado Torito)

    ResponderEliminar
  5. 02/08/12

    “El cuerpo sabe.
    El cuerpo no ha olvidado todavía
    la dirección del sol:
    Hará la casa cerca del mar...”

    (E. De Andrade)

    Un beso de "esos"...

    :)

    ResponderEliminar
  6. Esta poesía me hace llorar, Xavier, Un beso para tu corazón .

    Siempre llevarás esa casa dentro de tu corazón, seguro.

    Un abrazo Grande.

    ResponderEliminar
  7. Una coincidencia, tengo hermanos gemelos menores que yo, y una hermana mayor...

    Recuerdos añorados, de una infancia que no se olvida, y muchas veces quisiera volver a ella...

    ups, de repente se me aguaron los ojitos.

    Un abrazo enorme y un besito de luz con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  8. Todos los lugares tienen ALMA, nosotros se la damos con cada acción...
    La casa envuelve y nosotros a ella...
    Nos cobija y nosotros le damos vida.

    ResponderEliminar
  9. Todos los lugares tienen ALMA, nosotros se la damos con cada acción...
    La casa envuelve y nosotros a ella...
    Nos cobija y nosotros le damos vida.

    ResponderEliminar
  10. Me pasa lo mismo con la casa en la que me crié y que ahora está muerta, la recuerdo tal como tú lo has descrito, la misma sensación. Es muy triste . Intento dilucidar tu edad jajaja , supongo que unos pocos años arriba o abajo como yo, por lo de las abuelas postguerra, los 30 años de la foto. Yo también hija primera de tres hermanos. Más jodido aún lo tuvimos, eh??, pero yo más por ser mujer, que lo sepas :P

    ResponderEliminar