19 de octubre de 2017

RECUERDOS 4

Llueve como si se acabara el mundo.
De repente
me alejo de esta ventana
y aparezco en mi infancia.
En una ventana de sábado por la tarde.
Y al otro lado de la lluvia
en la calle vacía y oscura
aparece una vecina
bajo un paraguas medio roto
que el viento quería arrebatarle.
Una vecina amable.
Una vecina simpática.
Se agacha
y acuchilla una tras otra
las ruedas del coche de su marido.
Una vecina que ahora grita.
Una vecina que ruge.
Una vecina loca de celos.
Todavía la veo.
Desgreñada.
Empapada en agua.
Acuchillando con furia
las ruedas inocentes
para retener en casa a su marido.
Después la veo volviendo a su hogar.
Con el cuchillo iracundo colgando de la mano.
No sé si llora.
No sé si es la lluvia o el desamor
lo que se despeña desde sus ojos heridos.
Yo tenía apenas nueve años
y todavía hoy al recordarlo se me hiela el corazón.

47 comentarios:


  1. Hiela el corazón, sí...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...

    PD: Cuídate mucho...

    ResponderEliminar
  2. Vaya con la vecina...

    Cualquiera le lleva la contraria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, un recuerdo que hiela. Me da pena esa escena, pobre muje.

    Un recuerdo que encoge el alma.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Podría ser una escena de una película.
    Lloraría,el desamor y el desengaño juntos traen la lluvia a los ojos.
    Es desolador imaginarla fuera de sí y destrozada a la vez.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Cuando se ciega la ira, los celos, el amor enfermo... eso cala a los ojos de la inocencia.

    Mil besitos, amigo Toro.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me ha parecido la escena de una película.
    Los horribles celos.
    No me extraña que te impactara y que lo recuerdes.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Terrible recuerdo.
    Siento que hayas vivido algo tan duro a tan corta edad.

    Besos a los ojos, también heridos, de ese niño.

    LQVDJ

    ResponderEliminar
  8. Maldito afán de posesión. La fuerza no obliga a querer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Esos malos recuerdos que mas allá o mas acá todos tenemos,mi infancia no fue linda,suerte la vida me recompenso después,abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un recuerdo de lluvia y celos.

    Buen poema. Un beso

    ResponderEliminar

  11. Desgreñado o con gomina, si el celoso hubiera sido el marido, seguro que su cuchillo no se habría clavado precisamente en caucho.
    No es un buen recuerdo en todo caso.

    ResponderEliminar
  12. Déjà vu o Hypermnesia (Hyperthymesia), donde a veces los recuerdos o situaciones parecidas, nos juega malas pasadas

    Pequeños cortocircuitos
    de una mente muy presente
    A veces hacer el cabra
    tiene sus ventajas
    como no tomarte demasiado
    e serio a ti mismo
    y refrescar el circuito
    con algo opuesto
    a lo que representas

    Bye
    lindo torito

    ResponderEliminar
  13. En la memoria vive un ayer que, a veces, llena de escalofríos el hoy... pero a veces lo llena de algarabías de los juegos de la infancia... a veces llueve y a veces escampa... y el cristal de las ventanas tiene el mismo color que el de nuestra alma....

    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Pobres, ruedas, mujer, marido y niño que ve situaciones emocionalmente impactantantes para su ese exceso de melodrama, augura una adolescente llena de claroscuros extremos jjj

    ResponderEliminar
  15. Hay recuerdos de la infancia que se quedan grabados en el disco duro con mucha más nitidez que los de ayer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hay recuerdos que se graban para siempre.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué escena más bien contada!, se te debió quedar congelada en el alma.
    Un beso enorme Toro.

    ResponderEliminar
  18. Con tal de que no usara el cuchillo con su marido...
    Salud

    ResponderEliminar
  19. Recuerdos de los nueve años.
    ¡Cómo pasa el tiempo!
    ¿dónde andará aquella vecina?
    Cojo el paraguas, también está medio roto.

    ResponderEliminar
  20. Es como para no olvidarlo, Toro.
    Hoy ha llovido lentamente y sin parar.
    Ha llovido sobre los vivos y los muertos, sobre las azaleas y la fuente del Potro, y en tu memoria, una mujer que llora desesperadamente reaviva tus recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Los celos son Siempre un mal compañero. Desgarran por dentro y fuera... las ruedas que mueven el verdadero amor... ese primitivo ... a uno mismo.
    Cualquier relación marcada por los celos es rosa marchita en el balcón de desamor, a puertas del ocaso de esa estación.
    Abraz☆ siempre

    ResponderEliminar
  22. Querría retener lo que nunca fue suyo...
    ¡ah! sacude la cabeza y no más recuerdos tristes chico!
    besazo
    Mavi

    ResponderEliminar
  23. Cuántas tonterías y locuras se hacen por "amor", porque los celos no son una señal que se ama, sino de amor propio.
    Qué recuerdo, Torito... imágenes que trae la lluvia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Los celos no son nunca buenos.
    Así no se ama.
    Siento que lo tuvieras que presenciar, Toro, eras muy pequeño.
    Es un buen poema, utilizas las palabras justas, exactas.
    Transmites perfectamente.
    :)

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  25. Qué desgastante dar a otro la carga de hacernos felices, tan desgastante como querer retener al que ya no quiere estar.
    Expectativas, le llaman también.

    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  26. Yo creo que debe haber un borrador de recuerdos tristes y amargos
    Pero en el fondo quiero tener un instala-recuerdos-amargos por si quiero recordarlos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  27. Uno no se hace escritor por nada, muchas veces nace por ese impulso propio de recuerdos extraños o impactantes.

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
  28. Espero que hayas podido dormir bien, porque esos recuerdos son una pesadilla!

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Siempre habrá personas que no entiendan que la voluntad de un ser humano es inquebrantable.
    Lástima, porque sufren muchísimo y también hacen sufrir.
    A otros y otras les da también por la brujería, rosarios,hechizos y esas cosas de otro mundo para ejercer su control.
    Tareas vanas e inútiles donde las haya...

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  30. Que triste recuerdo. Lluvia en la calle y en el alma de esa mujer.

    ResponderEliminar
  31. Nos creemos muy equilibrados, muy serenos en nuestros pequeños altares y no nos damos cuenta de lo fácil que es romper con nuestra pequeña burbuja de satisfacción y mandarlo todo a la mierda con un sólo gesto de pura rabia.

    ResponderEliminar

  32. Mira que ... A ver si el saco bum bum, es una evolución de este recuerdos 4 ...
    Buena ( y bonita ) transformación habrá sido

    ResponderEliminar
  33. Los celos son terribles.
    Besos, feliz día

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué imágenes más truculentas! Me da pena por la mujer,ese tipo de relaciones son de mucho sufrimiento y desgaste.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Hiela el corazón lo que dices...
    Un fuerte beso, Toro poeta

    ResponderEliminar
  36. ufff qué pena tan cruda Torito de 9 añitos. por ella y por ti va una ola de amor

    ResponderEliminar
  37. Lo que cuentas Torito, es para helar el corazón y más, en los ojos y el sentimiento de un niño mucho más. Hay recuerdos infantiles que se quedan ahí dentro como una loza que pesa un quintar. Ojalá no haya más niños que tengan que ver cosas tan dolorosas.
    Besicos muchos niño grande.

    ResponderEliminar
  38. Tantas cosas grabadas en la mente de un niño. Recuerdos lacerantes, imborrables.


    Te abrazo Toro

    ResponderEliminar
  39. Toda una experiencia, de esas que de vez en cuando se abalanzan sobre uno…

    Bsoss miles, querido amigo.

    ResponderEliminar
  40. Yo te invoco San Toro Salvaje, luz y norte de los corazones extraviados.

    Tienes el mundo a tus plantas, acompañas las soledades, revelas la verdad, amputas el dolor de las almas de las gentes. Eres la verdad y la vida. Los corazones están aguardando tu elección, sólo tienes que tomar uno.

    Buen poema, me hiciste sonreír.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Y a mi me trajo este poema el recuerdo de algo parecido, pero fue volcar una lata de pintura negra sobre un coche blanco.
    A lo que se llega...

    Bss.

    ResponderEliminar