7 de octubre de 2017

VIDA Y MUERTE DE UN POEMA

Nace un poema.
Late.
Crece.
Y se aleja
cargado de sentimientos
hacia un horizonte de miradas.
Allí muere
y nace mil veces
viajando asombrado
de corazón en corazón
hasta que el tiempo lo devora.

9 comentarios:

  1. Sí,ese es su ciclo.
    (Aunque hay algunos que escapan a ese destino escondidos en un corazón...)
    ; )

    ResponderEliminar
  2. Hay poemas que jamás mueren, que viven en los corazones de quienes los leen.

    Hay poemas inmortales.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. El tiempo no devoró los poemas de Dante y, del mismo modo, será benevolente con los tuyos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

  4. Mientras haya quien lo sienta, no muere...

    Beso... cabezota... el beso y tú.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Mai el temps devorarà un bell poema.
    Un bes.

    ResponderEliminar
  6. Un hermoso milagro el de anidar en muchos corazones. Un poema, un asombro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Todo será devorado por el tiempo pero hay poemas que tienen muy larga vida.
    Piensa en los de tu amigo Tu Fu, por ejemplo.
    A los tuyos les puede pasar igual.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A veces
    simplemente muere
    antes de nacer

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.