28 de noviembre de 2018

LA GRAN ESTAFA

La gran estafa
fue no advertirnos
que la vida acababa
antes de los treinta años.
Que el resto del tiempo
ya no era vida
que lo que venía después
era una agonía larga y deprimente.

48 comentarios:

  1. hay quien lo ve así ,y hay otros que renacen a partir de ella ;)

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Depende de las vidas y las épocas, hay quienes empezaron a vivir a partir de los 65 o 70.

    Todo es relativo.
    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Para mí se acabó a los treinta y dos, la amenaza de cadalso fue inminente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Toro. Yo creo que no, pero claro yo hablo desde mi experiencia. La vida es vida mientras la disfrutamos. Cada persona la disfruta de una manera. Hay quienes desde muy jóvenes tienen sus vidas muy limitadas. La vida no es un camino de rosas, pero es a nosotros a quienes nos interesa o no cambiarla. Deseo que tu vida sea lo más agradable que puedas o quieras sentir. Mi padre con 86 años aun disfruta de su vida a su manera. Con limitaciones pero aun la disfruta.

    ResponderEliminar
  5. Perdón, se me olvidaron los abrazos

    ResponderEliminar
  6. Mi abuela me lo decía continuamente pero entonces yo estaba muy ocupada en mis cosas "Mija salta y brinca ahora que puedes...".
    Me lo aplico ahora que todavía hay olas que saltar.
    Besitosss

    ResponderEliminar
  7. No lo advierten porque cada uno cuenta la fiesta como le va. Hay infancias que tiene de todo menos juguetes.

    ResponderEliminar
  8. En verdad lo que pasa es que a los 30 años cavernícolas el cuerpo ya estaba caput y aún no se ha enterado que en los 2000 tenemos 40 años más de farra. Mierda.

    ResponderEliminar
  9. Yo empecé a disfrutar a los treinta y pico. No volvería atrás. Mi padre es un jubilado feliz, mucho más feliz que hace treinta años. Todo depende de uno, la mayoría de las veces.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. No existe el tiempo, tan solo las circustancias por las que debemos transitar... y en ese transito, lo agradable o lo desagradable no creo que dependan de la edad del sujeto agente-paciente, sino de su habilidad para ordenar, ponderar y superar dichas circunstancia en el épico quehacer de esta vida cuyas leyes naturales cada vez son más artificiales...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me estás diciendo que la vida acaba? De verdad? Y aún no he llegado a los 30 :P

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Anda mira ! Tuve un profesor ( médico ) que marcaba la frontera exactamente a la misma edad.
    Inapreciable al principio, llega un punto en el que el tema coge carrerilla, sí. Pero qué prisas, coins !

    ResponderEliminar
  13. No, no, no. De eso nada.
    Discrepo
    Besos, Toro

    ResponderEliminar

  14. No sé qué decir...
    será que ya estoy resignada...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... sin fecha, ni tiempo.

    XL

    ResponderEliminar
  15. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO. Me niego a creerte.
    Pat

    ResponderEliminar
  16. Eso no lo veo yo así....

    ResponderEliminar
  17. No nos engañemos, la agonía empieza desde el mismo momento que nacemos, lo que ocurre es que no somos conscientes de ello.

    ResponderEliminar
  18. Como era aquello de que te mueres a los veinticinco pero hasta los setenta no te entierran.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Gran apunte, demasiado tarde para volver a empezar, ahora toca seguir siendo cobardes. Saludos.

    ResponderEliminar
  20. La vida es bonita pero da palos muy grandes que te cambia todo.

    ResponderEliminar
  21. Aún tienes que llegar a los cuarenta, que es la edad madura de la juventud, y a los cincuenta, que es la juventud de la edad madura (Victor Hugo dixit).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Tampoco la juventud es garantía de felicidad.
    No lo sé. Depende de las vidas.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Como Paloma,yo tampoco lo sé.
    Hay tantas vidas como experiencias.
    Conozco gente que ha empezado a vivir pasados los 30,los 40,etc...
    Pero tú como poeta has reflejado una opción,expresándola certera y eso es lo que cuenta.

    Un beso atemporal.

    ResponderEliminar
  24. Quién sabe cuándo empezamos a vivir!!
    Incluso hay quien no lo hace nunca.Incluso hay quien vive cien años ,todos ellos con humildad.
    Los que nos quedamos,somos rebeldes
    Besucos

    ResponderEliminar
  25. Casi tan grande (la estafa) como la de Disney haciéndonos creer en príncipes azules.

    La vida se acaba cuando morimos o cuando decidimos dejar de vivir. Porque es una decisión.

    Un beso, bastante post-30 y sin embargo vivo

    ResponderEliminar
  26. Tu aun no tienes 30, así que vamos que todo puede ser.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  27. ¿A si?
    Pues yo estoy tan feliz!
    Salud

    ResponderEliminar
  28. "La juventud se desperdicia en los jóvenes".
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. No tiene nada que ver la edad para senrirte viva...o para vivir la vida, además es opcional. 💞

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  30. Muy cierto tu poema amigo Toro..... Opino lo mismo...saludos a la distancia Toro

    ResponderEliminar
  31. Bueno, después de los treinta hay vida. De hecho hasta el último respiro hay vida. Bien es verdad que en declive ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Tengo que reconocer que los treinta años es lo más, pero con la madurez necesaria... ahora no me puedo quejar, hago lo que quiero y cuando quiero, y no por ello me siento mal, además ahora soy más rebelde, y me gusta, jejejeje
    Feliz día toro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Ufff y eso sin hablar de la rodillas, los codos, la espalda...

    ResponderEliminar
  34. Sin lugar a dudas, así es. Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Y lo peor es que algunos todavía creen que vivirán para siempre...
    Besos Gurupoeta.

    ResponderEliminar
  36. ¡Y pensar que muchos no llegaron ni a los 30!
    Hoy ando un poco pesimista y todo lo veo negro o gris, pero también tengo que reconocer que, en la vida, hay ratos buenos que no hemos valorado lo suficiente y los hemos dejado pasar sin darles importancia.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  37. Todas las edades tienen su aquel.
    Abrazos, Toro

    ResponderEliminar
  38. La vida acaba demasiado pronto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Reinventarse… siempre… No queda otra.
    Abrazo grande, poeta.

    ResponderEliminar
  40. No sé las veces que he vuelto a empezar... reminiscencia.

    Mil besitos para tus sueños, poeta.

    ResponderEliminar
  41. Cada etapa creo que es y será importante.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  42. Cuando la palme,si es que hay algún encuentro con los que nos diseñaron (demasiada mala leche para ser solo uno) tengo unas cuantas reclamaciones que presentar, por decirlo suavemente.Besos***

    ResponderEliminar
  43. Huy! Qué bajón... ¿y ahora que hago con esta agonía?
    ¿A dónde queda la Oficina de Reclamos?

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  44. Por eso uso al niño de lupa. Ahora quiero volar como SuperLopez. Me quedo en los nueve años y si le chirría, allá ellos. Da igual.

    ResponderEliminar
  45. Cada cual con sus circunstancias. La vida no se porta de la misma manera con cada ser, entenderlo y respetarlo es lo difícil...
    Y guste o no, es una verdad como un templo, aunque la vida siempre puede llegar a sorprendernos en cualquier momento por más inesperado e imposible que nos parezca cuanto más avanzamos en el transcurrir del tiempo.
    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  46. Deberías de ir cambiando de compañía de seguros XD

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.